Jazmín de leche: Reproducción, cuidados, plagas y más

En el presente artículo hablaremos del jazmín de leche o también conocido como jazmín de lluvia, hablaremos de cómo se reproduce, cómo se cultiva, los cuidados que requiere, las plagas que las aquejan y muchas cosas más.

jazmin de leche

Jazmín de leche

El nombre científico es: Trachelospermum jasminoides, conocida comúnmente como jazmín estrella, como jazmín hélice o como jazmín de leche, es una planta trepadora que pertenece al género Trachelospermum

Existen más de doscientas (200) especies individuales de jazmín, que provienen de los continentes: Asia, Europa y África. La localización de su origen exacto es discutida fuertemente. Para ciertos botánicos es originaria de la India, origen en las zona norte de los valles del Himalaya. Otros la ubican mucho más lejos como en Egipto o la antigua Persia. En realidad su nombre: jazmín, es originario una palabra persa cuyo significado es ”flor fragante”.

La planta de el jazmín soporta una variedad de suelos, lo que lo hace una planta perfecta para gran cantidad de jardines distintos; de hecho prefiere el sol a la sombra, y si el jardín donde está se encuentra lleno de árboles, el jardinero debe podar con cuidado algunos árboles, con la finalidad de de asegurarse de que la planta de jazmín se encuentra expuesta a la luz del sol.

jazmin de leche

Descripción

Es una planta leñosa que presenta un follaje permanente, que puede llegar a crecer hasta los diez (10) mts de altura o si se puede soportar a una estructura, a una pérgola o cualquier otro tipo de superficie vertical, porque sino tienen este soporte esta forma como una mata densa casi como un globo. Sus tallos muy delgados pero resistentes, pueden llegar a alcanzar hasta los 7 mts de largo. También es capaz de tolerar ambientes de playa.

Las hojas son bastante simples, opuestas, de forma oval a lanceoladas, que pueden llegar a medir entre unos 3 a 8 cm de largo y unos 1,5 a 2,5 cm de ancho. Son de un color verde oscuro brillante en el haz y de un tono más claro en el envés. (Ver artículo: Jazmín)

Las flores son de color blanco, con un diámetro que mide de 1 a 2 cm, con una corola que tiene forma de tubo que se descubre en cinco (5) pétalos. Son verdaderamente muy perfumadas. El fruto es un folículo que mide de 10 a 25 cm de longitud, y de 3 a 10 mm de ancho, en cuyo interior hay gran cantidad de semillas.

jazmin de leche

Reproducción del jazmín de leche

La planta del jazmín de leche crece cubriendo un gran sector, por esto se necesitan de una única planta, para poder abarcar un espacio completo. Esta planta se cultiva primordialmente en las regiones con climas tropicales y subtropicales.

Existe una forma muy simple de reproducir dentro de nuestro jardín el jazmín de leche, y este se puede llegar a lograr por medio de los esquejes (estacas) que cortamos, cuando se realiza la poda de la planta.

Una vez realizada la poda de la planta de jazmín de leche, debe tomar las estacas sanas que midan unos veinte (20) cm aproximadamente; a este le vamos a quitar todas las hojas, y después procedemos a lavar muy bien, utilizando un cepillo de dientes, para prevenir que pueda tener alguna clase de enfermedad, o que se pueda contaminar durante el proceso.

Una vez que esté bien limpio, procedemos a secarlos con papel absorbente, para eliminar toda clase de residuo de agua, y lo ponemos en una bolsa que tenga cierre mágico; extrayendo todo el aire posible de el interior, y cerramos perfectamente.

Esta bolsa que contiene los esquejes, se coloca en el interior de una bolsa oscura, y se guarda en un sitio oscuro donde no pueda recibir ninguna clase de luz, por unos quince (15) días. Después de pasado este tiempo, sacamos los esquejes del interior de la bolsa, y revisamos que tengan pequeñas raíces, si es así , significa, que es el momento adecuado para plantarlos.

Es se de suma importancia que se seleccione al menos cinco (5) esquejes, aunque se quiera reproducir solamente una planta, porque esto garantiza más probabilidades de lograr con éxito la reproducción de la planta; porque usualmente no siempre este proceso da los mejores resultados en un esqueje, si preparamos varios, tendremos la certeza que al menos alguno de ellos nos dará buen resultado.

También se puede poner en los extremos de los esquejes, una mezcla de enrraizante que se puede comprar en el mercado, el cual sirve como estimulante a los esquejes para que se formen raíces más rápidamente; pero si no quiere gastar dinero en eso, puede preparar su propio enrraizante casero. Se realiza dejando de remojo al sereno, una taza de lentejas, dentro de un litro de agua durante tres (3) días; debe estar bien tapado para prevenir que lo contamine  cualquier tipo de insecto.

Después que pasan estos tres (3) días, se procede a cambiar el agua, y se hace el mismo procedimiento por otros tres (3) días más; para luego procesar el contenido en una licuadora, y colarlo por medio de un tamiz. El líquido que resulta, tiene una duración de diez (10) días en la nevera aproximadamente, y es ese líquido el que debemos untar en los extremos de los esquejes, para de esa manera llegar a estimular la formación de las futuras raíces.

jazmin de leche

La plantación del jazmín de leche

Una vez que tengamos listos los esquejes (estacas), ha llegado el momento de plantarlos, y para poder hacerlo, lo primero que se debe saber, es en qué sitio se va a plantar.

Los agujeros donde se plantarán deben medir unos quince (15) cm de ancho, y debe tener una separación de por lo menos unos veinte (20) cm entre una planta y otra.

Los jazmines que son plantados directamente en la tierra, son más propensos a ser estrangulados o a ser asfixiados, y esto hay que tomarlo en cuenta en el momento de plantarlos.

Se debe poner un esqueje a unos diez (10) o quince (15) cm de profundidad, y taparlo con el sustrato y con la tierra abonada, de manera suave, sin presionar la tierra.

Se recomienda plantar los jazmín de leche en el jardín, en la época de primavera y de otoño, para que tengan el tiempo suficiente para arraigarse, antes de que lleguen los meses fríos de el año. Como se mencionó con antelación, esta planta se adapta mucho mejor a los climas cálidos, y frescos, que necesitan mucho menos lapsos de riego. (Ver artículo: Significado de la flor de loto)

Esta es una planta que crece a gran altura, por lo que hay que tener muy claro, cuál va ser su utilidad, para la cual está destinada. Si se quiere que crezca para que cubra un portal, es perfecta, solamente tiene que guiar las ramas para que crezcan entrelazándose entre ellas.

Pero si lo que se desea es que crezca de forma vertical, entonces se tienen que poner unas varas o tutores que le ayudan a arraigarse mientras crece, porque sino esta planta se puede llegar a quebrar.

Se debe tener presente, que esta planta puede crecer también como un arbusto, por lo que se tiene que podar para darle la forma deseada. Es bastante práctica, se puede adaptar muy bien a cualquier forma según la estructura que se le ponga, para que guíe su crecimiento; es por esta razón, que los paisajistas la utilizan, para poder adornar las avenidas y las autopistas en la mayoría de las ciudades del mundo.

jazmin de leche

En macetas

Ya hablamos de cómo se debe plantar el jazmín de leche al aire libre, como se llama en otros países al jazmín lluvia; a continuación se enseñara cómo se debe hacerlo en macetas, porque esta planta, que es realmente una bendición de Dios, esta planta es tan noble que también se puede cultivar en macetas, y en el interior de la casa.

Lo primero que hay que hacer, es seleccionar la maceta más adecuada para cultivar esta planta, y esto dependerá de la finalidad que se le dará a la planta; por ejemplo, si solamente se quiere reproducir la planta, para después  trasplantarla al suelo del jardín, se puede utilizar cualquier maceta hecha de polietileno que tenga las medidas adecuadas, sirve para esto, porque de cualquier forma, la planta no estará mucho tiempo en la maceta.

Pero si al contrario, se quiere sembrar el jazmín en una maceta, para colocarlo dentro de la casa, lo más recomendable es que seleccione una maceta que sea bonita y al mismo tiempo resistente, para que combine con la belleza de sus flores, y las dos decoren el ambiente.

Se debe tener en consideración, que las macetas deben tener por lo menos unos cuarenta (40) cm de diámetro, para que la planta de jazmín de leche pueda crecer de forma holgada, esto se debe a que esta planta, al igual que la clematis campaniflora, necesita un buen espacio para poder desarrollar de manera amplia sus raíces.

También debes saber que hay que revisar que los orificios para el drenaje de la maceta tengan el tamaño suficiente, para que le ofrezca un buen sistema de drenaje a la planta de jazmín de leche, porque como ya mencionamos anteriormente, esta planta no soporta una tierra encharcado, porque se pudren sus raíces.

jazmin de leche

Ya hablamos de cómo se deben plantar los jazmines por medio de esquejes, ahora hablaremos de cómo plantar el jazmín de leche por medio de semillas, para que pueda seleccionar de qué forma desea plantar su jazmín de leche.

Las semillas de jazmín de leche se pueden comprar en cualquier vivero o tiendas especializada, inclusive, las puede obtener por internet, y que además se las llevan hasta su domicilio. Estas semillas se deben tratar, porque la mayoría de las veces son muy viejas, y es más difícil para que nazca la planta; por ello se recomienda preparar una infusión de té natural o de té de bolsita, y dejar las semillas sumergidas en el té durante la noche.

Al día siguiente, se retiran las semillas del líquido, y se colocan sobre un papel secante, separadas una de la otra, y se coloca otra hoja de papel secante por encima, para de esa manera cubrirlas; y después se humedecen con el té, y se guardan en un sitio oscuro, durante tres (3) días. Después de pasados los tres (3) días, podemos ver, cómo las semillas de jazmín de leche empiezan a germinar, con unos pequeños brotes de color verde.

Volvemos a esperar otros tres (3) días más, y cuando ya los brotes sean más grandes, es momento adecuado para ponerlos en la bandeja donde realizaremos nuestro semillero. (Ver artículo: Soñar con rosas)

Para elaborar el semillero, debemos usar tierra que se encuentre bien abonada, que tenga sustrato orgánico, que se pueden hacer con los residuos orgánicos de los alimentos de nuestro hogar, y lo ponemos en cada uno de los diferentes espacios de la bandeja para el semillero. Si no tiene una bandeja para semillero, no importa, porque igualmente se puede utilizar los envases de yogur, de gelatina, e inclusive hasta un cartón de huevos.

Después de que se tengan todas las bandejas llenas con la tierra y el sustrato, utilizando un lápiz, o un palillo de altura, se hacen agujeros, poco profundos, y en ellos se colocan cada una de las semillas germinadas, para luego cubrir de forma suave con un poco más de tierra.

jazmin de leche

Después de que tenemos todas las semillas sembradas, las regamos con mucho cuidado para solamente humedecer la tierra, y las ponemos en la sombra, teniendo especial cuidado de que no les pegue viento fuerte.

En poco tiempo ya empezarán a notarse cómo se asoman las pequeñas plántulas, que continuarán creciendo según  pasen los días; cuando estas lleguen a alcanzar la altura de unos cinco (5) cm o un poco más, ya se puede llevar a cabo la plantación en la maceta respectiva.

Una vez que las plántulas de jazmín tengan el tamaño adecuado para ser sembradas, es momento ideal para preparar la maceta para plantar el jazmín de leche. Para realizarlo debemos poner en el fondo de la maceta o recipiente unas piedras de tamaño mediano, que van a ayudar a facilitar el drenaje de la tierra en la maceta; después se coloca el sustrato mezclado con la tierra abonada, dejando el espacio necesario para poner la plántula.

Se debe sacar la plántula con sumo cuidado, para no dañar las raíces, que en esta fase la planta, usualmente es muy  delicada; y de la misma forma ponerlas en la maceta, para después, de manera muy suave, cubrirlas con el restante de tierra sin llegar a apretar, pero al mismo tiempo debe quedar firme. Una vez que se haya culminado la siembra de  la planta en la maceta, se procede a regar para humedecer la tierra, y se coloca la maceta en un lugar con semi sombra.

jazmin de leche

Si se va a colocar en la parte interior de la casa, se debe colocar cerca de alguna ventana, donde pueda recibir la luz del sol; y si no pesa mucho, se puede sacar en las mañanas para que pueda recibir baños de sol.

Debe tener presente que esta planta es trepadora por naturaleza, por lo que se debe tomar ciertas previsiones para su crecimiento, por esto, lo más adecuado es colocarle una vara o tutor en la maceta, de donde se pueda agarrar, y también se debe realizar la poda que requiera, para poder guiarla y de esa manera darle la forma deseada.

Si le da los cuidados básicos que requiere la planta en la maceta, podrá deleitarse con su belleza y sus bondades, por mucho tiempo.

Cuidados

Desde tiempos muy remotos el jazmín se conoce como la reina de las flores, y es por esto que el jazmín de leche, también llamado jazmín de estrella, ha logrado mantener un lugar preponderante entre distintos gobernantes a lo largo de la historia.

El jazmín de leche es una planta con mucha facilidad puede llegar a alcanzar los diez (10) mts de alto, por lo que siempre necesitará ayuda para alcanzar su máximo potencial, porque si no es así, se quebrará simplemente sobre sí mismo.

Esta es una planta crece retorciéndose y entrelazándose, por lo que hay que tratar de entrenarla o de guiarla desde un comienzo, para que tome la forma deseada, y para que no crezca de manera libre, porque entonces se pierde la posibilidad de decorar las cercas y las paredes con ella. Es por ello, que el jazmín de leche necesita una guía a medida que vaya creciendo y desarrollándose, lo mismo que los cuidados básicos necesarios, para lograr disfrutar de una planta saludable.

Claro que el jazmín de leche puede ser tratado y podado como si fuese un arbusto, o dejarlo simplemente crecer de manera vertical hacia arriba, tal cómo lo hacen la gran mayoría de las plantas trepadoras, por eso, lo primero que tenemos que tener claro, cuál es la forma deseada para su planta. (Ver artículo: Girasol)

Es fundamental conocer el jazmín de leche, porque está relacionado con la primera etapa del crecimiento del jazmín de leche; porque de esta forma podemos saber en qué lugar se va a plantar, y el espacio que se necesita, dependiendo de lo que queremos para ella.

Temperatura

El jazmín de leche, igualmente que la crocosmia, se adaptan perfectamente al calor y al frío, pudiendo soportar temperaturas de hasta quince (15) grados centígrados. Se recomienda plantarlos en las estaciones de primavera y de otoño, previendo para que se logren arraigar antes de que lleguen los tiempos más fríos; el jazmín de leche se habitúa mejor a los días cálidos, y a las noches más frescas.

También se puede sembrar el jazmín de leche en los meses de la estación de verano, si no quiere esperar más tiempo; pero se debe aumentar el período de riego, hasta asegurarse que la planta se encuentre bien arraigada. A pesar de que esta es una planta tropical, en algunos lugares en donde los veranos son muy calurosos, requiere que se proteja de los rayos del sol.

Riego

Hay que tomar en cuenta, que esta planta es de sol, como también en la semi sombra, pero cuando el calor se incrementa, tenemos que mantenerlas humectadas. Esta planta necesita que se riegue al menos dos (2) veces por semana en los meses más calurosos del año; y en los otros meses se puede regar unos cada (10) diez o (14) catorce días.

Cuando aumenta el sol o el calor, en esta misma medida se debe aumentar el riego del jazmín de leche, pero debemos dejar que se seque la tierra, antes de volver a regarla, ya que esta planta no soporta el suelo enchumbado, porque se  pueden podrir las raíces.

Suelo

El jazmín de leche es una planta muy versátil cuando hablamos de suelo, pero tiene preferencia por el lado limoso que tenga un buen drenaje. Hay que recordar que antes de regar la planta debemos verificar si el suelo se encuentra e seco, para prevenir el encharcamiento; el tener un buen drenaje le ayuda al suelo para que escurra el agua, después de aprovechar sus propiedades, y así que debe esperar a que se seque el suelo antes de realizar el próximo riego.

Si está sembrada en un recipiente o maceta, se debe usar un suelo de encofrado de tipo orgánico, que sea de buena calidad, y se debe asegurar que tenga un buen drenaje.

Fertilización

Es fundamental el usar un compost orgánico, para poder fertilizar el suelo, debido a que lo nutre y mantiene buena humedad. El compost se puede preparar en casa, con los diferente desechos de los alimentos, las hojas y las flores secas, y la tierra que está abonada.

Si lo prefiere, puede usar un fertilizante equilibrado que sea todo propósito que se puede comprar en el mercado; pero en los dos casos, el abono se debe agregar justamente después de sembrar la planta, y repetir en el siguiente período de floración.

Cuidados de las enfermedades

El jazmín hélice, que también es conocido como jazmín de leche, es una planta bastante fuerte que puede hacer frente a las enfermedades, pero, se deben aplicar ciertos cuidados básicos, para que la planta no llegue a ser atacada o contagiada, por ninguna clase de virus o de enfermedad.

Algunos cultivadores recomiendan el uso de los herbicidas naturales como puede ser el romero, y la albahaca, que son repelentes naturales de los insectos; inclusive, este es uno de los tantos beneficios que presenta la flor de azahar, ya que su fuerte aroma sirve para ahuyentar de forma natural a los insectos no deseados que pueden provocar hongos y otras enfermedades en el jazmín de leche.

También se puede rociar todas las plantas que estén infestadas de cochinillas totalmente con jabón insecticida una vez a la semana, hasta que se eliminen por completo las plagas. Para eliminar los insectos de escala suave, se puede rociar los jazmines con el aceite de horticultura, a finales de el invierno y al comienzo del verano, cuando estos son mucho más activos.

Poda

La poda es uno de los cuidados más importantes, porque esta es una planta que necesita de la luz del Sol para su sano crecimiento. Por esto se deben podar las ramas que se encuentren estrecruzadas, y también los brotes que sean más viejos, para permitir que la luz del Sol pueda llegar por igual a todas las ramas.

La poda se recomienda hacerla justamente después de que se produzca la floración, para de esa manera garantizar a la planta que para el siguiente período, tanto las ramas como los tallos van a encontrarse fortalecidos, para lograr sustentar las flores nuevas. El jazmín de leche es una planta de fácil manejo, y se puede podar con mucha facilidad; y lo mejor es que se le puede dar cualquier forma que se desee, si se quiere usar para tapar una reja, para decorar el portal de una casa, o para adornar una ventana simplemente.

Plagas

A pesar que generalmente es bastante resistente a plagas, existen algunas que si no atacamos sus síntomas, puede llegar a matar la planta en pocos días.

Hongos en el jazmín

Los hongos son los principales enemigos del jazmín de leche, y lo más grave es que la mayoría de las veces se contaminan con ellos, por causa de la irresponsabilidad del cuidador de la planta; porque los hongos son producto del exceso de humedad en la planta.

Se pueden reconocer porque las hojas del jazmín se manchan de un tono color ocre, y el responsable de esto se conoce con el nombre de Phyllosticta Jasminorum; pero es muy lamentable, que este no es el único no deseable que se presenta en nuestras plantas, ya que también está el Colletotrichum Gloesporium es mucho más violento que el que mencionamos anteriormente, porque ataca tanto las ramas como las hojas, provocando la muerte de la planta, porque ésta se secará rápidamente.

Además de los hongos, que ya mostramos cuanto lastiman a nuestra planta, también se encuentra la enfermedad de Mildiu, que ataca a las hojas más nuevas, tornándolas de color marrón, y provocando una muerte segura de la planta de jazmín de leche.

Tuberculosis del jazmín

Cuando se pueden observar una pequeñas verrugas que aparecen tanto en las hojas como en las ramas de la planta de jazmín, es porque padece una enfermedad que es bastante común en ella, llamada tuberculosis del jazmín.

Esta enfermedad es provocada por la bacteria llamada Psudomonas Savastanoi, es bastante grave, porque puede llegar a contagiar a las otras plantas que se encuentran sanas del jardín, cuando se realiza la poda sin tomar las previsiones necesarias.

También el jazmín usualmente es atacada por el Agrobacterium Tumefaciens, llegnado a ocasionarle tumores en la base de el tronco, y una muerte irreparable, porque para tratar esta enfermedad, todavía no tiene tratamiento.

Como hemos mencionado anteriormente, el jazmín de leche es una planta que realmente resiste a las enfermedades, y la gran mayoría de las enfermedades que estas pueden llegar a padecer, son en gran medida culpa de las personas encargadas de cuidar estas plantas, que no realizan los cuidados básicos que ellas necesitan.

Algunos cultivadores se confían de su característica resistencia, y cuando le ponen atención, en gran cantidad de ocasiones ya es muy tarde para ellas.

El exceso de agua para estas plantas, provoca un encharcamiento en la tierra, lo que hace que este ambiente sea idóneo para que se reproduzcan los hongos

La gran mayoría de estas enfermedades muestran síntomas de que se encuentran presentes en la planta, pero si no se realiza una revisión habitual de la condición del jazmín, estas continúan avanzando, hasta que ya no hay remedio para poder salvar la planta.

Si usted lo que quiere es disfrutar de la belleza de unas plantas sanas, y en las maravillosas propiedades de la planta, que fue creado por Dios para la satisfacción y la salud de las personas, lo mínimo que se puede hacer, es cuidar de ella, dándole un ambiente que esté acorde a sus necesidades.

Si usted no tiene el tiempo necesario para cuidar de una planta, lo mejor será que adquiera plantas artificiales para adornar su hogar, porque da mucha tristeza ver como se muere una planta, a causa del descuido de sus cuidadores.

Pero si usted se encuentra decidido a mantener una planta de jazmín de leche en su casa, en este artículo le hemos presentado los conocimientos necesarios para que pueda cuidar de su plantar en casa.

(Visited 14.549 times, 42 visits today)

Deja un comentario