Gardenia: Nombre científico, Propiedades, Cuidados y más

La gardenia es un tipo de planta acidófila, es decir, que necesita un sustrato de salinidad en el suelo donde se ha plantado un tanto más bajo de lo que se considera normal. La gardenia jasminoide es una planta cuya flor es considerada bella, como posee además un espectacular perfume.

gardenia

Es tan preciosa pero así también es delicada, requiere de suma paciencia para su cuidado y sostén. Además que el esfuerzo que amerita su cuidado, recompensará en tu sabiduría como tener una muy bonita flor.

Nombre científico

Considerando que la gardenia etimológicamente ha sido acuñada por su nombre genérico al naturalista de origen escocés Carl Linneaus, es gracias al honor por su colega Alexander Garden por quien se coloca el mismo. El género se describió en la publicación que lleva por nombre: transacciones filosóficas de la alta sociedad de Londres.

Por otra parte, la gardenia es entonces una planta ubicada dentro de la familia de las rubiáceas, cuyo origen latitudinal se remonta al continente asiático, específicamente a la potencia milenaria de China.

Siendo así, su nombre científico más común y utilizado es el de gardenia jazminoide. Las gardenias, comprenden cerca de 259 especies existentes además descritas, sin embargo, de ellas únicamente se aceptan 134 tipos.

Retomando pues que su origen es de Asia, además de China, se puede observar en naciones tales como Vietnam, India, Birmania, Japón y Taiwán. Este tipo de plantas se considera perenne, por lo que sus hojas son medianas y de un color verde claro brillante, además de poseer flores blancas con un aroma exquisito.

Este arbusto carga consigo hojas que siempre se encuentran verde, donde podrá alcanzar hasta un metro a medio metro de altura. Por su origen tropical hacia el este del planeta, la composición de la gardenia es diversa como múltiple. Pertenece a la misma familia de la planta de café, es decir a la rubiaceae. Las flores de la gardenia parten desde la axila de sus hojas, son de un color marfil, crema o blanco, con un perfume único y natural, así como con brotes que crecen individualmente.

Característicamente, la gardenia goza de su vida al aire libre donde alcanza hasta dos metros de altura creciendo.

Significado de la flor de gardenia

gardenia

Las hojas brillantes de la gardenia llaman completamente la atención. Son de forma puntiagudas, y se encuentran acompañadas de un color verde brillante. Se encuentran dispuestas además en pares totalmente opuestos en relación al tallo. Sin embargo, sus flores son el atractivo más significativo, puesto que son tan bonitas como dulcemente fragantes. Se disponen mostrando de cinco a doce pétalos blancos, siendo su morfología similar a la de una rosa.

Asimismo, el aroma particular de la gardenia se muestra en su intensa como dulce fragancia, de la cual se puede disfrutar con más pertinencia durante los meses de mayo y junio. De este modo, se conoce también que sus hojas poseen una especie de escamas. Ahora bien, cada gardenia posee un significado orientado a la pureza, como hacia la dulzura. Sin embargo, los símbolos a los que se asocia los colores de la gardenia son distintos entre sí.

También la gardenia significa el amor secreto, como la alegría, además de referirse a un amplio significado dentro del mundo espiritual, en materia de limpieza y purificación. Además de ello, esta flor se refiere a la naturaleza mística relacionada con energías positivas y de atracción. (Te recomendamos leer sobre el significado espiritual de las amapolas).

En cuanto a la gardenia blanca, su simbología tiene relación con la inocencia, la edad temprana y la castidad en una persona o pareja. Esto desde luego se debe al color blanco que poseen sus pétalos. La pureza que representan puede ligarse a cualquier cosa y, al admirarla o estar a su alrededor, es común que genere una profunda sensación de paz y tranquilidad. Por consiguiente, muchas veces se utiliza para decorar interiores o espacios personales de uso frecuente.

A diferencia de la gardenia blanca, la roja tiene un significado muy distinto. De manera similar a la rosa roja, los pétalos de ésta gardenia son un símbolo claro de amor. Sin embargo, es un amor secreto, sólo conocido entre las personas vinculadas. Asimismo, puede referirse a la pasión, el respeto, la admiración y otro largo etcétera de sentimientos positivos que una persona quisiera comunicar a otra discretamente.

gardenia

Desde luego, es importante conocer de donde vienen éstas flores y cuál es su significado, pero también qué ocasión resulta más apropiada para obsequiarlas. Tienen unas cuantas diferencias entre sí, claro está, pero las gardenias de todos los colores antes mencionados comparten el afecto y las vibras positivas como principal característica.

Por lo mismo, es recomendable regalar gardenias cuando quieras confesar tu amor a otra persona, o cuando simplemente tengas ganas de provocarle felicidad. Es buena idea obsequiarlas, asimismo, durante la celebración de una comunión, bautizo, o cualquier otro evento relacionado con niños, debido a la pureza que representan. También podría ser una excelente decoración y una buena manera de sentirse a gusto en casa.

Clasificación científica

Ahora bien, en cuanto a la clasificación científica de la gardenia se refiere, la misma se ubica dentro del reino plantear, es decir, que se asocia al espacio y a los elementos naturales. En cuanto al clado, este es angiospermas, astéridas y eudicotiledóneas. Por su parte, se ubica dentro del orden gentianales, perteneciente a la familia rubiaceae. Asimismo, el género de gardenia se vincula a las 259 existentes.

Propiedades

Como la mayoría de las plantas, la gardenia, también conocida con el nombre de Fructus Gardeniae o Jasminoides Ellis, cuenta con una serie de propiedades capaces de afectar al ser humano y ayudarlo de diversas maneras. Por lo que sus cualidades se destacan de una manera ambivalente, es decir, tiene la capacidad de aportar elementos que permitan sanar el cuerpo humano ante posibles afecciones. Como también incide de manera negativa tras un consumo inadecuado y excesivo.

La más utilizada de dichas propiedades es su capacidad sedante, realmente útil para el dolor; tanto que la medicina tradicional china la incluye en gran parte de remedios herbarios y naturales. No sólo eso, la gardenia también es aprovechada como analgésico y anti-inflamatorio y en otros casos, para la fiebre, ansiedad, depresión, trastornos de hígado, e insomnio. Su aroma y apariencia son sólo unas cualidades estéticas de esta flor, mientras que las demás, mayormente son medicinales.

Cabe destacar nuevamente a la medicina tradicional china y como esta aprovecha a la gardenia para desintoxicar el organismo y enfriar la sangre, entre muchos otros usos. Por estas razones, es vastamente recomendado considerar la inclusión de gardenias en un tratamiento de adicción, ya sea drogas, alcohol o tabaco. Los remedios naturales con gardenias no provocan dependencia severa y son totalmente seguros.

Los fármacos que tratan la ansiedad, y que son elaborados con ésta flor, si pueden provocar adicción y otros efectos secundarios, sin embargo, la gardenia como ingrediente no tiene mucho que ver con eso. Como siempre, la regla es evitar los excesos. Una vez dicho esto, es de relevancia mencionar los medios y métodos de preparación que existen para consumir tan útil flor. En realidad es suficiente tomar el fruto a manera de té, en caso de necesitar sus propiedades sedantes.

Esta forma de tomarlo maximiza la relajación y puede afectar al ser humano tanto emocional como motrizmente. Por lo que, pese a ser natural, es preciso recordar la importancia de evitar un consumo excesivo de la bebida. Demasiado de esta podría desencadenar reacciones indeseadas o una alteración del humor irregular. No obstante, sigue siendo preferible, por todas sus cualidades, tomarla en su estado natural en lugar de consumirla en fármacos.

Una planta llamada delphimium es bastante parecida, siendo añadida a la cura de enfermedades peligrosas como la malaria. Como este, existen varios aspectos interesantes de la gardenia. Por ejemplo, su fruto es cosechado maduro mayormente en invierno y otoño, para luego utilizarse crudo o carbonizado. Así mismo, es de mencionar que la gardenia no tiene un sabor agradable, a diferencia de otras flores y plantas, que al gusto son asimiladas con mayor facilidad.

Preparada en una mezcla con otras plantas y raíces podría combatir la ictericia, y con raíces de Scutellaria y Rehmannia puede ayudar en el tratamiento de hematemesis, epistaxis y hematuria. Cabe destacar que tanto la planta como la flor de gardenia son útiles siempre y cuando el caso no sea diarrea o cualquier otro problema estomacal. Como buena adición a las formas en que puede aprovecharse, es necesario mencionar su fragancia.

Puede usarse en perfumes, pero en la mayoría de las ocasiones se coloca en agua para ambientar la habitación con su aroma. La mejor manera de mantenerlo intacto es tomar la flor en la mañana y mantenerla bien cuidada, regándola una vez cada dos días.

Recordando entonces que la gardenia naturalmente ya emana un aroma de exquisita fragancia, con potencial natural suficiente como para aromatizar cualquier espacio sin mayor esfuerzo alguno. (Te recomendamos leer este interesante artículo sobre la madreselva).

Cuidados de la gardenia

Tal como se ha hecho mención al inicio de este articulo, la gardenia es una planta que si bien es generosa con el ser humano ante los beneficios particulares que la misma ofrece. Los cuales generan una gran satisfacción en los mismos; se puede afirmar que es tan grandiosa, y amerita de un cuidado estricto y disciplinado, para que así tras su mantenimiento, se encuentre llena de vida. Por ende, sus propiedades podrán ser utilizadas si se les cuida con especial atención.

De tal manera que aquellos quienes se han dispuesto a tener una gardenia deben saber cómo cuidarlas. Una planta vivaz le regalará a usted una buena floración. Por lo que primordialmente se necesita que el suelo posea un óptimo sustrato de ácido, lo que le permitirá un drenaje de calidad. Asimismo, es pertinente que se riegue considerando elementos tales como la temperatura, como también el tipo de suelo en donde se plantó la gardenia.

En este mismo orden de ideas, la planta debe estar constantemente húmeda en lo que a sus raíces se refiere. Esto con la finalidad de mantener a la gardenia de manera floreada, como hermosa.

Se recomienda que la misma se riegue con agua de lluvia, puesto que esto evitará que aguas del tipo calcárea maltraten las espectaculares flores, como las hojas de la gardenia. Ahora bien, considerando el dónde ubicar a la gardenia, la radiación solar debe incidir a media luz, jamás de forma directa.

Riego

En cuanto al modo de riego de la gardenia, esta majestuosa planta amerita ser regada con relativa frecuencia. Vale evitar que la tierra en donde se encuentra plantada la misma se le seque en su totalidad, por lo que es pertinente mantener un punto de humedad en la misma. Sin embargo, es un poco, no debe pasar más allá de ello, puesto que el exceso de humedad en las raíces de la gardenia incide en una de las enfermedades más comunes, pero complicadas de la planta, es decir, los hongos.

Ahora bien, entre las recomendaciones para que la grandiosa gardenia tenga una óptima calidad de vida en cuanto a su riego, se confía utilizar el método de auto dosificación. Para esto, las macetas de auto riego son recomendadas. Estas funcionan llenando el recipiente de agua y será la propia gardenia quien a partir de su necesidad, administrará la cantidad de agua suficiente gracias a su capilaridad. Lo que permite que ni los excesos, ni las carencias sucedan, por lo que usted podrá estar en tranquilidad.

También, es de gran relevancia tener el conocimiento sobre la calidad del agua que se dispone para realizar el riego hacia la gardenia. Este tipo de planta tiene una condición acidófila, por lo que no se puede olvidar que si el agua con el cual se pretende regar es pesada. Es decir, que posea unos altísimos índices de cal, el pH de la misma irá en ascenso hasta el sustrato de manera rápida. Por lo que se generaría un bloqueo de nutrientes en la gardenia y su vida correría peligro.

Otro dato importante a considerar en el riego hacia la gardenia, es utilizar aguas cuya cantidad de cal en la misma sea pobre. Es decir, se hace uso de aguas blandas. A estas se refieren las aguas de lluvia, aquellas que también son destiladas e incluso, el agua mineral que viene en botella y la que sale del aire acondicionado. Ahora, en el caso tal que sea imposible tener estos recursos, se recomienda añadir dos gotas de jugo de limón natural o al igual de vinagre, con la finalidad de que el pH disminuya.

Cuando podar 

Tomando en consideración que la gardenia es una planta que necesita de un cuidado especial, el momento ideal para que sea podada también debe ser de manera disciplinada. La misma se recomienda debe realizarse una vez haya culminado el proceso de floración. Esta se realiza con la finalidad de permitirle tener un diseño, e incluso es un procedimiento para mantener el diseño natural, como también reducir las ramas y quitar las flores que ya se encuentren marchitas.

Esta acción permite que las flores nuevas aparezcan y que las ramas permitan nuevas diversificaciones. Vale destacar la importancia que radica el mantener a la gardenia lo suficientemente atendida. Siendo así, es necesario que se apliquen ante la planta fertilizantes que permitan una muy generosa floración. Tomando entonces en cuenta las anteriores recomendaciones, puede estar totalmente seguro que la vida de su gardenia estará garantizada.

Plantación

En este sentido la gardenia se considera como una excelente opción para plantar en un jardín, ya que llama mucho la atención. Siendo así, para sembrarla será necesario colocar en lo profundo del suelo unos 5 cm de tierra, ya que de esta manera elevara su fertilidad. Además cuando en su jardín tenga azaleas es innecesario comprobar el pH de la tierra. Aunque al ser distinto es necesario realizarlo, de esta forma la acidez tendrá que estar en 5 o 5.5 al medirse.

Luego deberá realizar un hueco en la tierra, donde ubicara la planta gardenia, este hueco tendrá que ser de mayor tamaño que el cepellón. Igualmente es necesario quitarle unos 2,50 cm extra de la superficie, ya que así podrá introducir su raíz. Después se colocara esta planta en el centro del hueco que se realizo, cuidando no tocar sus raíces. Para después volver a llenar dicho hueco con la tierra sacada.

Siendo así, cuando se quiera sembrar esta planta es necesario tener en cuenta algunas precauciones. En este sentido deberá conocer con anterioridad cual es el terreno que se usara para plantar la gardenia. De esta manera, el más indicado tendrá que estar bien abonado y también drenado con anticipación. Esto se realizara preparando un mantillo con hojas que estén secas. (Te recomendamos conocer más sobre la Violeta Imperial).

Además como es necesario que esta tierra permanezca húmeda, deberá colocarla en un sitio que no reciba la luz solar de forma directa. Siendo así, se recomienda ubicarla en una zona donde permanezca protegida del sol con otras plantas de mayor tamaño. Así como también puede ubicarla donde reciba algo de luz solar. Por otra parte cuando se desee plantar dentro del hogar tendrá que seguir otro método.

gardenia

En este sentido, primero prepara la tierra utilizando un mantillo específico para plantaciones de interior. También tendrá que localizar un espacio donde reciba iluminación del sol. Además es oportuno trasplantar la gardenia cuando llegue el invierno, esto se realizara cuando esta planta le quede estrecha la maceta.

Clasificaciones inferiores de la gardenia

Como se ha mencionado con anterioridad, la gardenia se conoce por ser un arbusto y está conformada por hojas que son alisados. Además también sus hojas permanecen de forma perenne y tiene una tonalidad verde claro reluciente. Por otra parte las flores de esta planta son blancas, tienen gran belleza y son similares a una rosa, comúnmente se utiliza de manera ornamental. (Te recomendamos leer sobra la Gerbera).

Además tiene un aroma fantástico que hace llamar más la atención. Igualmente la gardenia es una flor que requiere algunos cuidados si desea mantenerla con vitalidad y fuerza. Siendo así, esta tiene que realizar su crecimiento en una tierra que sea cálida y también ácida, donde tenga la humedad necesaria. Esta flor logra crecer unos 2 metros de alto, dependiendo de la especie, comúnmente se siembra durante el otoño o la primavera.

Es válido mencionar que hay una amplia gama de gardenias, entre las que están; gardenia grievei, gardenia storckii, gardenia hutchinsoniana. Además de la gardenia hillii, gardenia gordonii, gardenia trnasvenulosa, gardenia candida, gardenia anapetes, gardenia remyi, gardenia mannii, gardena gummifera. Al igual que la gardenia brighamii, gardenia thunbergia, gardenia tahitensis, etc.

gardenia

La gardenia en maceta

Para sembrar la gardenia en un maceta se necesitara tener algunos cuidados y consideraciones, siendo algo similar a sembrarla en un jardín. Siendo así esta planta tiene que mantenerse en un sitio con humedad y que con temperaturas cálidas, donde tenga semi-sombra. Es común que se utilice una maceta en situaciones que no exista la facilidad de sembrarlas en el suelo, ya sea por falta de espacio o por vivir en un edificio.

Además también puede ocurrir cuando exista un clima frío y por esto sea necesario tenerla resguardada. Siendo las gardenias son olorosas y tienen una fantástica forma de floración. De igual manera esta planta se puede cultivar en una maceta siempre y cuando se cumpla con las condiciones adecuadas.

En ese sentido la gardenia requerirá de un suelo previamente drenado, que contenga mucha materia orgánica. Se recomienda que su suelo sea ácido y tenga su pH en 4, debe tener humedad e iluminación suficiente.

Por otra parte para regar la gardenia deberá tener un control, porque necesita poca cantidad. Siendo así, únicamente el riego se realizara cuando la tierra se esté secando, ya que mucha agua la perjudicaría. Además evitara mojar las hojas, de esta manera prevendrá que la planta se enferme. Igualmente se recomienda trasplantarla hacia macetas de mayor tamaño cada vez que cumpla 2 años. Esto será más efectivo realizarlo cuando culmine la primavera o al terminar el invierno.

Es válido resaltar que garantizara la vitalidad y salud de esta planta por medio de la acidez de su tierra y las temperaturas que le brinde. Siendo así la fertilización utilizada tendrá que contener el nivel perfecto de acidez que se recomienda para la gardenia. Igualmente es necesario verificar el espacio donde la colocara, ya que deberá recibir la iluminación del sol.

Además requiera ser podada cuando culmine el ciclo de floración, de esta manera tendrá siempre un buen aspecto. Igualmente tiene gran importación retirar las ramas que se han secado y también las flores deterioradas, así incentivara el crecimiento de brotes nuevos.

(Visited 2.195 times, 1 visits today)

Deja un comentario