Rosas trepadoras: Hábitat, cuidados, descripción y más

Las rosas trepadoras, son de las especies con mayor popularidad de entre las plantas trepadoras y de crecimiento rápido. Las rosas trepadoras florecen durante la época de la primavera, una vez en todo el año, y de manera abundante. Gozan de mayor preferencia entre los amantes de las rosas.

rosas trepadoras

Descripción

Las rosas trepadoras o también conocidas como el rosal trepador o rampante, son de las especies más modernas que se plantan hoy en día para adornar cualquier jardín. Todas las especies de tipos de rosas pueden llegar a ser trepadoras, diferenciándose en el hecho de que estas poseen unas cañas en sus arbustos mucho más grandes de crecimiento rápido, características con las que no cuentan las rosas arbustivas.

Por lo general, el desarrollo de estas rosas trepadoras se da de una forma natural. Pero, a pesar de esto, muchos de los grupos de rosas trepadoras son el resultado de mutaciones que se producen de una manera espontánea, en estas épocas de modernidad. Habitualmente, los rosales trepadores llegan a tener una altura de entre 8 y 20 metros de altura, pudiéndose desarrollar en cualquier lugar.

Los rosales trepadores se exhiben largos, contentivos de bastones flexibles, pero por lo general con un tamaño global más grande que oscila entre 20′ y 30′ de altura. Tiene como hábito florecer una vez al año y de manera muy abundantemente. Se dice que las rosas trepadoras no pertenecen al grupo de plantas guiadoras propiamente dicho, como si lo son la hiedras o las clemátides. (Ver articulo: Flor de Amapola)

rosas trepadoras

Esto se distingue en parte, porque cuando de trepar se trata, no son herbáceos, y les falta la fuerza para aferrarse a los soportes por sus propios medios. Otra características con las que cuenta es que su hábito se conoce como arbusto semi trepador, o también con el nombre de apoyante.

Estos, deben ser entrenados, es decir, orientados de manera artificial, y amarrados sobre estructuras de los cenadores y las pérgolas, de forma manual. Las rosas trepadoras además de adornar los espacios con su variedad de colores y formas, también sirven de ambientador, ya que destilan una fragancia que engalana cualquier espacio interior o exterior.

Su hábitat 

Las rosas, son por naturaleza, unas de las flores más cultivadas alrededor de todo el mundo,  gracias a su belleza y características únicas que las han convertido en el símbolo global del amor. Es normal ver como a diario, en todo el mundo se obsequian miles de rosas, ya sea en macetas o distintos arreglos florales.

Sin embargo, las rosas son tan populares, que muchos las utilizan para adornar con ellas sus patios y jardines, representando una excelente opción para esos casos, el tipo de rosas trepadoras. Ya sean buscadas por sus hermosa variedad de formas y colores, o por su rápido crecimiento y economía en el mantenimiento. ( Ver articulo: Girasol)

Esta variedad de tipo de rosas puede sembrarse en todas partes el mundo, aunque de preferencia, se tienen a las regiones cuyas temperaturas son templadas y también del tipo subtropical. Es raro ver algún sembradío de rosas trepadoras en los lugares cuyas temperaturas sean frías, y aunque también se dan algunos tipos, esto no es de manera frecuente.

Existen especies de rosas trepadoras silvestres que son originarias del continente Asiático, mas sin embargo, también hay tipos de rosales trepadores provenientes de Europa, noroeste de África, Norteamérica y parte de Oceanía.

rosa trepadora

Los tipos de suelos donde generalmente se adaptan las rosas trepadoras deben ser unos terrenos con gran profundidad, contentivos de suficiente abono, el cual puede ser del tipo orgánico o natural. Generalmente, los rosales trepadores son capaces de soportar temperaturas altas en días bien soleados.

También se pueden adaptar a lugares con sombra, pero este elemento ya dependerá de la variedad de rosa trepadora que se vaya a plantar. Es recomendable de sus cultivos se lleven a cabo a partir del mes de noviembre, proceso que puede extenderse hasta mitad del mes de abril.

Una manera de asegurar un buen agarre a la hora de cultivarlo, es cortándole los tallos suficientemente. El rosal deberá sembrarse profundamente en los suelos, igual que si se siguiera el método de injerto, y para que se fije bien las raíces con la tierra, bastará con un solo riego.

Variedades 

Existen tres variedades o tipos de rosas trepadoras:

1.- Las reflorecientes o remontantes y con las flores grandes, cuyas rosas son iguales a las que se dan en los rosales que son tipo arbusto;

2. Las reflorecientes o remontantes y con las flores pequeñas, cuya floración es abundante y se da en ramilletes. (Ver articulo: Soñar con rosas)

3.- Las no reflorecientes o remontantes, que llegan a tapar la planta con flores pequeñas, pero se da solo una vez al año y durante la época de la primavera. Por lo general, esta variedad son muy perfumadas.

Se debe tomar en cuenta que aunque sea una sola vez al año, lo hacen de una forma abundante por lo que cubrirá muy bien todos los espacios donde se ubique a la planta.

Otro de los aspectos a considerar es que la variedad de rosas trepadoras refloreciente, hasta que tiene dos años de plantada es que florece. Algunas variedades de rosas trepadoras conocidas son: la rosa Elfe, un rosal trepador de un color bastante característico ya que es poco inusual.

La rosa Madame Alfred Carriere, es otra de las variedades de rosa trepadora. Es considerada como un rosal blanco, a pesar de que cuando se aprecia de cerca, la rosa comienza a tornarse de colores con matices amarillos y rosáceos.

La rosa Madame Grégoire Staechelin, que es conocida en los Estados Unidos con el nombre de Spanish Beauty o como La Belle Espagnole. Se trata de un híbrido de té. La rosa Paul´s Lemon Pillar, un rosal trepador de color amarillo, que forma parte de los híbridos de te trepadores, un aspecto que en algunos lugares del mundo no se ha comprobado.

Otra variedad de rosa trepadora es la conocida Rosa New Dawn o The New Dawn, rosal trepador perteneciente al sub-género híbrido de Wichurana; la rosa Pierre de Ronsard, especie de la casa Meilland, un precioso arbusto que entra dentro de la clasificación de las especies de rosas románticas.

Rosas trepadoras amarillas

Existen tipos y variedades de rosas trepadoras de varios colores y formas, lo que la hacen el tipo de rosa perfectas para decorar los jardines de las casas e instituciones. Entre esa gran variedad de rosas trepadoras de diferentes colores, formas y aromas, están las de color amarillo, que son unas de las más buscadas, en parte por su simbología, ya que el color amarillo denota alegría.

Estas variedades de rosas trepadoras tienen tallos largos, los cuales usan para poder treparse a través de las terrazas, los muros, los arcos, cercos, columnas, entre otros. Entre otras de sus características cuenta el hecho de que son especies potentes, con dimensiones entre los 8 y 10 metros de altura y con un crecimiento rápido.

En referencia al estilo de sus hojas, estas son grandes y con una tonalidad verde oscuro, unas con forma de espiral y otras ovaladas. La forma de las flores de las rosas trepadoras amarillas, son muy distintivas ya que poseen una forma atrompetadas y con tonalidades que van desde el amarillo claro, hasta el dorado con mezclas de purpura.

Por lo general, sus flores pueden llegar a medir hasta unos 20 centímetros, y se dice que por las noches, destilan un agradable aroma agradable. A diferencia de otras especies de rosas trepadoras, las del tipo amarillo suelen florecer en la época de invierno, aunque también pueden darse algunos casos que ocurren en otras épocas del año, siempre y cuando el clima sea cálido.

La Solandra máxima

La variedad de rosas trepadoras amarillas denominada como Solandra máxima, es parte del grupo de plantas resistentes pertenecientes a la familia de las Olanáceas. Esta variedad es proveniente de la región de América Central, siendo un rosal trepador con un perfil imperecedero y muy fornido.

Puede llegar a tener dimensiones entre los 2 a 6 metros de altura y por ser una planta de mucha envergadura, necesita ser cultivada en un sitio que sea bastante espacioso, para que pueda llegar a desarrollarse con buen soporte sólido y con comodidad, elementos que le van a asegurar el tener un mayor volumen.

Esta variedad de rosas trepadoras de color amarillo posee varios nombres comunes entre los que están: Copa de oro  o dorada; Trompetas; Planta trompeta; y Trompetero gigante. Este rosal trepador es robusto, de crecimiento rápido. Las ramas de esta planta son duras y gruesas, simulando unas especies de lianas, las cuales incluso pueden llegar a medir hasta 60 metros.

Sus hojas son también grandes, ovaladas y de un color verde, en especial en aquellos sitios más cálidos. Sus medidas son de hasta 25 centímetros. Con respecto a sus tallos, los mismos se desarrollan de una manera considerable, floreciendo en los extremos.

Debe tomarse precauciones con el sistema de riego ya que de no hacerlo, comenzara a perder sus hojas en la temporada de verano, aunque puede volver a florecer en la temporada de otoño próxima. En referencia con la humedad y el sistema de riego, mientras la especie se encuentre en la etapa vegetativa, debe contar con abundancia en el riego, lo que va a disminuir en la época de invierno.

Aunque es una planta que resiste las épocas de sequía, durante el verano, la metodología del riego deberá hacerse semanal, y luego pasara a hacer de manera mensual. Cabe destacar que el riego muy abundante va a favorecer el desarrollo vegetativo. En cuanto a los suelos, este tipo de rosas trepadoras se adaptan a la mayoría de los tipos de suelos.

rosas trepadoras

Solo debe tomarse en cuenta que los mismos cuenten con un suelo drenado y que tenga dirección a los rayos del sol. Como ya se ha mencionado, sus flores son grandes y amarillentas, con forma de embudo o trompeta.

Florecen casi todo el año, con un buen crecimiento en climas cálidos, durante el invierno y también en estaciones secas, y son olorosas de noche. Son fáciles de hacerles mantenimiento, ya que se pueden poder sin presentar ninguna dificultad, logrado con ello la creación de nuevas ramificaciones que den más sombra, y con lo cual además se contribuye a su buen crecimiento.

El sistema de propagación de esta variedad de rosal trepador es por el metido de esquejes, estaca o acodo. Aporta mucha sombra debido a su abundante vegetación, y es utilizada para cubrir enrejados, pérgolas, muros, entre otros.

Allamanda cathartica

La Allamanda cathartica, conocida con el nombre de jazmín de Cuba​, es una de las variedades de rosas trepadoras amarillas. También se le llama por otros nombres como trompeta amarilla o flor de mantequilla. Es un rosal trepador que forma parte de la familia de Apocynaceae, una variedad procedente de Brasil.

Entre sus características están que son bejucos o arbustos trepadores, con hojas de un tamaño de 3 a 15 centímetros de largo por 1.5 a 5 centímetros de ancho, de forma ovaladas y con la base cuneada. Sus espigas son racemosa, contentivas de pequeñas flores amarillas y sépalos ovados, con una corola generosamente campanulada encima de un tubo basal angosto, hasta 12 cm de largo.

Es contentiva de un fruto con forma de cápsula, ligeramente aplanado, y de unos 7 centímetros de largo. En relación con las semillas, las mismas son planas, secas y con un ala concéntrica gruesa. Esta variedad de rosas trepadoras son sembradas en su mayoría en áreas pantanosas, específicamente en toda la extensión de la costa atlántica donde también son naturalizadas.

Pueden desarrollarse perfectamente en altitudes que oscilen entre los 0 y los 700 metros. Su proceso de floración se da durante todo el año, siendo los mejores meses, febrero, abril, julio y octubre. Esta variedad de rosal trepador es originario del Este de Sudamérica, aunque puede observarse que es cultivada ampliamente en todos los trópicos.

Entre sus propiedades, esta planta contiene una proporción de un látex blanco cáustico. De igual manera contiene sustancias como la isopluméricina; de β-amirina y β-sitosterol; el pluméricina; triterpenos esterificado; y ácido ursólico, en sus hojas.

Tambien contiene flavonoides, compuesto de quercetina y kaempferol, ubicadas en su flor, mientras que en las raíces posee fluvoplumeirina, pluméricina que es lactonas triterpénicas; y allamandina y allandina allamandicina, que son lactonas iridoides.

Debido a que esta variedad de rosas trepadoras tienen un crecimiento potente con el cual pueden llegar a alcanzar varios metros de altura, su principal uso es como planta ornamental. Es usada en la creación de cercados coloridos y espectaculares, empleando para ello sus hermosas flores de color amarillo brillante.

El olor que destilan esta rosas es afrutado y delicado por lo que es empleado como una buena ambientación. Es una planta resistente que crece rápidamente en las condiciones adecuadas, aunque no tolera la sombra, heladas, o suelo sucio o alcalino.

Cuando se poda, toma aún más fuerza. A menudo, se pueden observar sus sembradíos junto a los caminos, o simplemente cubriendo superficies, paredes, o muros. Además del uso ornamental, hay países donde la utilizan en el campo de la medicina, debido a su contenido de látex, el cual es empleado como un vomitivo y vermífugo.

Las hojas de esta variedad de rosas trepadoras se usa para elaborar infusión tomándolo como un emético y purgante. También dicha infusión facilita la cicatrización de las heridas. A pesar de esto se debe tomar ciertas precauciones puesto que la planta en sí causa irritación de la piel, y es un fuerte corrosivo para los ojos.

Al tomarla puede causarles náuseas, vómitos y sequedad, y el extracto tanto de las raíces como de las hojas, puede llegar a generar hipotensión. Entre los cuidados que deben dársele a la planta está el sistema de riego, el cual debe ser del tipo ligero pero frecuente, específicamente entre 2 a 3 veces por semana.

Durante la temporada de calor, se recomienda que se rocié su follaje, y cada 15 días, emplear fertilizante. Se recomienda podar antes de la llegada de las estaciones cálidas, y reducir los riegos durante la temporada de invierno. De igual manera, debe protegerse la plantación contra las heladas, ya que es una especie que no tolera el frió.

Blancas

La variedad de rosas trepadoras blancas, tal y como su nombre lo dice, son especies de plantas que trepan por paredes, muros, columnas o arcos, de manera vertical, extendiéndose a lo largo de las estructuras, llegando a cubrir todo el espacio.  Pueden ser colocadas en sitios amplios y también reducidos.

Estas rosas trepadoras brindan en los espacios donde son colocadas sombras, y a la vez aportan frescura, en especial durante las temporadas de verano.

Por lo general para adornar los espacios interiores de las casa, son colocadas en terrazas o en pérgolas. Dentro de esta variedad de rosas trepadoras, existen gran números de sub tipos de trepadoras blancas, contentivas de distinguidas características como por ejemplo, algunos rosales pueden llegar unos cuantos centímetros, como otras especies que tienen dimensiones entre 15 y 20 metros.

rosas trepadoras

La Rosa Virgo

La Rosa Virgo, es un rosal trepador híbrido, cuya flor es contentiva de entre 17 a 25 pétalos, colocadas entre un follaje de color verde oscuro. El color se va acentuando cuando esta variedad es cultivada en semi sombra.

Entre sus cuidados se tiene que la poda de la planta debe hacerse en la temporada de invierno, para luego proceder a fertilizar utilizando elementos como el estiércol seco, compost, tierra abonada o humus de lombriz. Es recomendable que en la temporada de verano, se le realice a la planta una poda suave, ya que con ello se extenderá su periodo de floración hasta la época del otoño.

La rosa virgo es conocida también como Virgo Liberatoniem, planta descubierta en los años de 1957 y originaria de Bélgica. Es una planta tan resistente que puede llegar a soportar heladas de hasta -8 grados centígrados. Es de crecimiento rápido y puede alcanzar una altura de 3 metros.

Presenta un tipo de vegetación poco vigorosa y sus flores cortadas se ven limitadas. Aunque es una de las rosas trepadoras blancas, puede sufrir variaciones en su tono pero muy leves. Se usa de manera ornamental generalmente para iluminar los espacios.

Rosa Wichuraina

La rosa Wichuraina, conocida popularmente como la rosa luciae, es una especie clasificada dentro del grupo de las Rosa sect. Synstylae. Es natural conseguirla en las regiones costeras formando parte de matorrales, así como también dentro de acantilados sobre suelos calcáreos.  Los tipos de rosas trepadoras de esta especie pertenecientes a la rama silvestre, se les puede observar a unos 500 m de altura.

René Barbier, un famoso cultivador de rosas de origen Francés, llegó a Japón procedente de América, en la década de los años de 1.890, y se convirtió en el principal cultivador de rosales trepadores blancos, antes de la ocurrencia de la primera Guerra Mundial.

Esta planta es originaria del Asia oriental, teniendo sembradíos en países como China, Taiwán, Japón en islas Ryukyu, Corea, Filipinas. Los tallos bajos del rosal trepador se encuentran vinculados a nódulos, mientras que sus hojas, son de un aspecto largo, de unos 5 a 10 centímetros aproximadamente, contentivo de cinco a siete foliolos por lo general, y a veces hasta con nueve, pero raramente.

En referencia a sus flores, estas son de un aspecto bastante simple, conformada por cinco pétalos, de color blanco y a veces con un tono rosado. También es parte de su descripción, unos prominentes estambres de color amarillo, los cuales son de un estilo aromático, y con unas dimensiones de entre 1.5 a 3 centímetros.

Se le puede ver en forma solitaria o igualmente, apiñada en corimbos. En cuanto a su proceso de floración, el mismo se da al finalizar la temporada de la primavera, extendiéndose hasta la mitad del verano. Contiene unos frutos en forma globulares, y de un color rojo negruzco, cuyas medidas son de 6 a 18 milímetros.

Es una variedad de rosas trepadoras del tipo arbusto trepador o rampante, que puede llegar a medir de entre 3 a 6 metros de alto. Existen dos especies de este tipo: Rosa luciae con flores blancas y Rosa luciae con flores rosas.

El objetivo de la siembra de la Rosa wichuraiana, se realiza con fines ornamentales, plantados en los jardines, donde sirven para cubrir los suelos sobre los taludes, o también se utiliza como trepadora sobre grandes árboles. sus hojas tienen un color verde brillantes.

Rosas trepadoras rojas

Las rosas trepadoras rojas se distinguen entre las demás ya que poseen la capacidad de poder trepar a través de superficies y otras estructuras de una forma natural. Algunas especies se encuentran clasificadas como del tipo de enredaderas, debido a las características que presentan sus tallos, los cuales son bastante largos y muy flexibles.

Al final de los tallos pueden visualizarse los racimos de flores; y en otras plantas trepadoras, los tallos son firmes y sus flores de un tamaño mucho más grandes. Existen gran variedad de flores del tipo rosas trepadoras rojas, con hermosos matices o tonos, formas, tamaños y olores.

A la hora de elegir, también tiene un gran peso el significado de las rosas rojas, siendo bastante especial y con una gran importancia, cuyo simbolismo denota romance, amor y pasión.

rosas trepadoras

Rosa Soraya

La rosa Soraya es una variedad de rosas trepadoras que proviene desde Francia. Son plantas contentivas de unas hermosísimas flores dispuestas en forma dobles, de un gran tamaño. En cuanto a lo atractivo que tiene, sin duda alguna es su color que puede variar entre tonos rojos y anaranjados. Su flor esta comprendida por unos 30 pétalos característicos por ser muy suaves, además de poseer una exquisita fragancia.

El estilo de sus hojas son caducas, y en cuanto a sus tallos, estos son de una forma alargada, un elemento que le permite a la planta poder trepar sobre estructuras ya formadas, como es el caso de los muros o paredes, cercas, arcos, entre otras más. Este rosal trepador puede llegar a medir hasta unos 3 metros de altura, siendo del tipo de rápido desarrollo.

Es un tipo de planta fuerte y no muy exigente a la hora de realizarle sus cuidados y mantenimientos, solo se deben tomar en cuenta ciertos detalles como por ejemplo, para cumplir con el sistema de riego, es necesario contar con suficiente cantidad de agua. De igual manera, sus cultivos deben estar en dirección hacia los rayos del sol, ya que eso es la garantía para un perfecto crecimiento.

A la vez, una buena exposición al sol contribuirá a que los colores de la planta intensifiquen su tonalidad. Se da muy bien en climas cálidos aunque puede resistir heladas de hasta -8 grados centígrados.

Es recomendable que la poda se le realice en los comienzos de la temporada de invierno, pero a pesar de esto, también se le puede realizar una poda leve durante la época del verano, con el objetivo de que su periodo de floración se extienda hasta la temporada del otoño.

Después de realizarle la poda a la planta, se recomienda aplicarle algún tipo de fertilizante, ya sea un tipo de compost, abono orgánico, estiércol u otro. Estas variedades de rosas trepadoras tienen la particularidad que florecen de manera repetida a lo largo de la temporada de primavera, siendo muy abundando su floración.

Rosa Altissimo

La rosa Altissimo pertenece a la clasificación de los tipos de rosas trepadoras de color rojo, cuyo origen radica en Francia. Entre sus características están que es una planta que puede llegar a medir hasta 4 metros de altura.

Sus flores se distinguen por ser bastantes simples, con una forma aplanada y cuyas medidas son de 12 centímetros. Los pétalos de su flor poseen una forma redondeada, y son de una tonalidad de rojo brillante. De ella sobresalen sus estambres contentivos de un color dorado u oro, y que producen una suave fragancia, un agradable aroma.

En cuanto a sus hojas son grandes, de un color verde y de carácter caducas. A diferencia de otras especies similares, su proceso de floración no es abundante, mas si es bastante potente. Otra de las diferencias que se muestran en esta variedad es que muestra un tipo de flores algo grandes, y con una buena distribución, en lugar de varias flores pequeñas formando un ramillete.

Cada una de las flores simboliza una belleza única. En la época de la primavera se da su proceso de floración, mas sin embargo, por lo general también florece de manera repetida al comienzo de la época del otoño. Para que esta variedad de rosas trepadoras pueda tener un buen desarrollo, debe ser cultivada en un terreno amplio, donde puedan contar con una buena estructura por la cual puedan trepar.

Entre sus usos destacan el ornamental, ya que es una flor que se usa para decorar terrazas, muros y paredes, cercas, entre otros espacios. Tiene preferencia por los suelos húmedos y con un buen sistema de drenaje. Los riegos deben ser abundantes pero sin exagerar.

Es una planta de crecimiento rápido, que requiere de los rayos del sol para su buen crecimiento y un elemento que construirá a que se intensifique su color y tonalidad. Es una planta muy resistente y aun cuando prefiera los climas cálidos, puede someterse a fuertes heladas de hasta -5 grados centígrados.

La poda y el mantenimiento debe hacérsele durante su primer año de vida, cortando las ramas que se presenten débiles o dañadas. Al cumplir los dos años, se le despuntan sus ramas principales, y deberán sujetarla para orientarlas en el camino de trepar.

Rosas silvestres trepadoras

Todas las variaciones de rosas se derivan de las rosas silvestres trepadoras, plantaciones que crecen y se van desarrollando en medio de la naturaleza. Dentro de sus características están que es una especie arbustiva y fibrosa, cuyo tamaño no llega a superar los 2 metros de altura. (Ver articulo: Flor de Alelí)

La descripción de sus tallos corresponde a unos cubiertos de suaves y pequeñas espinas, con un color verde. Con referencia a sus hojas, estas son caducas y están dispuestas de 2 a 3 pares, y también las hay de 1 impar. Sus flores son mostradas en forma de ramilletes, pero también se les puede observar en solitarias.

Un aspecto llamativo de esta variedad de rosas trepadoras son sus colores, ya que cuenta con varios matices que van desde rojas, amarillas, blancas y también variaciones en tonalidades rosadas. Su flor es contentiva de cinco pétalos con una dimensión de hasta 4 centímetros.

Su fruto contiene un alto porcentaje de vitamina C, resultando ser esto un aspecto bastante beneficioso, así como otras propiedades entre las que se encuentran las sustancias de carotenoides y flavonoides, por lo que es utilizado en la cocina dentro de la fabricación de té y mermeladas. El fruto es conocido con el nombre de escaramujo, y sus medidas están entre los 1.5 y 2 centímetros.

La etapa de floración de las rosas trepadoras silvestres se da entre los meses de mayo a julio, mientras que es a finales del verano, inicios de la época del otoño cuando viene produciéndose su fruto. Esta especie se esparce de manera rápida y natural a través de cercas, matorrales y bordes de bosques, entre otras superficies.

rosas trepadoras

Cuidados

Las rosas trepadoras son plantas muy resistentes que no requieren de mayores exigencias a la hora de realizarles mantenimientos, o aplicarle ciertos cuidados para que tengan un buen desarrollo. Sus cultivos pueden realizarse en macetas o porrones y también en jardineras profundas, para decorar espacios interiores como las terrazas.

Este tipo de rosas se da en cualquier ambiente que este fuera del trópico, donde el tipo de climas sea calurosos y secos. Es allí precisamente donde las rosas trepadoras prosperan de buena manera y florecen tanto, que su ciclo de vida se vuelve más corto. Aunque resisten temporadas de sequías, deben contar con riegos abundantes.

Al igual que otros de su especie, el rosal trepador, necesita mucho de los rayos del sol para poder crecer de una manera adecuada, aunque también se dan especies en semi sombra. Se debe mantener cierto grado de humedad en los terrenos donde se vayan a cultivar. Es recomendable que se riegue de 3 a 4 veces por semana durante el verano, disminuyendo este número si es invierno.

Las rosas trepadoras deben contar con buenos fertilizantes y abonos, los cuales es necesario que se les aplique a finales de la temporada de invierno o en los inicios de la época de primavera, ya que este factor facilitara su proceso de floración. En el caso de las especies de rosas trepadoras con floración remontante, se les deberá aplicar abonos iniciando la época del verano. La poda debe realizársele para eliminar las hojas dañadas y secas.

Cuidados de la rosa iceberg trepadora

La rosa Iceberg, es del grupo perteneciente a las rosas trepadoras blancas. Sus flores poseen un color blanco puro y son muy populares entre los amantes de las rosas. El arbusto de rosas Iceberg, cuenta con un follaje de color verde claro y a la vez es brillante.

Por lo general, cuenta con unas medidas entre 75 centímetros y 150 centímetros de altura. Cuando está en la etapa de crecimiento, esta planta tiende a arquearse. En cuanto a sus flores, las mismas poseen la típica forma de los híbridos de té. Tienen un distintivo color blanco, y son ligeramente perfumadas.

Otra de sus características distintivas es que esta variedad de rosas trepadoras florece todo el año, siempre y cuando cuente con condiciones climáticas adecuadas para ello. Se manifiestan en racimos contentivos hasta por 7 rosas cada uno.

Hay ocasiones en que sus flores adquieren un toque de rosa pálido, específicamente en aquellas zonas donde los climas fríos. Una vez que la flor se abre, se presenta en el centro de la misma, un color amarillo muy llamativo.

Entre los cuidados de este tipo de rosal trepador se puede decir que es muy resistente, y sus cultivos pueden hacerse en macetas siempre y cuando se planten en un terreno a profundidad, y que contenga suficientes nutrientes.  Es necesario que cuente con una buena exposición al sol, específicamente entre unas 6 a 8 horas.

Es un tipo de arbusto que se adapta perfectamente a cualquier tipo de suelo, siempre que cuente con un buen drenaje y sea lo suficientemente fértil. Esta variedad puede ser sembrada en suelos de tipo arcillosos o arenosos, mas sin embargo, lo ideal es mejorar la calidad de los suelos aportándoles cierta cantidad de abonos orgánicos, compost y estiércol.

Debe plantarse a una distancia de al menos 70 centímetros entre ejemplar y ejemplar para que cuenten con el espacio suficiente, y tengan un buen crecimiento. La pared a colocarle debe estar colocada con dirección hacia el sur, proporcionándole a su vez un buen soporte para sus raíces.

En cuanto al riego de este tipo de rosal, no es necesario que se haga de forma excesiva, más bien debe ser a manera moderada, por lo menos, dos veces a la semana. Si se presentan condiciones con altas temperaturas, se debe controlar la humedad del suelo, y aumentar los riegos.

Debe contar con un buen abono, el cual debe aplicársele durante la época del invierno, y efectuarle un nuevo aporte de abono a inicios de la temporada de verano. Pueden emplearse abonos químicos, orgánicos, naturales entre otros, e incluso un tipo de abono líquido mientras se ejecute el sistema de riego durante la etapa de floración de la planta.

Es conveniente realizarle a la planta una poda de rejuvenecimiento, con el objetivo de que este rosal mantenga su arbusto sano, y se logre conservar durante muchos años. Lo ideal es realizarla a finales de la época del invierno o en los inicios de la etapa de primavera.

rosas trepadoras

Se procederá a cortar aquellas ramas que ya hayan florecido, dejando solo entre 2 y 5 yemas. La metodología se va a aplicar cortando siempre por encima de una yema. De igual manera, a través de la poda se eliminaran las ramas débiles, secas o enfermas, procurando que crezcan las nuevas orientadas hacia el exterior.

Este método facilitara el hecho de  que el aire del viento corra a las plagas, manteniendo cierto control sobre los hongos. El rosal Iceberg es débil ante los hongos, razón por la cual es necesario permanecer alerta ante la aparición de cualquier señal de existencia como puntos negros. Con una buena poda, se facilitara la circulación del aire.

El punto negro es un hongo que aparece por la presencia de un excesivo calor sumado con una alta humedad. Existe un remedio casero el cual puede aplicársele a la planta para tratar este hongo, el cual consiste en aplicar agua caliente con bicarbonato de sodio sobre las hojas, aunque también hay varios fungicidas para prevenir y tratar el punto negro.

Rosas trepadoras para cercos

Hoy en día, existe una gran variedad de rosas trepadoras ideales con las cuales se puedan adornar cercos en jardines y terrazas. Hay muchos tipos que pueden guiarse sobre un cerco, arco o cualquier otra estructura, esto con la intensión de ofrecer una agradable vista decorativa. (Ver articulo: rosas para tatuajes)

Este tipo de rosas trepadoras son las precisas para adornar pérgola, gracias a la flexibilidad de sus tallos, que les permiten tomar una mejor orientación sobre las distintas estructuras. Por lo general, las rosas trepadoras para cercos son rosas de color rosado, las cuales florecen de manera abundante pero se dan solo una vez durante la época de la primavera.

Son de rápido crecimiento y habitualmente, son flores dobles que destilan un formidable aroma, con lo cual no solo se adornan los espacios sino que también se crea un ambiente de abundancia y buena fragancia. En aquellos sitios donde haya suficiente sol y sombra, este tipo de rosas trepadoras se desarrollara a la perfección, un factor con lo cual se hacen más enérgicas para poder trepar cualquier valla o cerco.

rosas trepadoras

Poda

Por el hecho de que las rosas trepadoras son plantas que pueden llegar a crecer y florecer de manera abundante, es preciso que se les haga mantenimiento a través de podas. A pesar de esto, existen muchas personas que tienen cultivadas este tipo de rosas y no saben cómo aplicarles una buena poda desconociendo a su vez, que este elemento es fundamental dentro del buen desarrollo de la planta.

Dentro de los cuidados que se le debe brindar a la planta está el sistema de riego continuo pero también una buena poda, y en la temporada que sea adecuada.

La poda debe realizársele para que la planta pueda crecer como es debido, sin pasar por ningún tipo de riesgos de que los cultivos lleguen a morir o perderse. Para poder realizar la poda del rosal trepador es necesario seguir algunos pasos importantes, en vista de que la poda del rosal trepador no es la misma que la de otras plantas.

Uno de estos aspectos como ya se ha dicho es hacerlo en la temporada adecuada. Cada rosal trepador cuenta con una temporada específica para llevar a cabo su poda, y con ello es que se obtendrán excelentes resultados. En referencia a ello, se dice que lo ideal es efectuar la poda una vez que pase la apoca del invierno. Esto podría ser entonces entre los meses de enero y febrero, lo que comenzara por fortalecer a los tallos primeramente.

rosas trepadoras

Las rosas trepadoras se van derivando de las ramas laterales, esto quiere decir que se distinguen de otras plantas, ya que las rosas pueden emerger de manera directa de las ramas laterales. A pesar de ser ramas secundarias, se pueden desarrollar sin ningún problema.

Con la finalidad de que se reproduzcan unas rosas fuertes, es importante saber podar las ramas secundarias. Para ello, es necesario amarrar de manera correcta las ramas principales, y luego de esto, cortar las ramitas que van saliendo de las mismas. Otro de los pasos a seguir dentro de la poda es el retiro de las ramas viejas. (Ver articulo: margarita)

No es preciso que todas las ramas que comprenden las rosas trepadoras deban durar para siempre. Debe hacerle un mantenimiento, eliminando las ramas que ya están en mal estado o secas. Esto dará paso a que la planta se vigorice y obtenga una mayor vitalidad. Realizando una correcta poda, se puedes alargar la vida del rosal trepador.

(Visited 4.192 times, 1 visits today)

Deja un comentario