Cómo y cuándo plantar guisantes en el huerto con éxito

Plantar Guisantes, un alimento de gran valor nutricional por ser fuente de proteína vegetal y uno de los que más se disfrutan en la culinaria tradicional casera. Si te interesa aprender a plantar tus propios guisantes en casa, aquí te enseñamos cómo y cuándo hacerlo, además de información sobre su cultivo, es solo entrar.

Plantar Guisantes

Uno de los alimentos más tradicionales de consumo dentro de cualquier hogar son los guisantes. Los guisantes pertenecen al grupo de las legumbres o leguminosas y a la familia vegetal denominada Fabaceaede.

Además de ser un alimento muy delicioso, también es rico en hierro y proteínas de origen vegetal. Constituyéndose por eso como ingrediente fundamental dentro de la dieta de deportistas de alto rendimiento, niños en etapa de crecimiento y en los casos de personas débiles o con deficiencia de nutrientes.

Los guisantes, según sea la región donde se encuentren son conocidos por otras denominaciones, tales como:

  • Petipuás
  • Arveja
  • Chícharo
  • Frijoles verdes, entre otros

Teniendo todo esto en cuenta, es interesante saber que plantar guisantes es una actividad muy fácil de realizar. De esta forma se puede contar con las propias plantas de guisantes en casa y echar mano de su cosecha para elaborar suculentos y nutritivos platos de comida.

Además al plantar guisantes mejora sustancialmente la calidad del suelo. Porque este tipo de plantas tienen la capacidad de fijar nitrógeno en la tierra y una vez recogida la cosecha, las matas servirán como abono orgánico.

Cómo Plantar Guisantes

Antes de hacer las indicaciones de cómo es la siembra de guisantes, se debe saber que existen diferentes especies de guisantes. Especies que se encuentran clasificadas, de acuerdo a algunos aspectos, a saber:

  • Tiempo o precocidad de cosecha: temprana, media y tardía
  • Forma de la semilla en la maduración: lisa o arrugada
  • Color de la semilla madura: verde, amarilla y blanca
  • Tamaño de la planta: baja o enana cuando su altura es menor de 40 centímetros, semi enrame con altura entre 80 centímetros a un metro; y la planta enrame con altura entre 1,5 a 2 metros.
  • Forma de consumo: consumo en grano y consumo con vaina
La siembra se realiza directamente sobre la tierra abriendo líneas o surcos de 3 o 4 centímetros de profundidad y unos 40, 50 o 60 centímetros de separación entre surcos. En el surco se deja caer de 4 a 5 semillas, cada 10 centímetros

La distancia entre los surco va a depender del porte de la variedad o especie de planta. No se recomienda el trasplante desde semillero, sino la siembra directa en el terreno.

Cuando se vaya a trabajar la tierra junto a las plantas de guisantes, hay que procurar hacerlo de forma muy al ras del suelo. Ya que las raíces de estas plantas son muy sensibles y se pueden dañar con facilidad.

Si se ha decidió sembrar alguna de las especies de enrame o trepadora. Será necesario establecer las estructuras soportes por donde las plantas fijaran sus zarcillos para sostenerse y trepar en altura. Estas estructuras de soporte se pueden hacer con ramas secas, varas o alambres. ¿Te gusta la jardinería en casa?, entérate aquí de algunos consejos para tener una huerta en macetas.

Cómo Establecer una Siembra Casera de Guisantes

Para plantar guisantes en macetas o jardín en casa, lo primero es escoger una variedad con crecimiento de poca altura, luego cumplir con los siguientes pasos:

  • Primero en semilleros o recipientes: Por ser una labor de jardinería casera y con espacios reducidos, se aconseja sembrar en recipientes o semilleros. Así las semillas germinan en un ambiente controlado, pudiendo cambiar de lugar el recipiente donde pueda recibir la luz del sol.
  • Segundo el trasplante: cuando se vea que la planta aumenta de tamaño se debe trasplantar a una maceta o directamente a la tierra si se dispone de espacio en el jardín.
  • Tercero la siembra en tierra: Cuando ya sea el momento indicado para que ubicar las nuevas plantas en la tierra, esta debe estar lo más humedecida posible. Se puede humedecer la tierra unas horas antes de realizar el trasplante. Cuidar también de mantener al menos un poco de la tierra en la que se encontraba antes, para que se adapte de forma natural en su nuevo ambiente.
Como sembrar guisantes

Cuando Plantar Guisantes

La época de plantar o cuando se siembran los guisantes puede variar según sea la variedad de guisante a sembrar. Pero en general lo más óptimo es plantar guisantes en otoño. A partir de la fecha de la siembra se podrá estar recolectando las primeras vainas, pasadas unas doce o catorce semanas.

El otoño es la mejor época del año para plantar guisantes, porque es cuando el calor se hace menos intenso y comienzan las precipitaciones. Hay que recordar que estas plantas son amantes de los climas frescos, por lo que el otoño es perfecto para comenzar a cultivar los guisantes. Preferiblemente se debe sembrar en el mes de octubre en el hemisferio norte. Para hacer la primera recolección a finales de diciembre.

Cultivo y Requerimientos del Guisante

Para el cultivo de guisantes se debe cumplir al menos con los siguientes cuidados básicos:

  • Clima: Las plantas de guisantes crecen en condiciones óptimas en ambientes de clima fresco, de frío moderado y húmedo. No tolera el calor en extremo ni ambientes muy secos.
  • Riego: Este tipo de cultivo acepta riegos abundantes no tan frecuentes. Provistos de buen drenado para evitar el encharcamiento. Durante la floración se deberá regar con más frecuencia, de igual forma si el tiempo es seco.
  • Nutrientes: los guisantes fijan nitrógeno atmosférico en la tierra, por lo que no necesitan grandes aportes de abono. Pero si son suelos pobres, se puede añadir un poco de compost bien fermentado.
  • Suelo: Los guisantes se adaptan a casi todo tipo de suelo, con excepción de los calcáreos y secos, o los excesivamente ácidos y húmedos. Los suelos deben ser bien drenados.

Asociaciones Favorables

Las plantas de guisantes se asocian bien con casi todas las plantas. Más con las de ajos y cebolla no se comportan bien si están juntas. Si se cuenta con espacio suficiente entre las líneas de guisantes, se pueden sembrar plantas de rábano o lechugas.

Recolección del Guisante

Cuando se hayan cumplido las doce o catorce semanas desde que se procedió a plantar guisantes, se puede comenzar a inspeccionar las plantas con regularidad. Las vainas se recolectan cuando se sientan que están rellenas, no se debe esperar a que estén demasiado grandes.

Plagas y Enfermedades del Guisante

Más allá de proteger a la siembra de guisantes de pájaros, caracoles, roedores y otros bichos colocando alguna malla protectora. También se debe estar al pendiente de algunas plagas y enfermedades comunes de los guisantes, tales como:

  • El gusano del guisante: este pequeño enemigo es capaz de hacer pequeñas excavaciones dentro de las vainas y afectar directamente el fruto. Ante esta plaga se debe usar algún insecticida de bajo impacto y en pocas cantidades
  • Los pulgones: Plaga muy nociva para estos cultivos. Un tratamiento preventivo es el jabón potásico.
  • La antracnosis: Es una enfermedad que provoca la aparición de manchas de color amarillo en las hojas y en las vainas, por lo que se afecta toda la planta.
  • Los virus: Enfermedades que pueden provocar hasta la muerte de la mata. Los virus son difíciles de erradicar, porque pueden sobrevivir en el suelo y afectar otros cultivos que se siembren en el mismo lugar.
  • Mildiu y oídio: Ambas enfermedades comunes en el cultivo de guisantes en épocas calurosas y húmedas a la vez. Se tratan aplicando extracto de cola de caballo o azufre espolvoreado en las plantas.

Descubre aquí, como eliminar la araña roja o Tetranychus urticae, un ácaro que por lo general es considerado como una plaga del huerto y del jardín, porque se alimentan de plantas de muchos cultivos causándoles serios daños.

Claves para el Éxito en el Cultivo del guisante

Para finalizar sobre el tema de plantar guisantes es conveniente tener en cuenta algunas claves o recomendaciones sencillas para tener éxito en el cultivo de guisante:

  • Condiciones medioambientales: Climas frescos y no excesivamente lluviosos de temperaturas entre 16 °C y 20 °C. Requiere de tierras trabajadas en profundidad, frescas, aireadas y mullidas.
  • Entutorado: Será necesario en las variedades de guisantes de enrame, no necesita de ser atados a la planta.
  • Riego: Preferiblemente en la mañana a primera hora.
  • Vigilancia: Prestar atención a cualquier cambio en el aspecto de tallos, nuevos brotes o del suelo. Así se puede saber si existen posibles agentes nocivos.

Te invitamos a seguir leyendo aquí sobre el aceite de neem, cual es su origen, usos, propiedades, y beneficios. Entre sus usos se encuentra su aplicación como insecticida contra moscas, hormigas, chinches, caracoles, cucarachas, termitas, entre otras plagas.

(Visited 372 times, 1 visits today)

Deja un comentario