Lavanda: Nombre científico, reproducción, cultivo y más

En este artículo hablaremos de la lavanda, planta muy conocida por su exquisito aroma, hablaremos de sus características, de sus reproducción, de sus cuidados, de sus diferentes usos y muchas cosas más.

lavanda

Lavanda

La lavanda, se conoce también comúnmente como Lavándula, forma parte del grupo lamíaceas, esta familia está conformada por unas sesenta (70) especies, con otras plantas que se encuentran emparentadas por coincidir en alguna características, por lo que el número de especies descritas podría llegar a unas doscientas (200) especies.

La lavanda es conocida por otros nombres como: espliego, alhucema e inclusive cantueso. La lavanda es la flor nacional de Portugal.

El investigador Carlos Linneo describió por primera vez a la lavanda por los años 1753, dando de forma explicita sus características y usos para esas épocas.

Nombre científico

El nombre científico de la lavanda es Lavandulae angustifolia. Este nombre es proveniente del latín: lavándula que deriva de lavandaria o lavándula, pero algunos piensan que éste nombre proviene de las palabras lavar, bañar o limpiar, por los usos que se le daban a ésta planta.

Pero algunos estudios indican que posiblemente ésta analogía anterior no sea correcta, porque ésta palabra puede provenir de las palabras latinas: līvěo y ēre, cuyo significado es envidia o lívido.

lavanda

Familia de la lavanda

La lavanda es parte de la familia lamíaceas, a las cuales que antiguamente se les llamaba Labiatae o labiadas, esta familia está conformada por gran cantidad de plantas que florecen, alrededor  de unos 245 tipos y variedades, entre las cuales se encuentran incluidas casi ocho mil (8.000) especies que pertenecen a esta familia, por lo que éste grupo de plantas es el más numeroso del género vegetal.

Una de las principales características de esta familia se que la lavanda es una hierba que sólo puede vivir un (1) año, máximo dos (2), algunas tienen la capacidad de almacenar, generalmente son muy frondosas, por lo que parecen arbustos de lavanda, poseen tallos bastante largos, la gran mayoría de sus flores poseen un agradable aroma. (ver artículo ave del paraiso)

lavanda

Significado

La lavanda puede tener diferentes significados, como por ejemplo en latín su significado es: lava heridas tanto físicas como emocionales, y tomando en cuenta ésto será su significado. Otro significado se relaciona con su característico color violeta o púrpura, éste color se asocia a reyes y reinas ya por lo que representa elegancia y al mismo tiempo estilo, finura y lujo.

También es color lavanda, representa sabiduría y por este motivo se regalan. La flor de lavanda tiene un significado muy especial, cuando se recibe significa que la persona es de alma pura y que se le tiene  devoción y que se le desea mucha suerte. (Ver artículo significado de las gerberas y sus colores).

Características de la lavanda

La lavanda es una clase de planta que tiene flores y que presenta ramificaciones desde su base, lo que se conoce como plantas sufruticosas, pueden llegar a vivir hasta dos (2) años, el tallo presenta forma cuadrada y en la parte baja tiene muchas partes que parecen hojas, las hojas tienen forma ovalada con la punta alargada, presentando protuberancias que parecen ser dientes o protuberancias con pelillos. Esta planta presenta más de 30 especies.

La principal características de la lavanda es muy conocida su fragancia, que es muy codiciada, porque se utiliza mucho dentro de la aromaterapia, y en algunos países como Francia la utilizan para la elaboración de perfumes.

lavanda

También se utiliza mucho como repelente para los insectos que habitan en los closets y también se utiliza para la elaboración de algunos aceites esenciales que tienen usos medicinales, estas aceites se consiguen destilando sus floraciones espesas.

También hay una clase de lavanda que se encuentra preservada, que se logra al sustituir por completo la savia por glicerina, ésto provoca una excelente conservación de la planta y que se mantenga fresca por años como recién cortada, y por lo general se vende en ramilletes que puede tener hasta 120 ramas y también se utilizan para adornar dentro de las casas.

Aroma de la lavanda

La lavanda siempre ha sido una flor muy codiciada por su indiscutible fragancia, que se puede percibir a metros de distancia. El aroma de ésta planta es un aroma frutal, que se utiliza de mucha maneras, entre las más conocidas: para la creación de perfumes y de aguas de colonia, para la aromaterapia e incluso como aceite esencial medicinal para tratar diferentes dolencias.

Y además por sus propiedades aromáticas sirve como relajante corporal y como estimulante del sueño.

lavanda

Floración de la lavanda

La planta de la lavanda tiene las floraciones que brotan a partir de las ramas o los tallos que conocemos inflorescencia, y esta se presenta en forma de espigas que van a todo lo largo del tallo principal, que puede tener ausencia de hojas y se ubican muy juntos.

Las partes que recubren la parte baja de la flor se parecen a las hojas, estas son llamadas brácteas, son muy distintas en esta especie, porque a veces presentan pigmentaciones de colores y las que se encuentran más altas se diferencian porque tienen forma de corona y su cáliz posee cinco (5) pequeños pétalos de forma triangular, dándole la forma interna a la flor.

La lavanda no posee carpostegio, posee un verticilo interno que parece una boca abierta de color violeta o lavanda típico de esta planta, en ocasiones puede ser de color azul o lila e incluso de color blanco, éste verticilo es el encargado de la protección de los órganos reproductores y de atraer a los insectos para llevar a cabo la polinización.

La lavanda tiene dos (2) pares de estambres, uno largo y uno corto, que sobresalen de la flor con forma de cabeza. El fruto de la lavanda se encuentra formado por cuatro (4) núculas que tienen forma de elipse y de color marrón claro.

lavanda

Distribución

La lavanda se encuentra distribuida de manera amplia por algunas zonas del mundo, como: los archipiélagos en el Atlántico norte, llamadas Macaronesia, en los países Árabes, en el Sur Asia y también en la India.

De esta misma manera se han distribuido en países del continente europeo como: Italia, Suiza, Francia, España, la antigua Yugoslavia, Inglaterra, Chipre, Irlanda, Kenia, Japón, Grecia, Hungría, Tanganica, Bulgaria, Tasmania y en países algunos países de América del sur como son Brasil y Argentina.

Hábitat

Su principal hábitat está en las regiones con climas secos como los que tiene la cuenca del mediterráneo, y también se pueden dar en regiones con climas más húmedos como en Inglaterra e Irlanda, allí se cultiva de forma exclusiva la lavanda Choisel o también llamada lavanda Inglesa.

lavanda

Es importante tener en cuenta que si las sequías son muy largas, esto dará como resultado que disminuya en un 50% la esencia de la lavanda, lo ideal son zonas con climas soleados, laderas y montañas cuyo suelo contenga partículas sueltas y mucha de luz solar y aire seco.

La lavanda también se puede cultivar en zonas donde la altitud sea mayor a los 600 msnm y hasta un máximo de 1800 msnm, pero la altitud promedio más optima está entre los 800 msnm y  los 1200 msnm, es a esta altitud donde la flor de la lavanda puede llegar a producir mayor cantidad de aromas mucho y de excelente calidad.

También se puede desarrollar en suelos que contengan altos niveles de calcio y puede desarrollarse en suelos que tengan un pH muy bajo, pero a pesar de todo esto no necesita de gran cantidad de nutrientes del suelo y necesita poca cantidad de humus, y suelos con gran cantidad de piedras.

Reproducción de la lavanda

La reproducción de la lavanda se puede dar de distintas formas, por medio de la trasplantación o mediante esquejes en cualquier época del año. Por lo fácil que se reproduce, la podemos cultivar tanto en exteriores como en interiores, porque se clonara de manera exacta y presentando las mismas características que tiene la planta madre.

De esta manera podremos tener esta hermosa planta en el lugar deseado, la lavanda es una fuente inagotable de belleza y aroma, posteriormente se puede utilizar para decorar jardines y otra clase de lugares. (ver artículo galan de la noche o jazmin de noche)

Si el procedimiento para su reproducción se realiza correctamente, se pueden llegar a tener suficientes plántulas (nombre que recibe cuando comienza a desarrollarse el embrión), éstas deberán tener buenas raíces para de esa forma poder cultivar de forma correcta la planta de la lavanda.

Si se extraen los esquejes, por ejemplo en el otoño la lavanda cultivada tendrá cierta cantidad de hojas que parecerá un arbusto, igualmente pasa durante el verano, pero si se sacan los esquejes en primavera, estos serán muy pequeños, pero de igual forma se pueden cultivar.

Semillas

Las semillas de la lavanda resultan ser una parte fundamental para realizar el cultivo de esta hermosa planta, si deseas verla crecer desde cero. Estas semillas son bastante pequeñas, inclusive son mucho más pequeñas que un grano de arroz, ésta tienen forma ovalada y son de color marrón.

Generalmente se siembra entre los meses de marzo y abril, su tiempo de germinación ocurre entre 21 y  50 días y su fase de floración dura entre 300 a 330 días luego de la germinación. Pero por medio de la escarificación la fase de germinación es mucho más rápida.

Cultivo de la lavanda

Para el cultivo correcto de la lavanda, debemos tomar en consideración que al ser plantas originarias del mediterráneo deberán cultivarse en regiones con clima cálido y que reciban luz solar directamente.

Por lo que se deben ubicar en lugares donde tenga exposición al sol por lo menos ocho (8) horas por día,  esta una planta que es muy sensible a los climas fríos, por lo que en temporada de invierno deben ser resguardadas del frío intenso.

Es una buena opción plantar la lavanda en el jardín, en áreas que estén protegidas, como por ejemplo cerca de una piedra grande o de alguna pared, para que de esta manera logre mantener el calor y protegerse del clima frío.

El suelo debe tener un buen drenaje, para evitar el estancamiento del agua, porque el exceso de agua no permite que la lavanda se desarrolle normalmente, y hasta puede llegar a morir, por lo que es muy importante que el terreno donde se cultive la planta sea suelto y oxigenado, para que de esa forma las raíces puedan respirar.

lavanda

Otra forma de ayudar a que el terreno tenga un buen drenaje es agregar arena colada antes de iniciar la siembra, para que el agua filtre mejor o también se puede sembrar en un terreno que tenga cierta pendiente para que pueda drenar por medio gravedad, y el suelo no se mantenga demasiado húmedo. (ver artículo flor de pensamiento)

Es importante verificar la alcalinidad del suelo, porque la lavanda no se desarrolla correctamente en suelos con pH bajo, si este es el caso se puede agregar al suelo cierta cantidad de rocas calizas (base a 3 oz por cada pie cúbico).

Se debe escoger el tipo de lavanda a cultivar, tomando en cuenta que la floración va a depender de la zona donde se plante, por lo que se debe conseguir un esqueje en algún lugar cercano al sitio de la siembra.

Existen dos (2) especies de lavanda muy conocidas como son: la lavanda Munstead y la lavanda Hidcote especies resistentes en los ambientes y terrenos secos.

Sembrar partiendo de las semillas no es la manera más fácil para sembrar, porque para que se lleve a cabo la germinación, es necesario hacer una escarificación (proceso donde se moja las semillas con agua caliente, y posteriormente es dejan de remojo por 2 días y luego se refrigeran), después de esto la fase de germinación tardará alrededor de 30 días.

Siembra de la lavanda

Después de la fase de germinación, se inicia el proceso de cultivo, pare el cual debemos saber donde queremos plantar: en el suelo directamente o en maceta. Si vamos a sembrar en maceta debemos previamente escoger un recipiente bastante amplio para que la lavanda pueda llegar a enraizar sin ningún problemas, dejando un margen de tres (3) cm.

Si vamos a sembrar directamente en el suelo, este deberá estar alcalinizado (se puede lograr agregando canto rodado para mejorar el drenaje, estiércol y cal, que actúan como fertilizantes). Se debe regar la planta antes de que se coloque en el hueco, al menos 60 min antes.

Esto es para hidratar la raíz lo cual es muy importante la siembra. Posteriormente se deberá realizar una  poda regularmente para que el aire pueda circular entre los tallos, y de esa forma nacerán nuevas hojas de lavanda para evitar que se endurezca la parte interna del tallo.

Para preparar la raíz para sembrar debemos quitar el exceso de tierra que está pegada a la raíz, esto ayudará a que se desarrolle mucho más rápido y se pueda adaptar más fácilmente. Es en este momento que se procede a colocar la lavanda en el interior del agujero y se cubre con tierra.

Hasta que las raíces se encuentren bien cubiertas, buscando que el terreno quede plano. Si se van a sembrar junto a otra lavanda la separación entre ellas, que se recomienda, es de 1 mt. de distancia, esto es con la finalidad de que el aire circule de forma correcta y permita un buen desarrollo de la planta.

lavanda

Cuidados

La lavanda no necesita muchos cuidados, solamente una vez al año se le puede colocar un poco de fertilizante (mezclar cal con estiércol) y colocarlo en el suelo cuando inicie la temporada de primavera.

También se puede fertilizar ésta planta agregando un poco de solución líquida con base de pescado o una recopilación de algas para colocar al terreno, dos (2) veces durante la primavera. Se debe limpiar regularmente la mala hierba, para evitar que crezca a su alrededor, la mala hierba se puede reducir colocando una capa delgada de mantillo.

Los mantillos se pueden usar como parte de la decoración, existen una gran variedad de colores y formas que se pueden colocar de manera decorativa, sobre la tierra. (ver artículo flor de begonia)

Los mantillos además de evitar que se desarrolle la mala hierba se desarrolle, protegerá a la planta de el clima frío manteniendo la raíces a una buena temperatura. El riego muy importante, éste no puede ser muy extenso ni muy abundante, porque el exceso de agua evita que se desarrolle adecuadamente la lavanda y hasta puede provocar su muerte.

La poda ideal se debe hacer con tijeras especiales, es muy importante saber que se debe podar más o menos de la mitad del total de la planta, porque de esa manera se promueve el crecimiento y al mismo tiempo no se incrementa demasiado su follaje.

Es muy importante tomar en cuenta que si la lavanda es podada en exceso esto causará que se detenga su desarrollo. Si la poda se hace de manera correcta se evitara que al tallo se desarrolle incorrectamente, para hacerla más agradable a la vista: tupida y frondosa, además se deben retirar las hojas marchitas para que la lavanda crezca de forma adecuado.

Si se quiere recolectar las flores, se recomienda hacerlo cuando las flores que se encuentran más bajas empiecen a abrirse, ese es el momento exacto de su belleza y de su fragancia, las flores se deben cortar desde su unión con el tallo. Para elaborar un ramillete de lavanda, se deben recolectar cerca de cien (100) flores y amarrarlas, y colocarlas colgando boca abajo en un lugar oscuro o con muy poca luz por unos quince (15) días.

Pero si lo que quieres es utilizar la lavanda para decorar, lo ideal es colocarlas en un jarrón con agua, sin que las raíces queden bajo el agua, esto provocará que se caiga la planta mucho más rápido y el tallo se pudra. En resumen, la planta lavanda debe tener fertilizante en el suelo, riego moderados durante la primavera y más abundante en verano, y se encuentra sembrada en macetas, estas deben tener agujeros  para que pueda drenar el agua de forma adecuada.

La lavanda se puede cultivarse al aire libre sin importar la época del año, pero se le deben dar los cuidados necesarios cuando llega el frío invierno, si la lavanda no está en el interior de la casa o en algún sitio en el que esté sin resguardado. Se deberá aplicar algún tipo de pesticida suave, si es víctima de algún tipo de plaga.

lavanda

Ubicación

No hay un lugar específico, más bien, un lugar que tenga las condiciones necesarias. Esto se refiere a que tanto en una maceta (que debemos elegir con mucho cuidado: necesita tener alrededor unos 35 cm de diámetro) como en el suelo directamente, es posible cultivar la planta de lavanda y poder disfrutarla.

Lo que sí importa es que la planta tenga buena ventilación, lo que debemos calcular cuando las sembremos, debemos hacerlo a cierta distancia y calculando el espacio que ocuparán cuando se desarrollen. De esta manera, podrá desarrollarse con toda normalidad, sin molestar el desarrollo de sus vecinas.

Además, es esencial, que la lavanda pueda recibir la luz del sol directo por lo menos por unas seis (6) horas al día. Un buen motivo para evitar, plantarlas en terrenos, donde hayan árboles que le puedan robar la luminosidad.

lavanda

Poda

La poda de la lavanda es importante, pero no debemos confundir la poda con la recolección de sus flores (para fines decorativos o, inclusive medicinales). Cuando llega la primavera o el otoño (siempre se debe hacer antes o después de la fase de floración).

Lo que más se recomienda es hacer una poda pequeña poda que nunca debe superar la mitad del tamaño total de la planta. Gracias a la poda, estaremos ayudando a estimular el desarrollo de ramas nuevas y también de sus flores. (ver artículo clavel chino)

Esta misma poda se deberá realizar en las plantas de lavanda que se encuentren dispuestas para crear un cierre o borde, con una diferencia: que además de podar la planta de alto, se tiene que podar en el contorno (para darle la forma deseada, y que el cierre continúe la misma línea estética).

Abono

El abono de la planta de lavanda más bien se desaconseja, como un buen arbusto rústico, no es muy exigente en relación a la calidad del terreno y el exceso de fertilizante puede llegar a causar que la floración pierda un poco de su potente aroma que tanto la caracteriza.

Pero si el suelo en donde se encuentra sembrada es muy pobre o para los casos de plantas sembradas en macetas, es recomienda agregar antes de la floración una cantidad mínima de solución fertilizante.

El riego

Por su carácter rústico, la planta de la lavanda silvestre es capaz de soportar inclusive temporadas con ausencia de agua. Pero, es necesario durante los meses de desarrollo, donde debemos darle un riego moderado. Cuando se realice el riego, debemos evitar mojar las ramas y las flores, porque si se mojan se corre el riesgo de que proliferen hongos en la planta.

En los meses de frío, se debe espaciar el riego y los haremos en las horas más calurosas del día para evitar que, cuando llegue la noche, las raíces estén todavía húmedas. En los meses de más calor, lo recomendado es un riego regular una (1) vez por semana y si el sustrato está seco, si todavía se encuentra húmedo, debemos esperar a que se seque antes de regar nuevamente.

lavanda

Suelo y sustrato

La lavanda no solamente requiere de un sustrato alcalino (con un pH alto) sino que, además, es indispensable para su adecuado desarrollo. Si el suelo es ácido, tenemos que compensar de alguna manera esa acidez, colocando un sustrato específico (que habrá que colocar de forma recurrente) o, inclusive, se puede añadir un poco de cal para que se eleve el pH.

Además de que tenga esta clase de sustrato para poder crecer, es necesario que la planta de la lavanda tenga un buen drenaje. Para ello, lo más idóneo es que tenga un suelo arenoso (que ayude en el drenaje del agua, tratando de evitar cualquier tipo de humedad).

Este aspecto es sumamente importante, porque las raíces de la lavanda no soportan el exceso de agua en ninguna época del año pero, en especial en invierno (en ésta época el exceso de agua puede llegar a congelar las raíces y matar a la planta).

lavanda

Plagas y Enfermedades

Las plantas pueden ser atacado por distintas plagas y enfermedades. Es mucho mejor prevenir que tener que curar, por lo que hay que vigilar cualquier indicio de ataque a la planta, para poder actuar y eliminar a tiempo las partes afectadas.

La planta de la lavanda se puede ver afectada por las siguientes plagas: las babosas, la mosca blanca, los ácaros, las conchinchillas, el oídio (hongo que produce una capa micelio blanco en las hojas una capa con forma de estrella), y enfermedades como: putrefacción de la raíz, fusarosis.

lavanda

Propiedades

La lavanda ha sido utilizada como método de relajación, desde tiempos remotos, también se utiliza para tratar casos de insomnio o cuando existe dificultad para dormir relajado, para lograr esto solamente necesitamos colocar algo de lavanda en una bolsita de tela y ubicarla debajo la almohada o lo más cerca posible a la cama, para que la fragancia realice su trabajo como relajante natural.

Además podemos utilizar la lavanda para calmar a las personas que se estrenan con el estrés, así como para las personas que sufren de ansiedad, ayuda a reducir los problemas de tensión y ayuda a evitar  los mareos por viajes e inclusive se utiliza como digestivo cuando los nervios atacan este sistema.

Se utiliza para tratar todos los problemas causados por el estrés o los nervios, solo se necesita consumir un te de lavanda o mezclar la lavanda con otros productos naturales que fortalecen la relajación como por ejemplo: la flor de amapola o el tilo.

La lavanda también tienen propiedades antiinflamatorias, también tiene propiedades que ayudan a aliviar el dolor, en la gran mayoría de los casos se utiliza aplicando sobre la piel el acetite esencial que es extraído de la flor por medio de un proceso de destilación.

Pero aquí no se quedan las propiedades de la lavanda, sino que también se utiliza para el tratamiento de algunas dolencias como: contracciones musculares en la zona del cuello (éstos evitan que el cuello pueda girar o inclinarse), migrañas o cefaleas (dolores fuertes de cabeza), lumbalgias, artritis, dolores musculares, dolores en las articulaciones.

lavanda

La lavanda tiene otras propiedades que se logran por medio de ciertos alcoholes y de algunas sustancias químicas que encuentran dentro de los componentes de esta planta, que sirven para reducir las inflamaciones, actuando como antioxidante.

A partir de estos se pueden llegar a utilizar como antisépticos y astringentes, por medio de cremas que puedan ayudar a sanar enfermedades que se presenten en la piel del cuerpo como pueden ser: laceraciones causadas por quemadas, erupciones escamosas, padecimientos dermatológicos, heridas, raspones, reduce la caída del cabello. También se utiliza la lavanda como repelente de mosquitos.

Otras propiedades de la lavanda es que colabora a prevenir los virus y las bacterias que atacan el sistema respiratorio, como son: la amigdalitis, la laringitis, la faringitis y otras dolencias que se pueden resolver por medio de gargarismos, realizados con infusiones de la hoja de la lavanda.

Aparte sirve para tratar otro tipo de afecciones respiratorias como son las gripes y los resfriados que pueden se pueden llegar a convertir en bronquitis, utilizando la infusión de lavanda caliente cuyo efecto se fortalece con miel y limón.

La lavanda posee propiedades que disminuyen el envejecimiento, por lo que al mismo tiempo reduce las posibilidades de que se presenten enfermedades que tienen un origen degenerativo, como: el cáncer e inclusive el Alzheimer.

Propiedades esotéricas

La lavanda a parte de poseer propiedades curativas palpables, también se ha utilizado desde la antigüedad con significados bastante específicos. En la antigua Roma, la lavanda era un símbolo de la Diosa Vesta, y ella como el resto sus vírgenes de origen sagrado utilizaban las flores de la lavanda para decorar su cabello, cuando se llevaba a cabo alguna ceremonia o ritual.

Después que se volvió una tradición, en la actualidad, se conserva la tradición de poner el aroma de la lavanda tanto en la cama como en la ropa de una mujer recién casada, para que los efectos relajantes de el aroma, se eliminen los nervios que provoca la primera noche de casados.

Otra creencia sobre el uso de la lavanda, es que se utilizaba como un tributo a los dioses, durante el verano, tirándolas al fuego. También se piensa que ayuda a cumplir ciertos milagros, en relación a casos donde no encuentran un culpable de alguna situación.

Se piensa que la lavanda posee propiedades mágicas, porque ofrece frescura, y al mismo tiempo se utiliza para provocar franqueza y sinceridad, y es por éste motivo que la usan para la magia. La lavanda permite ordenar los sentimientos que existen entre las personas y el mundo.

La lavanda es una planta muy poderosa, su uso es muy frecuente en los rituales que se realizan para limpiar el alma, el aura y para dar paz, por ejemplo: si una persona no se encuentra cómoda consigo misma, el aroma de la lavanda puede llegar a aumentar su ánimo, y ver las cosas desde otra perspectiva más tranquila.

Para que se pueda obtener mejores resultados, se recomienda utilizar la lavanda en conjunto con otras plantas. Si se coloca un poco de lavanda en la ropa o en el cuerpo esto incrementará la resistencia del organismo, evitando que la persona se sienta cansada con facilidad. Colgar un ramillete de flores de lavanda detrás de la puerta de la casa, los habitantes de la casa se encontrarán protegidos.

Las personas que realizan trabajos de brujería utilizan la lavanda como protección, pero también sirve para hacer trabajos de magia relacionados con: el amor, al dar a luz, para la sanación, para sentirse relajado y conseguir la conservación tanto del cuerpo como de la vida.

Para esto se utiliza una variedad de lavanda que está considerada como salvaje, de la cual se utilizan sus hojas para elaborar un aceite esencial. Esta variedad de lavanda provoca una sensación picante y de amargura, pero a la vista presenta un aspecto fresco, también posee propiedades antibacteriales y de relajación, también puede mejorar la circulación y ayuda a reducir la depresión, posee propiedades analgésica naturales y mejorar la circulación de la bilis.

Usos de la lavanda

La lavanda se utiliza desde tiempos remotos primordialmente para adornar palacios y jardines y como  condimentos aromáticos y como esencias. Uno de los tipos de lavanda que se usaba en la antigüedad era el espliego, cuyo nombre es: lavanda angustifolia o lavanda latifolia.

También se usaban otras clases de lavanda consideradas híbridas como: la abrial, la grosso y la super, pero también habían unas menos usadas como: la lavanda dentata, la lavanda stoechas y la lavanda pedunculata.

De todas estas variedades de lavanda se podían extraer sus aceites esenciales, pero la cantidad que se podía obtener va a depender de la especie, del clima y de la forma de extracción y del destilado.

Esta aceite se utiliza en la fabricación de productos de belleza, como son: perfumes, colonias, cremas o pomadas y extractos para utilizarlos en la aromaterapia y para realizar masajes, y todo esto debido a su incomparable aroma o para reducir los malos olores.

lavanda

Cómo usar la lavanda

La lavanda se puede utilizar de distintas formas pero esto va a depender de las necesidades de uso, si es para tratar dolores de cabeza, migrañas y jaquecas causadas por el cansancio o el estrés, se debe preparar una infusión simple de flores de lavanda: tomando tres (3) tazas por día.

Si se consume antes de dormir esto también ayudará a disminuir la ausencia de sueño, para ayudar a la digestión debe ser consumida después de comer. Como tintura medicinal, con solamente consumir una (1) cucharadita por día, se puede llegar a prevenir las jaquecas, el nerviosismo, el estrés e inclusive disminuye los ataques de asma provocados por los nervios.

A continuación detallaremos mejor los usos del aceite de lavanda:

Hacer aceite de lavanda

Para elaborar el aceite de lavanda se necesita básicamente:

-Suficiente cantidad de flores para llenar cuatro (4) tazas, también se pueden usar las hojas y parte de los tallos.

-Un frasco de vidrio más o menos grande que tenga tapa.

-Un tipo de aceite sin color ni aroma.

-Un colador muy fino o un trozo de gasa.

-Una botella de vidrio oscuro que tenga tapa, para depositar el aceite esencial conseguido.

lavanda

Se colocan las flores (hojas y tallos) de la lavanda dentro del envase de vidrio grande y se llena con el aceite sin color ni olor y rápidamente se tapa, para que se empiece a macerar, se debe ubicar el frasco en un lugar con temperatura cálida y debe ser agitado regularmente, para que la mezcla se fortalezca.

Se debe conservar en reposo por lo menos dos (2) días, pero lo ideal es que sean tres (3) días y para que los elementos más pesados se depositen en el fondo.

Se comienza a realizar el colado, por medio del colador o la gasa, tratando de que se cuele por completo, tratando de exprimir, varias veces hasta lograr la cantidad de fragancia deseada.

Ya logrado el aceite esencial de lavada, se debe colocar en la botella de vidrio oscuro, y mantener en un sitio oscuro y fresco, para que no pierda sus características, y si realiza bien el almacenamiento, el aceite puede llegar a durar hasta un (1) año.

Como planta medicinal

La lavanda es una planta que tiene una infinidad de formas de aplicación como planta medicinal, entre las que está por ser un analgésico natural, como calmante para ciertas dolencias, como cicatrizante, como antigripal, como repelente para mosquitos, como un eficiente antiséptico y muchas otras aplicaciones, que se realizan con el aceite esencial extraído de las flores de la lavanda.

Si alguien tiene una quemadura, se puede aplicar esta planta para prevenir que se infecte la herida, evitará la inflamación, y que se generen ampollas y se iniciará el proceso de cicatrización.

 

En la aromaterapia

La lavanda es naturalmente un antidepresivo y es ideal para evitar cualquier tipo de ataque de ansiedad, porque la lavanda se utiliza primordialmente para relajar el cuerpo, pero también se utiliza para ayudar a personas que padecen ciertas conductas demenciales, colocando compresas mojadas con aceite esencial de lavanda en el cuerpo de la persona que se encuentra afectada, para que a medida de que respira el aroma se vayan relajando sus impulsos.

Por medio de la aromaterapia, la lavanda tiene un efecto hipnótico, generando sueño y calma a la persona, tiene también un efecto analgésico que ayuda a aliviar el dolor, cuando el cuerpo se encuentra  relajado, no siente el dolor con la misma intensidad.

Otras de las propiedades que tiene la lavanda por medio de la aromaterapia, es que ayuda a reducir de manera temporal ciertas molestias en la región lumbar como pueden ser: los lumbagos y los dolores de espalda y coxis, ayuda a relajar el sistema nervioso de forma natural, por sus propiedades analgésicas. Éste es uno de los principales usos que se le da a la lavanda por medio de la aromaterapia.

lavanda

Como té

La lavanda se usa como té, partiendo de una infusión de sus flores y sus hojas, para prepararla solamente se requieren: dos (2) cucharaditas de lavanda seca y una (1) taza de agua.

Se debe colocar el agua en una olla y dejar hervir, en ese momento se la agregan las dos (2) cucharaditas de las flores de lavanda y dejar hervir a fuego bajo por unos tres (3) min. Posteriormente se apaga el fuego y se deja reposar, tapando la olla, unos minutos, después se procede a colar, es entonces que debemos endulzar con azúcar o miel. De esta manera ya se puede consumir el té de lavanda y éste aliviará cualquier dolencia del momento. .

Con este té podemos reducir el insomnio, esto debido a su efecto sedante en personas que tienen problemas para conciliar el sueño, con tan solo consumir una (1) taza de este té un poco antes de irse a dormir. Si la persona presenta problemas en el sistema digestivo, este té puede llegar a mejorar mucho este tipo se malestares, porque combate los gases estomacales y cualquier otra afección que se encuentre relacionada con el estómago.

Si la persona presenta dolores de cabeza, migrañas o jaquecas, este té produce aun alivia rápidamente este tipo de malestares, pero también se puede inhalar como parte del método de aromaterapia para ayudar a conseguir la relajación, a reducir tanto la ansiedad como el nerviosismo y a tratar de desaparecer cualquier estado depresivo, pero esto se logra por medio del aceite esencial de la lavanda.

La lavanda también puede ayudar a reducir la fiebre, cuando ésta es provocada por algún tipo de enfermedad bacteriológica, y con el consumo de este té, todos los días, se producirá una transpiración corporal que causará una normalización de la temperatura.

Otra aplicación importante de este té, es que actúa como agente broncodilatador y si se consume todos los días, logrando mejorar así los trastornos respiratorios, los resfriados, el asma e inclusive hasta la bronquitis.

lavanda

Como repelente

La lavanda también se utiliza como una sustancia que liquida los hongos, los parásitos y como repelente de insectos como: las pulgas, las orugas, los mosquitos, las polillas, los zancudos, las moscas, los pulgones y hasta las hormigas, pero al mismo tiempo, su fragancia floral puede atraer insectos que colaboren con la polinización de la flor de la lavanda, como por ejemplo las abejas.

En el caso de el uso de la lavanda como repelente, se utilizan tanto las hojas de la lavanda como sus flores que se colocarán en bolsitas de tela y que se colocan en sitios estratégicos como closet o armarios ésto ayudará a ahuyentar a ciertos insectos como las polillas. Si se utiliza como repelente de otra clase de insectos se debe hacer por medio de la infusión de las hojas y las flores de la lavanda.

Si queremos un repelente para las pulgas, deberemos rociar el ambiente con una mezcla preparada con agua y aceite de la lavanda, si es para tratar las heridas causadas por las garrapatas/pulgas en los animales, se debe colocar un poco de una solución preparada con: 10 gotas del aceite esencial de lavanda en 30 ml de aceite comestible o de oliva.

Si la víctima es una persona que fue picada de alguna clase de insecto, se puede colocar directamente un poco del aceite de lavanda en la herida. También existen en el mercado repelentes aromáticos elaborados a base  del aceite esencial de la lavanda.

lavanda

Para cocinar

La lavanda forma parte de la gastronomía, se utiliza para aderezar algunas comidas como ensaladas e incluso se utiliza para condimentar ciertos alimentos como: pollo en salsa o albóndigas o también se puede agregar de manera directa en los rissotos.

Se puede utilizar para cuando se prepara la pasta, agregando lavanda en polvo en el agua donde se va a cocinar la pasta, en otra cantidad de platos, es recomendable agregar la lavanda por encima de la comida para aprovechar al máximo el aroma de esta flor.

También se utiliza en un vinagre casero a base de lavanda, para elaborarlo a una cantidad de vinagre blanco se le agrega un poco de agua para reducir la pureza y el olor del mismo, luego se le añaden unas flores frescas de lavanda recién cortadas y se deja reposar por unos 15 días, en recipiente de vidrio tapado, esto se hace con la finalidad de poder concentrar su sabor y de conservar el aroma.

Este vinagre se utiliza para aderezar ensaladas, para darle sabor a vegetales o cuando cocinamos pescado con recetas que se hacen a la plancha o en el horno.

La lavanda es muy utilizada en la repostería, para aromatizar postres, galletas, tortas y muchas cosas más.

Para la piel

La lavanda es muy utilizada como aceite esencial para el cuidado diario de la piel, se recomienda tenerlo como rutina en especial en la limpieza del cutis.

Además la lavanda posee propiedades regenerativas para la piel de la cara, eliminando el acné, las erupciones, también activa la regeneración de la piel después de tener heridas, ayuda a reducir la grasa del cutis, por sus propiedades antisépticas se puede usar para proteger la piel de baterías y de otro tipo de infecciones.

La lavanda por ser un antioxidante natural es muy utilizado para la elaboración de cremas para ralentizar la generación de arrugas en la piel, manteniendo una constante hidratación para reducir la resequedad y prevenir que se vuelva áspera y rugosa a la vista. Es un magnífico limpiador de la piel porque limpia rápidamente los poros de impurezas.

Se utiliza también para aplicar tratamientos en el cabello, enjuagues para el cabello que le dará suavidad y brillo y también combate los piojos y las liendres, se agregan 20 gotas del aceite esencial de lavanda a un poco de agua y se aplica en el cuero cabelludo por unos minutos; para lograr mejorar este tratamiento se pueden colocar algunas gotas puras de aceite en el peine anti liendres y pasar de manera directa por el cabello.

Si se usa para realizar masajes, se deben agregan unas 20 gotas a la crema que se utiliza para aliviar los dolores musculares, y realizar masajes circulares tanto en el cuello como en la nuca, en el lugar donde se presenta la molestia. Si la mujer sospecha que puede estar embarazada o está embarazada, debe consultar con el médico antes de utilizar el aceite de lavanda, porque podría afectar al feto.

Variedades de lavanda

En los jardines que se encuentran ubicados en zonas donde llueve muy poco, conseguir plantas que sean resistentes y hermosas al mismo tiempo es bastante complicado. Pero, la lavanda es una opción excelente para esta clase de climas: no solamente puede resistir la sequía, sino que sus inflorescencias color lila es verdaderamente espectacular. Y además, es un repelente muy efectivo contra los molestos mosquitos, que abundan en los meses de calor.

Pero cuántas clases de lavanda existen, en total, el género Lavandula tiene 60 especies diferentes, nativas de la zona del mediterráneo y de ciertos lugares del continente Asiático. A continuación presentaremos las más populares y más fáciles de conseguir.

Lavanda silvestre

La lavanda silvestre esta clase de lavanda crece como un arbusto que no llega a medir los dos (2) mt de altura, teniendo más de dos (2) años de vida, presenta un tallo erguido bastante fuerte, las hojas son de tamaño pequeño, angostas que miden alrededor de seis (6) mm de ancho y seis (6) cm de longitud, que cuando nacen son de color blanco y con el paso del tiempo se van tonando de color verde.

Esta variedad se caracteriza por florecer en la época de verano, en forma de espigas que miden hasta ocho (8) cm de longitud, cuyos tallos miden alrededor de treinta y cinco (35) cm de altura.

Las flores son de color violeta intenso, en ciertos casos pueden presentar pigmentaciones de tonos azules o púrpuras, también pueden haber flores de lavanda de color blanco, flores de lavanda color gris e incluso flores de color rosa, y puede llegar a generar pequeñas frutas las cuales contienen las semillas.

Lavanda verde

Esta variedad de la lavanda presenta un follaje grueso y abundante, cuyo tallos pueden llegar a medir alrededor de setenta (70) cm de altura, presentando gran cantidad de ramas. Sus hojas tienen forma alargada pueden llegar a medir entre diez (10) mm y cincuenta (50) mm de largo, y medir de ancho un  máximo de siete (7) mm.

Tiene una inflorescencia muy frondosa que puede medir hasta cincuenta (50) mm de largo, presenta una rama un poco más larga que es de color verde, dé ésta brotan unos dos (2) pares de hojas de textura más duras que cubren la flor, cuyo cáliz puede medir hasta ocho (8) mm y es de un color verde grisáceo.

La temporada de floración se presenta entre los meses abril y junio y se pueden ubicar en la parte norte de la sierra de Sevilla, en Andévalo, en la sierra Aracena, en las islas de Madeira y las Azores y en el resto de los continentes.

Lavándula dentata

Esta variedad de lavanda puede vivir más de dos (2) años, posee una gran cantidad de fragancia, presenta forma de arbusto, que puede llegar a medir entre treinta (30) cm y cuarenta y cinco (45) cm de altura, y las hojas tienen forma alargada, que pueden llegar a medir hasta cinco (5) cm de longitud y un (1) cm de ancho; y en el borde de las hojas presenta dientes que la dividen.

Las hojas brotan desde la base del tallo, éstas producen doce (12) flores como máximo, en forma de espigas un poco gruesas que pueden llegar a medir hasta cinco (5) cm de largo.

Generalmente esta variedad de puede ubicar en toda la zona occidental del mediterráneo, en las islas Canarias y en Madeira y en la zona suroeste de Asia, también por toda la península Ibérica (por las costas del sur y del este); y en las islas Baleares hasta llegar a cuatrocientos (400) msnm en los lugares que poseen climas muy cálidos, y en lugares donde los arbustos no crecen mucho.

Lavándula angustifolia o lavanda enana

Esta variedad de lavanda puede llegar a medir más de un (1) mt de alto, su tallo es de forma cuadrangular y posee ciertos pelitos de forma redonda. Sus hojas pueden medir hasta seis (6) cm de longitud y hasta cinco (5) mm de ancho, tienen una forma alargada, presentando una vena gruesa que recorre la hoja, y son de color verde.

La inflorescencia de esta variedad es larga, pudiendo llegar a medir como máximo nueve (9) cm de largo, está compuesta por cinco (5) pétalos que se encuentran muy juntos, éstos recubren la flor. Son originarias de los países del mediterráneo: Italia, Francia y España.

Ha crecido de manera silvestre por toda la península Ibérica, hasta llegar a las islas Baleares, también se les ha visto en la isla de Crimea, en las islas que se encuentran en el oriente del mar Egeo y hasta en Ucrania.

Lavándula stoechas o lavanda española

Esta variedad de lavanda presenta un follaje bastante frondoso, que puede medir hasta un (1) mt de altura, su tallo puede ser de color rojo o verde y al mismo tiempo presenta tonos blancos por la gran cantidad de pelitos que posee, sus hojas son de color gris y son bastante largas y angostas. Su inflorescencia es muy maciza y tiene una forma cuadrada, presentando estambres de color lila o de tonos rojos.

El cáliz es pequeño, está compuesto por una corola de color púrpura y las flores presentan rayas verticales. Se puede encontrar en áreas con matorrales amplios, en los terrenos no fertilizados, en altitudes por encima de los mil (1000) msnm hasta máximo 1800 msnm.

Lavanda bonsái

Para poder cultivar una planta de lavanda en bonsái, debemos saber que no es una planta modificada para que sea de tamaño pequeño, sino que es cuidada de manera que ésta conserva su tamaño.

Esta podría llegar a ser una lavanda que no florezca, porque por su tamaño poco desarrollado, es posible que no lleguen a nacer, pero si se presentan lo harían desde el tallo, de manera muy parecida a las espigas de color lila o lavanda.

Los cuidados que requiere: poco riego, porque el exceso de agua puede provocar la muerte de la planta de lavanda, por eso es muy importante que tenga un correcto drenaje y también requiere de vez en cuando una poda para que mantenga el aspecto legendario y antiguo. Se le puede colocar un poco de fertilizante anualmente, igualmente se puede colocar algo de piedra caliza para incrementar la alcalinidad de la tierra.

Contraindicaciones

La lavanda se puede utilizar de varias formas: principalmente en infusiones y en aceites para masaje. La dosis aconsejable para las infusiones es: dos (2) tazas por día y la dosis de aceite esencial de lavanda, cuando se encuentran máximo cuatro (4) gotas diluidas en agua, su aplicación se puede hacer hasta un máximo de tres (3) veces por día.

Los preparados de lavanda usualmente no llegan a presentar contraindicaciones, pero si se excede su consumo, ésta puede presentar algunos efectos tóxicos y nocivos como pueden ser: el incremento del ritmo cardíaco, alteraciones a nivel gastrointestinal (como náuseas y vómitos), cefaleas y hasta alucinaciones.

En ciertas personas el aceite de lavanda usado a nivel de piel puede llegar a provocar dermatitis por contacto o eccemas, por lo que es recomendable antes de la aplicación realizar una prueba de tolerancia. También se pueden reducir los efectos del aceite de lavanda uniéndolo con otra clase de aceite, como por ejemplo el aceite de almendras.

El uso de la lavanda no se recomienda durante el tiempo de embarazo ni el tiempo que dure la lactancia, porque la lavanda puede llegar a ser una sustancia abortiva y dañina para los bebés. Tampoco se aconseja utilizar el aceite esencial de lavanda en niños pequeños.

(Visited 3.049 times, 1 visits today)

Deja un comentario