Consejos de poda del cerezo, y los beneficios de esta

Poda del Cerezo, es una tarea necesaria de realizar en estos árboles frutales tan apreciados, ya que incentiva su fructificación. Además en los primeros años ayuda a darle forma para preparar al árbol antes de producir sus primeros frutos, es solo entrar aquí para conocer cómo se debe hacer, cual es la mejor época para hacerlo y mucho más.

Poda del Cerezo

Cuando se tiene un árbol de cerezo en casa o se quiere iniciar con el cultivo de esta especie frutal, algo muy importante que se debe conocer es sobre su poda. Una labor clave si se desea obtener a su tiempo una producción abundante y adecuada de estos pequeños frutos rojos, tan valorados por su sabor.

La poda del cerezo ayuda a mantener el árbol en perfectas condiciones de salud, desarrollo y producción. Determinar la época de poda del cerezo, o el tipo de poda que se debe realizar, siempre a va a depender de aspectos tales como:

  • La especie de cerezo: En las especies de cerezo de gran calidad de producción reconocida. Exigirán de una poda más profunda que en otras especies. Esta profundidad consiste en despuntar las ramas muy altas, largas o deformes; erradicar chupones de las ramas de mayor grosor. Este tipo de poda disminuye la cantidad de producción del árbol, pero mejora el fruto en cuanto a tamaño y calidad, dando mayor competitividad a la producción.
  • Condiciones climáticas
  • Edad del cerezo: Los árboles recién cultivados necesitan mayor cuidado y la poda del cerezo joven debe ser de formación, realizadas con determinada frecuencia. Mientras que en un árbol maduro y en producción, el mejor momento de podarlo es justo después de la recolección de sus frutos. Esta poda es llamada de fructificación.

La poda de fructificación es conveniente realizarla mientras la savia este circulando por el árbol. Ya que ella ayudará con el proceso de cicatrización de las heridas causadas por los cortes de la poda. Con la poda también se aprovecha de limpiar el cerezo, pasada la cosecha, eliminando ramaje viejo o dañado.

Características del Cerezo

El cerezo o Cerasus son un subgénero de árboles frutales pertenecientes al género Prunus. Dentro del subgénero de cerezos existen una variedad de especies que se cultivan ampliamente por su fruta muy valorada que es la cereza o cerezo. Las características generales por las que se distingues las diferentes especies de árboles del cerezo son principalmente su floración y sus frutos:

  • Floración: Surgen en pequeños corimbos o racimos de abundantes y diminutas florecillas blancas con ligeros matices rosa. Esta hermosa floración hace del subgénero de cerezos, árboles además de frutal, ideales para la decoración de jardines y áreas verdes en espacios públicos.
  • Frutos: Redondo y de gran suavidad, el cual por lo general se caracteriza por tener una hendidura lateral poco profunda hendidura. Estos frutos reciben el nombre de cerezas y logran su maduración finalizando la primavera hasta recién comenzado el verano. Siendo un periodo muy corto para la recolección de frutos comparado con otras especies de árboles frutales. Poseen además un color rojo muy característico, debido a la antocianina, sustancia presente en su composición fitoquímica.
Las variedades de Prunus Cerasus o cerezos más extendidas o cultivadas son: primero la especie avium, de frutos dulces y color muy intenso; y segundo la especie cerasus, de fruto ácido, por lo general de color rojo brillante. Ambas Especies provienen de Europa y Asia occidental. No obstante se cultivan ampliamente con interés comercial tanto en Europa como en América y Asia.

Términos a Conocer antes de La Poda del Cerezo

La poda del cerezo es una de las labores más importantes para lograr tener un árbol o cultivos sanos, de excelente forma y recolectar maravillosos frutos. Pero para que no suceda al momento de la poda cortar piezas o partes del árbol de más. Se necesita conocer cuáles son las partes básicas que se deben o no, podar. De estas partes en la poda del cerezo, así como de otras especies de árboles frutales básicamente se encuentran las siguientes cuatro partes:

  • Ramas Mixtas: Son ramas del árbol que contienen tanto yemas de madera como yemas de floración. Las yemas de floración indican posible y próximos frutos, por lo que no se pueden cortar muy a la ligera.
  • Ramas de Madera: Este tipo de rama en particular solo cuenta con yemas de madera. Su función principal es la de formar el ramaje y dar la estructura del árbol. En las ramas de madera no llega a darse inflorescencia.
  • Chifonas: Las chifonas en los árboles son pequeñas ramas de aproximadamente 20 centímetros de largo, que contienen yemas de floración. Comienzan de otras ramas y terminan en su otro extremo con una yema de madera.
  • Ramilletes de Mayo: Ramas muy cortas de unos tres o cinco centímetros de largo, en cuya punta presentan una yema de madera, la cual se encuentra rodeada de varias yemas de flor. Estos ramilletes son la formación es más importante en un árbol frutal. Ya que la mayor parte de la producción de frutos se origina sobre ellas. Surgen en ramas mayores a los dos años de edad y suelen encontrarse distribuidos por todo el árbol.

Como Podar un Cerezo

La poda en cualquier árbol frutal no es una actividad que se lleva a cabo una sola vez, ni de una misma forma, ni con una sola finalidad. Si bien ya se dijo con anterioridad que la poda es uno de los procesos más importantes para mantener el árbol del cerezo en perfectas condiciones y poder conseguir que produzca el fruto perfecto. También es determinante saber cómo se debe hacer la poda del cerezo desde el inicio de su cultivo y progresivamente con su crecimiento o desarrollo.

A continuación se describe como es la poda del cerezo según sea el tipo y la edad de la especie a podar.

Poda de Formación

La poda de formación como su nombre lo indica es para dar forma. Por lo que se debe realizar a partir desde la juventud del cerezo, a fin de dar la estructura deseada, estableciendo un tronco fuerte, con ramas adecuadamente robustas, así con dirección hacia el exterior en todo el derredor y debidamente extendidas a lo largo del tronco.

La poda de formación permite constituir el futuro esqueleto del árbol en su madurez. Es así como los árboles jóvenes adecuadamente formados desarrollan una estructura fuerte, resistente y con menor probabilidad de realizar correcciones de forma en el árbol adulto. No obstante la resistencia estructural del esqueleto del árbol será relativa a la magnitud y grosor de las ramas, a sus ángulos de inserción y también a la separación entre ellas.

De ser necesario se deberá que realizar esta poda de formación en diferentes oportunidades. Pero en ninguna de ellas se debe eliminar más del 25 % del follaje.

Con el tiempo y después de varios años aplicando este tipo de poda del cerezo, el árbol adquirirá un diseño en particular. Los diseños o formas más frecuentes son la de pirámide y la de volumen.

Forma de Pirámide

La forma de pirámide es una de las podas de formación con las que se obtienen mejores resultados a futuro en el cultivo del cerezo. Las características principales de este tipo de poda de formación son las siguientes:

  • Un tronco base de donde surgen de diez a veinte ramas laterales secundarias
  • Ramas secundarias laterales distribuidas por capas o pisos a lo largo del tiempo y con la frecuencia de poda
  • Se trata de formar entre tres o cuatro pisos y dejar que se desarrollen en cada uno de los pisos entre cuatro o cinco ramas secundarias. Si al final se lograron por ejemplo cuatro piso y cinco ramas por piso, el total de ramas secundarias salientes del tronco base serán veinte.
  • Al definir el número de pisos que tendrá el árbol maduro, también se define la separación vertical entre ramas. Para ello se establece una altura idónea de recolección de frutos, para un árbol de cerezo una altura de tres metros es suficiente. Por lo general en arboles con formación de pirámide, constituidos por cuatro pisos de ramas secundarias, la separación es de 80 centímetros.

La consecución de todos estos aspectos o características de la forma de pirámide en la poda del cerezo puede demorar entre los tres y cuatro años. Se recomienda a la hora de escoger cuáles serán las ramas secundaria, decidirse por las que tengan un crecimiento ascendente o vertical.

Forma de Volumen
La forma de volumen en la poda de formación se puede dar con dos tipos de diseño para el esqueleto del árbol de cerezo. Un diseño es el conocido como la poda de formación en vaso regular y el otro diseño se denomina poda en forma de vaso reducido.
Vaso reducido: Diseño que al final se logra conseguir un árbol de cerezo de poca altura técnica de poda con la que se consigue un cerezo de pequeña altura, pero de gran extensión y producción. Por lo que estará caracterizado por un tronco corto y abundante ramificación.

Los pasos a seguir en el proceso de esta técnica son:

  • Partir una rama principal que es despuntada a unos 25 centímetros
  • De la rama principal se permiten crecer ramas laterales secundarias.
  • Una vez que las ramas secundarias se hayan desarrollado, se vuelve a despuntar a 25 centímetros -De las ramas secundarias se dejan que crezcan otras ramas laterales o terciarias.

Dependiendo de la resistencia de la variedad del cerezo, se puede seguir realizando despuntes para una mayor ramificación.

Vaso regular: Al desarrollar este proceso se logra un diseño que consiste en una estructura o esqueleto de árbol de mayor tamaño que la técnica del vaso reducido. Para ello la rama principal se despunta a unos 50 o 60 centímetros.

De donde surgen nuevas ramas, que pasarían a ser las secundaria. Cuando las secundarias se hayan desarrollado de forma ascendente, se vuelven a despuntar y así sucesivamente

Poda de Fructificación

Una vez que el cerezo ha crecido y ya se le han podido recolectar su primera producción de frutos, llega el momento de realizar la poda de fructificación. Hasta este entonces deben haber transcurridos al menos tres o cuatro años, dependiendo de la variedad de cerezo plantada.

Durante ese tiempo transcurrido se buscaba establecer una estructura base o el esqueleto del árbol, con buena forma y resistencia. A partir de allí las podas perseguirán el objetivo de lograr mantener una buena salud del árbol, así como la calidad del fruto.

La poda de fructificación también se aprovecha para realizar una limpieza a la estructura del árbol. Es decir podar aquellas ramas que han crecido muy altas, y no es cortarla en su totalidad, sino que se le harán pequeños despuntes para obtener una altura adecuada. De igual forma se limpia el tronco del árbol de posibles chupones que aparezcan, ramas que se crucen, que estén torcidas, ramas enfermas, secas o dañadas.

En los casos de aquellos árboles que hayan dado una buena producción de frutos en cuanto a cantidad, pero con cerezas de menor tamaño. Se recomienda al momento de hacer la poda de fructificación eliminar algunas de las ramas laterales que contenga yema de floración. De esta forma se reduce la cantidad de producción, pero se obtienen frutos de mayor tamaño y calidad. Los cuales tendrán mayor grado de competitividad cuando se coloquen en el mercado para la venta.

Poda del Cerezo Joven

Un cerezo joven requerirá de mayor atención y cuidado, debido a que aún no ha alcanzado la suficiente resistencia. El tipo de poda que se debe hacer es el de formación en cualquiera de sus variantes. Pero siguiendo los siguientes cuidados y recomendaciones:

  • La poda se debe realizar favoreciendo la entrada de los rayos del sol y el paso del aire.
  • Desinfectar todas las herramientas de corte a utilizar, a fin de evitar contaminar el árbol a través de las heridas. Impidiendo cualquier ataque de bacterias o virus y que no contraiga ninguna enfermedad. Un método de desinfección eficaz es realizar una solución de una medida de lejía por nueve de agua.
  • Realizar la poda cuando el cerezo está a punto de florecer
  • Siempre ejecutar los cortes con un ángulo de 45 grados o en chaflán
  • Tratar en lo posible que cada rama primaria produzca por lo menos dos ramas secundarias vigorosas

Poda del Cerezo en Crecimiento

La labor de mantenimiento de poda del cerezo no concluye con la de formación. Pues ya el árbol ha logrado su estructura firme y resistente, pero aun así sigue creciendo. Crecimiento que hay que potenciar, cuidar y mejorar cada vez más. Para ello se dan las siguientes recomendaciones:

  • Tratar de mantener que el cerezo crezca horizontalmente, por lo que se deben cortar las ramas que tiendan a crecer en forma vertical
  • Seguir los cuidados de desinfección de las herramientas de corte para prevenir cualquier tipo de enfermedad.
  • Podar en tiempo de circulación de savia por el árbol para favorecer la cicatrización de las heridas
  • Eliminar las partes secas, muertas o marchitas
  • Podar brotes que surjan del tronco del cerezo, para evitar el gasto de energía innecesaria y concentrarla en las ramas productivas
¿Cómo podar y cuidar un cerezo?

Cuando se Podan los Cerezos

La mejor época para proceder a realizar la poda de formación del cerezo es de cara a la primavera, cuando está a punto de florecer. El árbol comienza a general nuevamente savia suficiente permitiendo la cicatrización de las heridas de corte por la poda.

Mientras que la poda de fructificación el momento más indicado es cuando se ha concluido con la recolección de las cerezas.

Junto con las podas de formación y fructificación, también se llevan a cabo las podas de limpieza o mantenimiento. Estas se pueden realizar iniciando el otoño o la primavera.

No es recomendable la poda del cerezo durante el invierno, por la escasa savia circulante en el árbol. Ya que puede demorar el proceso de cicatrización de los cortes contribuyendo con la entrada de infecciones virales o bacterianas, causando enfermedades al árbol. Enfermedades como la gomosis, muy común en las especies de cerezos.

Tampoco se aconseja hacer la poda durante el verano, porque puede ocasionar una deshidratación del cerezo.

Que Usar en la Poda del Cerezo

Para hacer la poda de árboles se deben de tener ciertas herramientas y equipo de seguridad como guantes y gafas. Algunas de las herramientas pueden ser manuales como las tijeras de podar, para los cortes más específicos o de ramas de poco grosor. Pero también existen herramientas a motor o máquinas que pueden ser muy útiles para los trabajos más pesados de la poda, a continuación se recomiendas tres de estas máquinas:

  • Podadora: Funciona con baterías, trabaja de forma rápida, ligera, con menos vibración y con mayor eficiencia que otras máquinas más pesadas.
  • Motosierra: Máquina equipada con motor, ideal en los casos de poda en altura y elementos de mayor tamaño o grosor. Si has adquirido una te invitamos a entrar aquí a conocer como afilar cadena de motosierra, te será de gran utilidad.
  • Sierra de poda rígida: Es una herramienta manual para cortar troncos y ramas de árboles.

También te pueden interesar leer los siguientes artículos en la misma categoría:

(Visited 491 times, 1 visits today)

Deja un comentario