Flor de Mimosa: Cultivo, hábitat, características y más

La flor de Mimosa, es una planta originaria de las regiones de Australia y Tasmania, aunque sus cultivos se han extendido por todo el mundo. Pertenece a la familia de plantas Fabaceae y cuenta con unas 700 especies aceptadas, aunque se dice que tiene más de 1 mil 300 tipos descubiertos.

flor de mimosa

Cultivo de mimosas

Por ser una planta muy popular, muchos floristas, jardineros y horticultores han adoptado la práctica de cultivar la flor de mimosa dado a lo fácil de sus plantaciones y a los pocos cuidados que se le deben realizar, presentándose como una opción bastante viable. (ver articulo: girasol)

En los cultivos de mimosas han surgido la aplicación de muchos métodos de siembra, donde inclusive cada florista puede emplear sus técnicas basándose en la experiencia que tienen con esta planta. En el cultivos de la flor de mimosa, el primer paso a dar es la selección de las semillas de la planta que se van a plantar.

Se deben colocar dentro de un terreno externo o interno como se desee, y esperar un lapso de tiempo aproximado a un mes, para entonces ver que éstas germinen. Se colocan en agua temblada las semillas por un tiempo de 24 horas, esto con la intensión de que las semillas emerjan pequeñas raíces.

En el caso de plantar los cultivos dentro de macetas las mismas deben presentar ciertas condiciones como por ejemplo ser honda, larga y ancha, esto para que la flor se desarrolle adecuadamente. Entre las necesidades de cultivo esta el riego de la planta, el cual debe ser de manera regular.

En cuanto a la aplicación del abono, este debe aplicarse en pequeñas cantidades debido a que a diferencia de otras platas, la flor de mimosa no necesita de material orgánico en grandes cantidades. Todas las preparaciones de tierra, abono y riego, deben dársele a la planta en proporciones equilibradas, ya que de ello dependerá el éxito del cultivo.

Se deben plantar alrededor de 5 semillas de mimosa dentro de una zona determinada, equidistantes unas con otras. Luego de plantar las semillas se tapan con tierra y se riega hasta que el terreno quede lo suficientemente húmedo. El sitio seleccionado para la plantación de la flor de mimosa debe tener buena iluminación solar.

Días posteriores a la siembra, será necesario regar la plantación diariamente pero sin entrar en exageraciones. Especialistas recomiendan que el agua del riego sea tibia para evitar cualquier espasmo dentro de la semilla, previniendo los climas de calor durante el proceso de crecimiento de la planta.

flor de mimosa

Hábitat y distribución

La flor de mimosa es una planta nativa de Australia y Tasmania, aunque ha sido distribuida por todo el mundo. Un reconocido científico llamado James Cook, la llevo desde Australia hasta Francia en el siglo XIX, extendiéndose hacia todo el continente gracias a que su proceso de adaptación fue bastante rápido.

Tal ha sido su adaptación que dentro de los Alpes Marítimos, específicamente en la ciudad Mandelieu en La Naupole, fue denominada como la capital internacional de la planta de mimosa, e inclusive, para el mes de febrero de cada año, se conmemora en dicha ciudad una festividad en honor a la hermosa flor.

Esta variedad de flor se distribuye desde el Sur de México hasta lo países de Uruguay y Argentina, atravesado toda la región de América Central. (Ver articulo: tua tua)

En estas regiones, sus plantaciones se llevan a cabo con un objetivo de uso como planta ornamental y decorativa, tanto para embellecer los espacios interiores, como los espacios exteriores de zonas templadas, así como también de los trópicos. En Hawái, su cultivo se ha hecho bastante notable manifestándose como un tipo de maleza invasora de muchas áreas.

Características

La flor de mimosa es una planta que forma parte del extenso grupo de las Fabaceae. Esuna flor nativa de las regiones del trópico americano. En cuanto a su descripción física, esta flor posee unas hojas dispuestas en pares, las cuales a su vez tienen una particular que las distingue de las demás y es su forma de helecho.

Otro dato curioso que tienen las hojas de la mimosa es que al rosarlas se encogen, una misma situación que se le presenta por las noches cuando sin razón aparente se pliegan. El proceso de floración de la flor de mimosa se da durante la época del verano, cuando de la planta emergen hermosas flores de un característico color malva y de pequeño tamaño.

El cultivo de esta planta se hace principalmente destinado a los campos y jardines, aunque también por su uso ornamental, sirve de decoración en espacios de interiores y exteriores.

flor de mimosa

Es una planta que aunque resistente a ciertos tipos de climas, debe tenerse en cuenta que requiere de ciertos cuidados como por ejemplo la exposición de luz solar en grandes cantidades, mas no así de una manera directa a ella. (Ver articulo: Azaleas)

Así mismo, necesita desarrollarse en ambientes con temperaturas templadas, que no sean menores a los 13 grados centígrados. La flor de mimosa por lo general requiere de buenas cantidades de agua para su sistema de riego, el cual debido a esto debe aplicarse de una forma constante.

Igualmente, tienen la necesidad de crecer en suelos contentivos de buenos nutrientes y con suficiente espacio entre los cultivos de cada planta, ya que sus raíces son bastante grandes. Un elemento a resaltar dentro de estas descripciones características de la mimosa, es que esta planta tiene un ciclo de vida relativamente corta, siendo de un lapso de 5 años aproximadamente.

Significado

La flor de mimosa, es pronunciada en el idioma francés como mimoso. Es en rango generales catalogada como la flor de la amistad, ya sea en la variedad de nombres comunes con los que es conocida en cada región, ya sea la mimosa común; la mimosa fina; la acacia australiana; entre otros.

La flor de mimosa es un tipo de arbustillo de un habitual uso ornamental, muy característico y distintivo por lo hermoso de sus flores, las cuales se asemejan a unas pequeñas moticas de peluche. Esta particularidad la hace ser una especie de planta única en su estilo.

Además de lo descrito anteriormente, también posee un aroma exquisito por el cual se hace difícil de olvidar. Así mismo son las amistades, entrañables, amistades que aunque se encuentren lejos, marcaron la vida de las personas y por ello siempre se les recuerda, ocupando un lugar privilegiado en la memoria y en el corazón.

La flor de mimosa tiene en su haber gran variedad de significados, una razón por la cual se tiene que tener un gran sentido de la oportunidad y poner en práctica las herramientas necesarias con la cuales ser mas perceptivos y tener perspicacia, pues pueden ser variadas las intensiones con las cuales se obsequien estas hermosas flores.

En el amor

Ya se ha dicho anteriormente que la flor de mimosa representa la amistad, pero enmarcada dentro del aspecto del amor, representa ese amor fraternal, el que solo se siente por aquellos amigos que se quieren como a unos hermanos.

De igual manera, dependerá del color o la especie de mimosa que se regale, que se pueda colocar su concepto dentro de un contexto, por ejemplo, cuando se regalan mimosas de color amarillo, sirve para expresar que existe un secreto compartido, lo que hace a las dos personas una especie de cómplices en el amor.

Se puede decir entonces que su significado es el amor en complicidad, una declaración de amor dentro de la que todos ignoran su amor, menos la pareja, él y ella.

flor de mimosa

Simbolismo de la mimosa

Debido a la expansión que ha tenido la flor de mimosa por todo el mundo, de la misma manera, esta planta va obteniendo distintos significados, representaciones y simbolismos, los cuales se les va asignando un concepto adaptado a la cultura bajo la cual se encuentre. (Ver articulo: Violeta Imperial)

Estas diversas culturas van dejando huella e utilizan a la flor para ser representadas en sus teoremas. Universalmente, la flor de mimosa simboliza el valor de la amistad, un factor que la he hecho conocida en varias partes del mundo precisamente como la flor de la amistad.

Para las mujeres, la flor de mimosa representa la feminidad, una carga de energía dentro de las luchas femeninas. Esta flor incluso ha llegado a ser seleccionada como un emblema dentro de la  conmemoración del día internacional de la mujer, celebrado anualmente, cada 8 de marzo.

En ciertas culturas, la flor de la mimosa, en especial las de color amarilla, simbolizan los rayos radiantes del sol, por lo que es comparada con este importante astro del cosmos. Debido a esto se le adjudica un símbolo de magnificencia y elegancia, pero a la misma vez de ternura.

En varios países europeos que tienen ambientes naturales a bajas temperaturas, la flor de mimosa se ha convertido en un árbol muy apreciado, ya que con sus candentes inflorescencias amarillas, viene a agregarle a los grises y fríos tonos de la época de invierno, una calidez que en esos tiempos a todos les hace falta. Simboliza entonces eso, los climas cálidos y días brillantes.

Tipos de flor de mimosa

La flor de mimosa pertenece a una familia contentiva de numerosas especies de plantas distintas, indicando que son cerca de 700 especies aceptadas y más de 1300 descubiertas y descritas por los especialistas y técnicos de la botánica.

De esta gran gama ejemplares, existen ciertos tipo de la planta que se mantienen en su medio ambiente natural, creciendo y desarrollándose de manera silvestre, mientras que otras son cultivadas para emplearse como plantas decorativas y ornamentales. Existen regiones donde han utilizado diversos tipos de mimosas como una fuente medicinal de la cual se han obtenido grandes beneficios.

Es por ello que basados en todos estos datos, se hace necesario nombrar algunas de las especies más conocidas y populares como lo son: la mimosa bimucronata; la mimosa quitensis; y la mimosa púdica, que es llamada de igual manera como mimosa sensitiva o la planta de la vergüenza.

Mimosa bimucronata

La flor de mimosa bimucronata, es un tipo de arbusto que forma parte de la familia de las fabáceas, siendo además una especie nativa de las regiones Sudamericanas. En cuanto a su descripción, esta planta cuenta con unas hojas del tipo caduca, con un gran tamaño, el cual oscila entre los 3 y 6 metros de altura.

En cuanto a la posición de sus ramas, las contiene de dos formas, unas desarmadas en partes distales, y otra en las partes más bajas, donde se manifiestan armadas por espinas de un aspecto curvado, y cuyas medidas son de 1 centímetro. En cuanto a su contextura, las mismas son densamente tomentosas, y de un color amarillo.

Sus flores son muy distintivas pues se presentan en un tono blanco, de las cuales emana un agradable aroma perfumado. Por otra parte, presenta un Cáliz bastante diminutivo y en forma de una copa. Los pétalos de las flores son de forma oblonga, y de medidas entre 2.5 y 4 milímetros. De las hermosas flores salen una especie de estambres, cuyas medidas son de 4 a 5 milímetros.

Su fruto es una especie de legumbre que presenta un tono de color marrón, en forma de una cinta rígida y recta, cuyas medidas son de 3.5 a 4.5 centímetros por 0.6 centímetros de ancho, y finamente reticulado y venoso. En el caso de la presentación de sus semillas, las mismas tiene forma de ovoides comprimidas, y con unas dimensiones de 4.5 milímetros.

Este tipo de flor de mimosa se encuentra distribuida en varias ciudades de Brasil, en las Antillas, Guyana, Paraguay y Uruguay. La mimosa bimucronata fue descrita en el año de 1.891, y su nombre genérico se deriva del griego μιμος o mimos, que significa «imitador», mientras que bimucronata, es el epíteto latino que significa «con dos bordes».

Mimosa quitensis

La mimosa quitensis, le debe su nombre a que es conocida bajo el apodo de la guaranga de Quito, y esto a su vez, es un nombre que le fue otorgado precisamente porque es una de las especies de la flor con mayor presencia dentro de la capital del país de Ecuador, Quito, región donde suelen llamarla guaranga a las acacias.

Sin embargo, bajo dicho nombre no se le conoce solamente en Ecuador sino también en el país de Perú. En cuanto a sus rasgos, este es un árbol que se caracteriza por contener un tipo de hojas en forma de arboleda, con ramas de textura espinosa. Esta especie de la flor de mimosa quitensis, fue descubierta en los años de  1.846, por parte de George Bentham, un importante investigador botánico.

A pesar de esto, no fue sino gracias a un coronel que se hallaba en Ecuador, llamado Francis  Hall, que esta variedad se dio a conocer con mayor énfasis, e incluso debido a las grandes influencias con las que contaba el militar fue que se logro su reconocimiento. Hoy en día y gracias a las acciones que realizo el coronel Hall, que la mimosa quitensis es considerada un símbolo que representa la cultura y la fauna de ese país.

Mimosa púdica

La flor de mimosa púdica, es un tipo de mimosa que popularmente es llamada con otros nombres más comunes. Tales son los casos de la mimosa sensitiva, o vergonzosa, y también los de nometoques, dormidera, adormidera o la dormilona. Esta variedad nativa de la región de las Selvas tropicales ubicadas en los continentes de América y África.

Como otras plantas de su especie, esta también forma parte de la familia de las fabáceas, y se distingue fácilmente del resto por una particular reacción que tiene al tacto, una capacidad que logró desarrollar como un sistema de defensa para auto protegerse de los agentes depredadores. Tiene como rasgo particular ser una de las plantas que actúa con movimientos expeditivos.

Dentro de sus características físicas se puede decir que es una planta contentiva de hojas compuestas de forma bipinnadas, compuesta por dos pares de pinnas. Es de flore muy pequeñas, casi diminutas, que ostenta un hermoso color de tonos rosa malva.

Es una planta que tiene grandes raíces y de tamaño puede llegar a medir hasta un metro. Tiene un ciclo de vida de unos cinco años, tiempo que es considerado como corto. Al mínimo roce que le pueda suceder a sus hojas, las mismas se contraen o se pliegan al tallo, como si se cerraran. Los tallos menores se dejan vencer por el peso.

El nombre científico que adopta esta conducta de sus hojas es denominado como nictinastias, ya que es una planta influenciada por los efectos de la luz. Al replegarse, la planta adopta entonces una apariencia de flor marchita o mustia, lo que es una defensa contra los depredadores.

De igual manera, utiliza esta herramienta como una manera de no perder demasiada agua durante el transcurso de las horas de calor, o simplemente empleándolo como una manera de protegerse de la acción de los fuertes vientos. Las hojas permanecen plegadas durante toda la noche, y en el día vuelven a tomar su forma original con los rayos del sol.

Taxonomía

En referencia con la taxonomía de la flor de mimosa, se tiene entonces que el género mimosa cuenta en su haber con una retorcida historia, ya que pasó por varios períodos de subdivisiones y de reagrupamientos. En los últimos años, llego a acumular más de 3 mil variedades de nombres, muchos de ellos se sinonimizan enmarcadas en otras especies o simplemente son trasladados a otros géneros.

El nombre de mimosa, se ha vinculado a varias otras especies asociadas contentivas de hojas parecidas a las formas de pinnadas o bipinnadas, debido esto en gran parte a los cambios de circunscripciones. Hoy en día, estas especies fueron registradas y clasificadas, enmarcadas dentro de otros géneros, llamados Albizia y Acacia.

El botánico Carlos Linneo, fue quien descubrió y describió la especie de la flor de mimosa en los años de 1.753, una investigación que amplio un año más tarde, en el año 1.754, donde descubre la especie de mimosa sensitiva L.

flor de mimosa

Usos medicinales de la mimosa

La planta de mimosa cuenta con muchas propiedades que proporcionan grandes beneficios, entre los que se destacan los de uso medicinal, contando entre sus composiciones con niveles de sustancias farmacológicas.

Esta flor con usos milenarios, es ampliamente conocida por contenido de agentes alérgicos y/o histamínicos, que posee su planta, siendo empleada en hospitales y geriátricos. Sirve también para los tratamientos contra las hemorroides.

La especie de mimosa púdica o mimosa sensitiva se ha convertido en una de las variedades más utilizadas dentro del campo de la medicina. Dentro de sus propiedades cuenta con elementos que se utilizan como especies de calmantes que brindan aliviar a algunas anomalías.

Con las raíces de la mimosa púdica se puede preparar una infusión o te que se dice puede llegar a curar el asma. Este mismo té sirve también para el vomito y otros síntomas a nivel gástrico que consista en eliminar alimentos.

Otro de los beneficios que presenta esta flor de mimosa es que se presenta como un magnífico analgésico contra el dolor, en especial el dolor de muelas. De igual manera, representa un alivio contra los dolores producidos por problemas reumáticos.

En resumen se puede decir entonces que la mimosa contiene entre sus propiedades medicinales ser un diurético; antibióticos; sedante; antimicrobianos; antiespasmódico; entre muchos otros. Para realizar los remedios caseros se necesita tomar las hojas de la planta y en algunos casos la planta entera.

¿Cómo preparar una infusión de mimosa?

Ya se sabe que una de las maneras de ingerir las propiedades de la flor de mimosa, para poder obtener sus beneficios a nivel medicinal, es a través de un té o infusión, por lo que es necesario conocer como se hace dicha preparación, cuales son los ingredientes que contiene. La forma de preparar dichas infusiones es muy fácil. Esta bebida proporciona muchos beneficios para el organismo.

Básicamente se necesitan solo dos ingredientes básicos, los cuales son agua natural y la raíz de la flor de mimosa. El modo de preparación también es muy fácil, solo debe colocarse una pequeña olla o recipiente hondo en la cocina con la temperatura, a fuego medio contentiva de medio litro de agua natural. Previamente, se debe tener lavada la raíz de la planta para luego desmenuzarla en varias partes.

A la cocción del agua, se le va a añadir una pequeña cucharada de la raíz, dejándola hervir por un lapso de 12 minutos aproximadamente. La forma de tomar la infusión es dos veces durante el día, media tacita de té. Este te lo pueden tomar tanto niños como adultos, aunque en el caso de los niños es mejor consultar primero con un medico.

Cuidados de la flor de mimosa

La flor de mimosa, es una planta que aunque resistente, necesita de ciertos cuidados para que se pueda desarrollar con total éxito. Entre estos cuidados se deben tomar en cuenta algunos elementos como el clima y el suelo. Hay que tomar en cuenta que la mimosa es especie originaria de climas templados y su periodo de floración es en la etapa de invierno.

Aunque resiste ciertos niveles de frío, una temperatura por debajo de 5 grados bajo cero, le puede provocar daños severos e irreversibles que hasta la pueden provocar la muerte. Por esta razón, se deben tomar las medidas necesarias y proteger los cultivos no solo contra las fuertes temporadas de heladas, sino también contra los fuertes vientos. Su acción podría provocar que se quiebren las ramas de la planta.

Es una planta que necesita de los rayos del sol por lo que es útil ubicar los cultivos de una manera donde tenga exposición directa, sin que esto represente algún tipo de problema. Con respecto a los suelos, el terreno donde van a ser sembradas debe ser de preferencia arenoso, pues no soporta los suelos del tipo arcillosos.

De igual manera, en cuanto a los abonos estos deben ser del tipo orgánico. La siembra debe hacerse de manera profunda, para que las raíces cuenten con suficiente espacio para desarrollarse con una gran permeabilidad. A los cultivos deben incorporárseles materia orgánica natural, ya sea compost, estiércol, entre otros, lo que recomiendan que se aplique unas 3 veces al año.

flor de mimosa

No es necesario aplicar el compost en el tallo, ya que las raíces de la flor de mimosa suele extenderse bastante. La flor de mimosa soporta los periodos de sequía, aunque se le debe garantizar un sistema de riego que se realice de manera frecuente para mantener la humedad del terreno, en especial durante la época del verano.

Aunque es una planta que no requiere de poda dentro de sus cuidados, si debe hacérsele como una forma de mantenimiento para poder controlar su forma de crecimiento. Con la aplicación de la poda se le dará nuevamente forma a la planta, debido a que tienen una manera algo desordenada de crecer.

Con los cortes se eliminaran algunos tallos o ramas que emanen desde la base de la planta, que estén dañados. Sin embargo, se debe evitar podar las ramas a media, ya que esto influirá de manera negativa en el equilibrio del árbol.

Comportamiento

La flor de mimosa, es una de las plantas más exclusivas que pueden coexistir en el mundo, teniendo entre sus particularidades ser una de las especies con una capacidad de respuesta ante las posibles agresiones que pueda recibir por parte de agentes externos. Es una planta que se auto protege para impedir ser agredida o ser afectada por cualquier tipo de peligro.

Estas cualidades antes descritas forman parte del comportamiento de la flor de mimosa, un rasgo distintivo que caracteriza a dicha especie del mundo vegetativo. Una de las parte de la planta donde se pone de manifiesto dicho comportamiento es en las hojas, las cuales cuentan con una sensibilidad que se activa con el tacto. Con solo un roce, las hojas de la mimosa se encogen como mecanismo de protección al sentirse de alguna forma bajo amenaza.

Esta flor de mimosa contiene así entonces un sistema de autodefensa, que la mantiene protegida de los ataques. Varias investigaciones han detallado elementos informativos que tienen que ver con el comportamiento de la mimosa cuando le toca enfrentarse a variadas situaciones, como por ejemplo los fuertes vientos, las temporadas de inverno y de frías heladas.

Ante estas situaciones, la flor suele replegarse completamente con la intención de no padecer posibles daños producto de la acción de estas situaciones naturales. Otra de las circunstancias donde la planta se resguarda es durante las noches frías y los días con mucho sol.  En los casos de días soleados, el comportamiento que adopta la planta es con la intensión de mantener un reservorio de agua para no deshidratarse y marchitarse.

Hay que destacar el atinado comportamiento que asume la flor de mimosa, para poder protegerse de posibles daños que pueda sufrir su estructura. Dada a su carácter sensible, actúa de manera precavida y al replegarse da una apariencia de flor marchita que engaña a los depredadores comunes de la planta.

Una vez que el peligro pasa, vuelve a su estado normal. Incluso, de este comportamiento de las flores mimosas, es que se ha derivado uno de los nombres comunes que se les ha adjudicado a la planta, como el caso de la mimosa vergonzosa o mimosa sensitiva.

Curiosidades

Una de las principales curiosidades con las que cuenta la planta de mimosa es su cualidad sensitiva a través de la cual desarrollo un mecanismo de defensa muy particular que consiste en plegar sus hojas, en cuanto los insectos o cualquier otro agente externo se posan sobre ella o tan solo las toca.

Este mecanismo de defensa no lo pone en práctica solo con las hojas, sino también con otras partes de la planta, ya que el tallo cambia de apariencia encorvándose y dejándose vencer por el peso de los insectos, como una forma de que pierden interés por atacar la planta.

Otra de las curiosidades que muestra la planta es que por las noches también cierra sus hojas, dando la apariencia de que duerme, pero en realidad esta activando nuevamente su mecanismo de defensa ante la falta de luz por ser una planta de sol.

La flor de mimosa tiene múltiples usos, no solo ornamental y decorativa, también es apreciada en el mercado industrial donde es materia prima en dentro de la elaboración de productos para el hogar, y por la calidad de su madera.

También es utilizada en la elaboración de productos alimenticios, bebidas y forrajes (alimento para ganado). Sus flores en forma de motitas de peluche o similares al algodón, en los tonos rosa alba, amarillas y blancas, son vendidas en ramos dentro de floristerías.

La flor de mimosa es una variedad encantadora que puede adornar cualquier espacio de interior o exterior, estar cultivada en jardines o macetas, y seguir luciendo de una forma única, con su resplandor y brillo.

flor de mimosa

(Visited 1.570 times, 1 visits today)

Deja un comentario