Sauco: ¿Cómo usarlo?, beneficios, propiedades, cuidados

Sauco un arbusto o árbol pequeño del cual su madera es muy apreciada en la ebanistería. Pero además los frutos, flores y hojas son usados en tratamientos medicinales caseros para tratar enfermedades como el resfriado común. Te invitamos a seguir leyendo y conocer las otras propiedades de este árbol medicinal y más.

Sauco

Sauco es un arbusto que en algunas especies se pueden presentar como pequeños árboles, pertenecen a la familia botánica de las adoxáceas y al género Sambucus, que comprende unas 30 especies.

La madera de sauco es muy apreciada por su uso en la ebanistería, pero además es considerado desde tiempos muy remotos como una planta con propiedades medicinales.

Las flores y las hojas de la planta celosia también son comestibles y muy apreciada en la cocina tradicional de África y del sudeste de Asia, descúbrela aquí.

Descripción

El sauco en la mayoría de sus especies se presenta en forma de arbusto o árboles pequeños. Los tallos de estos árboles son de corteza grisácea, agrietada y con poros protuberantes, semejantes a lentejas, que cumplen la función de respiratoria.

Los frutos son esféricos de 5 mm de diámetro, carnosos y contiene entre 3 y 5 semillas cada uno. Las flores y los frutos cocidos son comestibles.

Propiedades y Usos Medicinales

El sauco es su variedad de la especie Sambucus nigra posee propiedades medicinales y desde cientos de años atrás ha sido usado con esta finalidad.

Los estudios realizados a la especie sauco nigra han determinado dentro de su composición sustancias como:

– Aceites esenciales

– Taninos

– Ácidos orgánicos

– Abundante vitamina C

– Varios glucósidos como la rutina y la sambunigrina

De igual forma las investigaciones demostraron que esta especie exclusivamente puede tener beneficios en el tratamiento de la gripe, resfriado común, alergias o afecciones del sistema respiratorio en general.

No obstante el sauco (Sambucus nigra) posee otras propiedades medicinales como las que se mencionan a continuación:

– Diurético

– Laxante suave

– Depurativo

– Antioxidante

– Expectorante

– Antigripal

– Emoliente

– Antiséptico y desinflamatorio

– Cicatrizante.

Remedios Caseros a Base de Sauco

De generaciones a generaciones se han transmitido recetas caseras elaboradas con los frutos, las flores o las hojas del sauco, por lo que a continuación se comparten tres de estos remedios caseros ¿Toma nota!

Infusión de Flores de Sauco

La infusión de flores de saúco es ideal para aliviar los síntomas del resfriado común o la gripe. Y es que las flores de saúco poseen propiedades beneficiosas para tratar resfriado, gripes así como también son apropiadas para disminuir las alergias y sus síntomas tales como estornudos y picores en la nariz.

Ingredientes:

– Una taza de agua mineral.

– Dos cucharaditas de flores de saúco frescas o secas

Modo de Preparación:

– Colocar el agua en una cacerola a calentar y una vez que comience a hervir se añaden las flores de saúco

– Apagar el fuego, tapar la cocción y dejar reposar durante diez minutos

– Pasado ese tiempo colar la cocción

– Servir en una taza y tomar preferiblemente bien calentita

Para agregar aún más beneficios a esta infusión de flores de sauco que ayuda a mejorar los síntomas del resfriado, gripes o alergias se puede añadir una cucharadita de miel de abejas pura.

Pomada de Sauco

La pomada casera de Saúco es ideal para ayudar a cicatrizar heridas en la piel. Además la pomada casera de saúco es súper fácil de preparar y realmente eficaz en los caso de cicatrización de pequeñas heridas en la piel, así como estrías y asperezas en las manos.

Ingredientes:

– Seis partes de vaselina líquida

– Tres partes de hojas frescas de sauco

Modo de Preparación:

– Añadir los ingredientes en una cacerola y mezclarlos

– Colocar la cacerola a fuego lento hasta que las hojas se tornen quebradizas

– Retirar del fuego la cacerola, colar y dejar enfriar

– Se vierte en un recipiente de cristal o vidrio esterilizado y con tapa hermética para su mejor conservación

– Colocar el recipiente en el refrigerador y usar cuando se necesite

Jarabe de Sauco

Preparar un jarabe de flores de saúco es muy sencillo de hacer, es además un remedio eficaz para prevenir o aliviar los síntomas del resfriado común, gripes, o alergias. Así como también funciona muy bien para aumentar las defensas del organismo y poder afrontar los cambios estacionales, sobre todo en la primavera y el otoño.

Ingredientes:

– Dos tazas y media de agua filtrada

– Media taza de bayas de saucos secos

– Un trozo de dos centímetros de jengibre fresco sin cáscara

– ⅓ de taza de miel de abejas

– El jugo de medio limón

Modo de Preparación:

– Colocar el agua con las bayas y el jengibre en una cacerola

– Calentar a fuego medio – alto, hasta que alcance el hervor

– Una vez que haya hervido, reducir el fuego al mínimo

– Mantener la cocción a fuego mínimo por unos 20 minutos

– Pasado ese tiempo retirar del fuego, colar  y dejar enfriar

– Agregar la miel de abejas y el jugo de limón recién exprimido

– Mezclar con una cuchara hasta homogeneizar

– Verter la preparación en una botellita de vidrio con cierre hermético y llevar al refrigerador en los meses de verano o en un lugar seco en los meses de invierno

Otros Usos

El sauco también es cultivado en cualquiera de sus especies por la calidad de su madera. La madera del sauco es muy resistente, por los que desde tiempo muy remotos ha sido valorada y usada para la construcción de herramientas agrícolas, así como en todo trabajo de ebanistería. Incluso la madera del sauco frecuentemente es usada para la fabricación de instrumentos musicales.

Descubre aquí también los usos del Pino silvestre un árbol de las zonas más frías de Europa y Asia.

Contraindicaciones

El sauco tiene sus propiedades y beneficios, pero también se le ha detectado mediante estudios cierto nivel de toxicidad. Nivel que hace que este árbol medicinal no se recomiende su consumo en los siguientes casos:

– Durante el embarazo

– En el periodo de la lactancia

– En niños muy pequeños o bebés

– Casos de alergias a los componentes de la planta

Toxicidad

Los frutos maduros previamente cocinados en la mayoría de las especies de sauco son comestibles. Sin embargo, se debe estar al tanto que no en todas las especies las bayas o frutos se pueden comer crudos.

Además otras partes de la planta tienen dentro de su composición sustancias tóxicas. Las semillas de los frutos contienen glucósidos cianogénicos que son toxinas vegetales. La corteza así como las hojas y los frutos no maduros contienen el principio de la sambunigrina un glucósido cianogénico.

Grupos de Especies de Sauco

Las especies del género Sambucus perteneciente a la familia de las adoxáceas a la vez se encuentran subdivididos en cinco grupos como sigue a continuación

Grupo Sambucus Nigra

Todas las variedades incluidas en este grupo son tratadas como una sola especie, es decir Sambucus nigra o sauco negro o sauco nigra o sauco común. Este grupo se distribuye en las regiones más templadas de Europa y Norteamérica.

Grupo Sambucus Melanocarpa

Este grupo de Sambucus racemosa subespecie Melanocarpa se distribuye por el oeste de Norteamérica. Son especies intermedias entre el grupo anterior de Sambucus nigra y el que se verá a continuación Sauco rojo.

Grupo de Sauco Rojo

Este grupo es tratado como diversas variedades de una sola especie de Sambucus racemosa que se encuentran en las partes más frías del Hemisferio Norte.

Los Saucos Enanos

Son por contraste con las otras especies plantas del tipo herbáceas. Producen nuevos brotes anualmente a partir de un sistema de raíces perennes. Crecen hasta los dos metros de alto, cada rama termina en una gran umbela plana que madura hasta un denso racimo de bayas brillantes. No son exigentes con el tipo de suelos.

(Visited 5.419 times, 1 visits today)

Deja un comentario