Tipos de árboles: Características, Hojas, Formas y más

Tipos de árboles que existen en toda la tierra, en este artículo conocerás muchos de ellos, sobre todo los más destacados o comunes. Identificándolos unos por sus hojas, forma y otros por ser de ornato. Además de sus partes características, reproducción y más.

Tipos de Árboles

Los tipos de árboles que puedan existir en el planeta son en realidad innumerables. Hablar de todas las especies arbóreas es un trabajo bastante complejo. Por lo que en esta oportunidad se tratará de identificar algunos tipos según su tipo de hojas, caducifolio o perenne; según su forma se hablará sobre las coníferas y algunos por su magnífico aspecto. Otras especies de árboles también pueden ser de ornato o decoración.

Los árboles se consideran dentro de las especies de plantas como unos de los más importantes, ya que cumplen la función de prevenir la erosión, proteger ecosistemas y sobre todo de producir el oxígeno necesario para la subsistencia de la vida.

También existe clasificación para los tipos de árboles bonsái, porque a pesar que todos se parezcan, la realidad es que estos arbolitos cultivados en bandeja se clasifican de varias formas, principalmente por el tamaño y por el estilo.

Dada la relevancia de los árboles se comenzará haciendo su definición, como es su reproducción y sus características.

¿Qué es un Árbol?

Un árbol es un tipo de vegetación que se caracteriza por estar provisto de un tronco leñoso de cierta altura. El tronco se ramifica en una copa provista de hojas, que pueden ser perennes o caducifolias. Los árboles además producen flores y frutos que algunos pueden ser comestibles.

Para que una especie vegetal sea considerada como un árbol, debe superar en la madurez los dos metros de altura. Algunos de los tipos de árboles llegan a alcanzar alturas considerables de incluso los 50 metros de elevación.

Los árboles cumplen un rol fundamental en los ecosistemas, ya que no solo funcionan como su sostén, sino que también son los grandes proveedores del oxígeno en la tierra.

Reproducción de Árboles

La reproducción de los árboles se produce por la germinación de sus semillas. El proceso se inicia en la floración la cual asegura la fertilización para el nacimiento y desarrollo de los frutos que traen consigo las semillas.

Las semillas son las que generarán a los otros árboles. En el caso de las coníferas la reproducción, requiere de la presencia del viento, ya que este con su briza hace que las semillas se dispersen y al caer sobre la tierra, pronto germinen.

En la reproducción de los árboles también pueden intervenir las aves, las cuales al comer los frutos no llegan a digerir las semillas, volviendo a caer en la tierra fertilizada listas para generar un nuevo árbol.

El grado de humedad cumple su rol en la naturaleza del terreno, determinando qué tipo de bosque se dará, así como la temperatura o la latitud.

Si el terreno es bastante húmedo, el bosque será muy espeso. Mientras que la aridez del lugar determinará que los árboles se encuentren en especímenes aislados o la formación de pequeños bosques en alrededor de una fuente de agua, ejemplo un pozo o un río.

Dependiendo de la altura del terreno se reproducirán unos u otros árboles. En general las regiones de baja altura desarrollan bosques frondosos de especies como robles, hayas y castaños. En lugares un poco más altos aparecerán las coníferas.

Cuanto mayor sea la altura, más empezará a espaciarse el terreno, hasta llegar en las zonas que desaparecen los árboles, quedando solo la vegetación de hierbas perennes y líquenes.

Características de los Árboles

Los árboles son especies de plantas de altura de baja, media hasta considerables elevaciones, de dos hasta los cien metros de elevación. Incluso mayores de los cien metros como el árbol Eucalyptus regnans que pueden crecer hasta los 140 metros.

Esta característica y el hecho de que sus ramas crecen a una altura del suelo, es lo que diferencia al árbol de un arbusto.

Las ramas de los árboles crecen a partir de un tronco leñoso unos más gruesos o altos que otros.

La vida de este tipo de vegetación puede alcanzar varias decenas de años de vida, algunos llegan a ser milenarios como el pino bristlecone y el Bertholletia excelsa. Este último es un árbol originario de la región amazónica que produce las nueces de Brasil, las cuales son consideradas la panacea natural para mejorar el funcionamiento de la tiroides, además de poseer propiedades antioxidantes.

Aunque existen fósiles como los Ginkgos, que datan de unos 270 millones de años, estos árboles son considerados fósiles vivientes.

En cuanto a su forma, los árboles no uniformes. Pudiendo crecer de múltiples formas, altos, bajos, anchos, delgados, de hojas anchas, hojas como púas, raíces profundas o no tan profundas, cortezas gruesas, lisas, además de variados tipos de órganos reproductores.

Raíz

Las raíces son el cimiento o fundación del árbol, ellas son las que lo mantienen fijo al suelo. Además son las encargadas de absorber el agua y los nutrientes del sustrato del suelo, que servirán de alimento al árbol.

En general el sistema de ramificación de un árbol cuenta con una raíz principal y de ella surgen otras secundarias. Existen especies arbóreas que cuentan con raíces aéreas, las cuales sobresalen por encima del suelo. Las raíces varían en profundidad, ancho, así como en extensión.

Tronco

El tronco es la parte del árbol que une a la raíz con las ramas o copa. Su característica más general es que son leñosos, presentan una corteza capaz de proteger la savia del árbol.

Las dimensiones, formas y demás características de los troncos, dependerán de los tipos de árboles. Por lo que llegan a ser muy variados, gruesos, delgados, unos más altos que otros, diferentes texturas y color de la corteza, etc.

El tronco determinar la vida de la especie, al ser cortado se pueden observar una serie de anillos, los cuales indican la edad del árbol.

Ramas

Las ramas brotan desde la parte superior del tronco y ellas junto a las hojas forman la copa del árbol. La copa puede adquirir una variedad de formas dependiendo de las especies o tipos de árboles.

Aunque se pueden llegar a distinguir básicamente tres tipos de copa:

  • Alargada y vertical
  • La redondeada o en forma de sombrilla, extendiéndose horizontalmente
  • En forma de cono, denominadas coníferas

Las ramas a su vez se subdividen en ramas menores, donde se pueden encontrar las yemas y las hojas.

Yemas

Las yemas nacen nuevas ramas, de donde brotarán las hojas, las flores y los frutos. Estos órganos o yemas cuando se quedan en el extremo de las ramitas son denominadas yemas terminales.

Por lo general las yemas están cubiertas por escamas o catáfilos como forma de protección y de ellas se pueden reproducir las especies por la técnica conocida como injerto de yema.

Hojas

Las hojas nacen de las ramas y son las encargadas de realizar el proceso de la fotosíntesis. Pueden adquirir varias formas, lanceoladas, acorazonadas, de diferentes tonalidades, anchas, angostas, etc. En su forma de desarrollarse pueden ser divididas o no dividas.

La permanencia o no de las hojas en el árbol es una clave de clasificación en los tipos de árboles en:

  • Hojas Perennes
  • O de hojas Caducas

Tipos de Árboles de Hoja Caduca

Según el tipo de hoja, encontramos la clasificación de los tipos de árboles caducifolios o de hoja caduca. Esto en realidad significa que los árboles dentro de esta clasificación, son los que pierden sus hojas o follaje durante una época del año. Por lo general esto sucede en la estación fría en los climas templados (otoño e invierno), y durante la estación seca o árida en los climas cálidos y áridos.

Las hojas en estos árboles primero se secan y posteriormente se caen. Por lo que están en una constante renovación de follaje. Follaje que por lo general es de hojas grandes y amplias.

La característica de estos árboles de renovar su follaje, no es más que su auto preservación.

Ya que, al árbol estar desprovisto de hojas su necesidad de absorber nutrientes y luz desaparece. En la época fría, estos tipos de árboles entran en un estado de inactividad.

Los árboles caducos presentan cambio de colores en las hojas. Los cuales se pueden observar en el momento previo a perder su follaje.

Este cambio de color puede resultar de interés ornamental en algunos especímenes de estos tipos de árboles. A continuación se presentan algunas especies de árboles clasificados como caducifolios, veamos:

El Roble

El roble es un árbol de hojas caducas, blandas, de borde sinuoso, propio de climas templados oceánicos; o bien de climas frescos, debido a las alturas, así como del clima mediterráneo.

Aunque en el hemisferio norte, se pueden encontrar robles tanto en climas fríos como tropicales, en los continentes de Asia y América.

Su longevidad puede alcanzar a los doscientos años de vida, no obstante existen registros de especies que han durado hasta los 1600 años. Un bosque conformado por robles se denomina robleda, robledo o robledal.

El roble común es una especie robusta con un tronco derecho y limpio, que se ramifica hasta los 15 metros. Si el ejemplar se encuentra aislado la copa se hace ancha irregular con ramas serpenteadas, nudosas y acodadas que proporcionan escasa sombra.

Olmos

Los olmos son árboles de grandes dimensiones, de tronco recto con la corteza lisa de color pardo grisácea. Por lo general suelen desarrollar enormes troncos.

La copa de estos árboles es grande redondeada, formada por hojas caducas, alternas, simples y cerradas, asimétricas en la base y acabadas en punta.

Hayas

Hayas son árboles de hojas caducas de altura considerable, pudiendo alcanzar hasta los 40 metros de alto. Su tronco en la parte baja se encuentra desprovisto de ramas. Las haya crecen de forma muy lenta. Más sin embargo, es un árbol longevo capaz de vivir hasta los 300 años.

El Fresno

El fresno son árboles de aspecto que puede ir de mediano a grande, por lo general son de hojas caducas. Aunque unas pocas variedades subtropicales llegan a ser perennifolias.

Este árbol puede medir entre 15 a 20 metros de altura, posee un tronco recto y cilíndrico, con una copa que proporciona bastante sombra.

La corteza del tronco es de color gris y lisa, estos árboles son muy fácil de distinguir por la forma de sus hojas.

Las hojas además de caducas son opuestas, ocasionalmente en verticilos de tres, y generalmente pinnaticompuestas. Aunque en algunas especies se pueden presentar de forma simples.
Los arboles más comunes

Castaño de Indias

El castaño de indias son árboles completamente diferente al castaño común. Es caducifolio, cuyas hojas son de forma palmeadas y compuestas, agrupándose de cinco en cinco o de siete en siete.

Los frutos de estos árboles no son comestibles para el ser humano. Pero si pueden servir de alimento para los caballos, en tiempo de escasez.

Álamos o Chopos

Estos árboles caducifolios son de crecimiento rápido con alturas entre los diez y treinta metros. Su copa es de ramas flexibles, el tronco posee una corteza lisa, de color blanquecino o grisáceo, con estrías horizontales de tonos más oscuros.

Las hojas de este tipo de árbol son simples, alternas y caducas, normalmente anchas de bordes enteros, aserrados, dentados, lobulados o festoneados.

Con yemas en las ramas que están cubiertas por escamas. El peciolo, largo y glanduloso, que frecuentemente aparece comprimido lateralmente, dando gran movilidad a la hoja.

Tipos de Árboles de Hoja Perenne

Por el tipo de hoja, también se pueden distinguir los tipos de árboles perennifolios o de hojas perennes. Estos árboles, no es que no renueven sus hojas, sino que, no las pierde todas a la vez. Además que las renuevas a un ritmo más lento, más largo que el anual, como los hacen los árboles de hojas caducas.

De esta forma las ramas de estos tipos de árboles, nunca se encuentran desprovistos de hojas en su totalidad. Algunos ejemplos de estos árboles de hoja perenne que se pueden mencionar son: la mimosa o acacia, el madroño, el olivo o el alcornoque.

Encinas

Las encinas son árboles perennes de elevación media, entre los 16 y 25 metros de altura máxima. Los árboles silvestres de estas especies poseen al principio copas de forma ovalada que con la madurez se van ensanchando hasta volverse finalmente redondeada y algo aplastada.

Los frutos de estos árboles son las conocidas bellotas. Conoce a la Encina Manchega aquí, desde su taxonomía, descripción, incluso algunas curiosidades que te puede interesar sobre esta planta.

Magnolia grandiflora

La magnolia grandiflora o magnolia común es un árbol de hojas perennes que puede alcanzar alturas sobre los 35 metros. Las hojas son simples, ampliamente ovadas, entre los 12 y 20 centímetros de longitud y de 6 a 12 centímetros de ancho.

Además son de color verde oscuro que se tornan pardas a la llegada del invierno; así se mantienen hasta que son renovadas en la primavera.

Estos árboles cuentan además con grandes fragantes flores de color blanco muy hermosas. Esta floración hace que además de ser perenne, la magnolia sea un árbol del tipo ornamental. Descubre aquí al Árbol Aguaribay otra variedad de hojas perennes.

Tipos de Árboles Ornamentales

Los tipos de árboles ornamentales poseen características muy peculiares en cuanto a belleza, colorido y adecuación al medio ambiente.

El colorido puede venir del verde de su follaje o en los casos de los caducifolios en cambio de tonalidades que puede adquirir el árbol en las diferentes estaciones del año, pasando de verdes, a amarillas, rojas, violetas o marrones, hasta que finalmente caen.

La floración en algunos de estos tipos de árboles también los reviste de belleza y colorido

Ejemplos de Árboles Ornamentales

Algunos de los árboles ornamentales que se pueden mencionar son el pino y el cedro dentro de las coníferas, la encina que además es un árbol perenne. De gran floración y belleza tenemos al árbol cerezo, el almendro y la magnolia común. No obstante son muchos los tipos de árboles para jardín que pueden ocupar esta clasificación.

El Acebo
El acebo es un pequeño árbol longevo de alturas de hasta veinte metros y puede vivir por lo general cien años. Este tipo de árbol ornamental representa la tradición en la decoración navideña, luego de sustituir al muérdago, en la cultura occidental católica.

Es árbol es una especie protegida, de bonitos frutos rojos y sus hojas verde oscuro son espinosas, que además son fácil de distinguir por su forma y picos.

Tipos de Árboles Frutales

Este tipo de árboles son aquellos cuya floración produce frutos que se pueden consumir por el ser humano. Además estos frutos poseen semillas para la reproducción de la especie.

Existen una variedad de tipos de árboles frutales en función del tipo de fruto que producen, estos pueden ser:

  • Frutos tiernos con hueso: Estos frutos son conocidos como drupas, son de pulpa carnosa que envuelve un hueso o carozo duro. Como ejemplo se pueden mencionar al olivo, el albaricoque, mango, cerezos, ciruelos, etc.
  • Frutos tiernos con pepita: Entre los árboles con este tipo de fruta se pueden mencionar al manzano, el peral y el níspero, entre otros.
  • Frutos secos: Estos árboles dan frutos que están envueltos en una cáscara, los ejemplos más comunes son el nogal, avellano, castaño, encima y el almendro.
Castaño común
El castaño es un árbol de hoja caduca de crecimiento lento pero longevo. Puede crecer hasta los 30 metros de altura. Su tronco posee una corteza profundamente acanalada y se va enroscando en espiral en los ejemplares adultos.

Las hojas son brillantes, lanceoladas y de bordes dentados, adquieren un color dorado muy vistoso en otoño. Las flores aparecen en espigas amarillas a principio del verano. El fruto lo forman unas cápsulas espinosas denominadas erizos que contienen de dos a tres castañas.  Las castañas tienen la cáscara blanca, fibrosa, y se pueden comer crudas o asadas.

Las Coníferas

Las coníferas son una clasificación de los tipos de árboles terrestres que contienen una sola clase existente, Pinopsida. Son plantas vasculares que se reproducen a través de gimnospermas o semillas desnudas, llamadas así por la condición no cerrada de sus semillas.

Estas semillas dan origen a plantas con forma de cono, de donde se deriva el vocablo coníferas. Todas las especies existentes son plantas leñosas perennes con crecimiento secundario.

Las coníferas entran de igual forma dentro de los tipos de árboles de hojas perennes y presentan un gran interés ornamental, como los cedros que además son uno de los mejores tipos de árboles para reforestar.

Tipos de Árboles Considerados Coníferas

La gran mayoría de las coníferas son árboles, aunque unas pocas especies son arbustos. Las coníferas, a su vez, se dividen en sub tipos o familias:

  • Las pináceas
  • Coníferas araucariáceas
  • Las Sciadopityaceae
  • Coníferas podocarpaceae
  • Las Cupressaceae

Los ejemplos de coníferas incluyen árboles como:

  • Cedros
  • Abetos
  • Cipreses
  • Enebros
  • Pinos
  • Cicuta
  • Secuoyas
  • Tejos
Los Abetos
El abeto es un árbol de la familia de los pinos, por su forma cónica y estrecha entra en la clasificación de las coníferas. Su corteza es gris, lisa que se agrieta con la edad. Los frutos son erguidos de forma cónica y cilíndrica, conocidos como piña de pino, se muestran de color verde a pardo al madurar.

Las piñas surgen normalmente en la mitad superior del árbol. El abeto También es un tipo de árbol ornamental, siendo el tradicional árbol de navidad.

Pino Piñonero

La forma de la copa del árbol pino piñonero se asemeja a un paraguas, siendo ancha y plana. Son árboles robustos, con una parte del tronco sin ramas. El tronco posee corteza marrón rojiza. Las flores femeninas de este árbol son las piñas.

Tipos de Árboles Extraños y Originales del Mundo

Para muchos no podrán creer que estos tipos de árboles existen en diferentes regiones del mundo, pero si ¡Existen! A continuación se presentan cinco de las especies de árboles de apariencia extraña y a la vez hermosa.

Ahuehuete

El ahuehuete es uno de los tipos de árboles en México, pero que también se puede avistar en Guatemala y al sur del estado de Texas. Este árbol es conocido además como Ciprés Mexicano y es uno de los más impresionantes del mundo.

El ahuehuete más famoso que existe es uno ubicado en Santa María del Tule, Oaxaca. Tiene el tronco más grueso del mundo, con un diámetro de 14.5 metros. Se eleva hasta los 42 metros de altura y con una edad de aproximadamente dos mil años.

Después de una serie de cuidados en 1994, este ahuehuete o árbol de Tule superó una crisis por agua y aún sigue vivo.

Baobab

Estos árboles son nativos de Madagascar, África central y Tasmania. De estos tipos de árboles existen solo siete variedades en el mundo. Se caracteriza por su forma curiosa de tronco ancho en su base, que se va estrechando subiendo a la copa.

Los árboles baobab se hicieron popular a raíz del libro El Principito, donde eran tratados como mala hierba por el protagonista. Estas especies arbóreas son el símbolo nacional de Senegal.

Secuoya

Estos árboles secuoyas se ubican mayormente en los parques naturales de América del Norte. Son los árboles más altos del mundo, así como una de las especies vegetal más extraordinarias del planeta.

Los especímenes más famosos de este tipo de árboles son:

  • Secuoya Hyperión, de aproximadamente 120 metros de altura
  • El General Sherman, de 83 metros de altura un enorme tronco con gran copa. Ha sobrevivido alrededor de dos mil años, es el vegetal con mayor masa del planeta.

Dracaena Draco

Este es un árbol mayormente encontrado en Marruecos y las Islas Canarias. Su crecimiento es muy lento, puede tardar más de 10 años en llegar al metro de altura. La característica principal de este árbol y que lo hace verdaderamente sorprendente es su savia, que al entrar en contacto con el oxígeno se vuelve roja, conocida por eso como sangre de drago.

Banianos

Lo que hace espectacular a este árbol es la impresionante extensión de todas las ramas y las raíces exteriores del árbol. Los banianos son por ello de enormes dimensiones. El más extenso se encuentra en la India y ocupa un área de unos 21 mil metros cuadrados. Superficie equivalente a casi tres campos de fútbol.

Draco de las islas canarias
(Visited 11.630 times, 19 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario