Propiedades y cuidado del árbol milenario Ginkgo Biloba

Ginkgo biloba, gingko, es conocido como el árbol de los cuarenta escudos o nogal del Japón, está considerado como el último sobreviviente de su género, familia y orden. Se distingue por su carácter dioico y sus hojas en forma de abanico, por lo que es denominado “árbol de los abanicos”.

Ginkgo Biloba

¿Qué es el Ginkgo biloba?

El Ginkgo biloba es un árbol muy estimado en jardinería, que se considera la mejor medicina de herbolario para contribuir a envejecer mejor o a disminuir ciertos procesos del envejecimiento. Hay quienes piensan que es algo exagerado los poderes que se le atribuyen, mientras que otros la consideran una planta milagrosa que puede revelarse como un apoyo natural de primer orden para la salud de la gente adulta mayor.

Es un árbol de porte señorial, de unos 30 metros de promedio, con la copa algo piramidal o cónica. La corteza es de color gris parda y las hojas, de color verde claro, presentan una característica forma de abanico, más o menos lobuladas y hendidas en surcos paralelos.

Las primeras brotan junto a las hojas, son de color amarillo y cuelgan en grupos compactos. Las femeninas son como diminutas bellotas, de apenas 1 cm de ancho, de color rojizo, y aparecen solitarias, situadas en la punta de un largo pedúnculo. Hacia el final del verano estas flores se hinchan y dan lugar al fruto, que en China también se cosecha como medicinal.

Los productos que contienen extracto de Ginkgo se pueden conseguir en herbarios y parafarmacias, aunque también se pueden encontrar en las estanterías de las farmacias convencionales.

Existe un medicamento con extracto de Ginkgo, el Tanakene, que es muy recetado por los neurólogos pues sirve evitar los síntomas funcionales por insuficiencia cerebral, como los desvanecimientos, jaquecas, aturdimiento, pérdida de facultades intelectuales, cambios en el carácter del paciente, o para tratar las secuelas de accidentes coronarios.

Las virtudes del Ginkgo biloba provocan cierta controversia científica. En algunos foros se le muestra casi como el primer gran remedio natural para atacar algunos de los trastornos circulatorios relacionados al envejecimiento; sin embargo hay quienes observan con escepticismo algunas de sus presuntas atribuciones, como su efecto en enfermedades degenerativas y se demandan pruebas más concluyentes sobre su eficacia terapéutica.

Etimología

El primer nombre aplicado a este árbol en chino es «albaricoque plateado». En algunas partes de China se le denomina en la actualidad con el nombre de «fruta blanca».

Esta palabra fue incluida al japonés en el siglo XVII. Cabe destacar que una misma palabra escrita en kanji (sinogramas utilizados en japonés) puede admitir varias pronunciaciones diferentes. Es el caso de 銀杏, que se pronuncia ginnan o ichō en la actualidad,​ pero que también podría aceptar ginkyō ya que 杏 tiene kyō como una de sus lecturas.

El científico alemán Engelbert Kaempfer, el primer occidental que vio la especie en 1690, escribió el nombre de la misma en su Amoenitates exoticae (1712) con la singular escritura Ginkgo en lo que parece ser un simple error de transcripción. Tomando en cuenta su escritura de otras palabras japonesas, una transliteración más precisa habría sido Ginkio o Ginkjo.

La denominación de «árbol de los 40 escudos» es debido al importe que pagó un admirador de París, a un horticultor inglés por la compra de cinco ginkgos al precio de 40 escudos cada uno.

Clasificación y origen

La clasificación del Ginkgo Biloba, hasta que se se tomó la decisión de ubicarlo en una división aparte (filo) Ginkgophyta, la cual está formada por un solo orden, Ginkgoales (Engler 1898) y una sola familia cuya clasificación fue hecha por Engler en 1897, Ginkgoaceae.

La estructura de la familia Ginkgoaceae consta de dos géneros desaparecidos, Ginkgoites y Baiera, reconocidos por sus hojas fosilizadas y uno vivo, Ginkgo, con una única especie: Ginkgo biloba.

Descripción

El Ginkgo Biloba es un árbol caducifolio de tamaño mediano, el cual puede ser hasta de 35 m de altura, con copa estrecha, de aspecto piramidal y formada por uno o varios troncos. Sus ramas, por lo general, rectas y empinadas, son gruesas y rígidas ya en los ejemplares jóvenes, aunque la ramificación en éstos suele ser distendida, e incluso pobre. La corteza es de color pardo grisácea o pardo oscura, con surcos y grietas muy marcadas.

Las hojas, son de color verde claro y miden de 5 a 15 cm, además son planas y en forma de abanico con nervadura dicotómica; las nacidas en los retoños largos generalmente tienen hendiduras o lóbulos.

Los sexos están sueltos, mostrando los ejemplares masculinos un ramillete de flores que nacen agrupadas de un mismo tallo, de color amarillo y que crecen en los retoños cortos. En los femeninos, las flores se encuentran en ramos de 2 o 3 produciendo una semilla blanda de color marrón amarillento y textura carnosa que se confunde con una drupa, la cual al madurar se torna verde grisáceas y además es comestible.

Cuando se abren, botan un olor añejo debido a que contienen ácido butírico. Como se trata de una gimnosperma, sus semillas no se forman en un ovario cerrado, protegidas por una pared. Botánicamente, las estructuras similares a drupas que produce la planta femenina no son «frutos», pero son semillas con una concha de dos capas, una carnosa y blanda, llamada sarcotesta y otra dura interna conocida como esclerotesta.

Dentro de la esclerotesta está el protalo, que es de color verde claro y que es la que forme la parte comestible del «fruto». Está envuelto por una fina más o menos translúcida de color pardo-anaranjado, cubierta; el embrión se encuentra en posición apical.

Es una especie muy antigua; se han ubicado algunos ejemplares con más de 2500 años. Se requiere que tenga un ambiente húmedo para poder desarrollarse.

Sinónimos

  • Ginkgo macrophylla K.Koch
  • Pterophyllus salisburiensis J.Nelson nom. illeg.
  • Salisburia adiantifolia Sm. nom. illeg.
  • Salisburia adiantifolia var. laciniata Carrière
  • Salisburia adiantifolia var. pendula Van Geert
  • Salisburia adiantifolia var. variegata Carrière
  • Salisburia biloba (L.) Hoffmanns.
  • Salisburia ginkgo Rich. nom. illeg.
  • Salisburia macrophylla Reyn.

Taxones infraespecíficos y cultivares

Toda la diversidad y formas descritas, que son una docena, son simples sinonimias de la especie. Pero hay incalculables variedades de cultivos, entre los que podemos destacar:

  • Ginkgo biloba ‘Otoño dorado’. Enano, que mide un poquito más de dos metros y medio de altura; de hojas estrechas que se ponen doradas en otoño.
  • Ginkgo biloba ‘dorado pequinés’. En primavera sus hojas, rígidas y estrechas, son de color amarillo con brillo dorado. No abunda y mide más de cuatro metros de altura.
  • Ginkgo biloba ‘fastigiata’. Su aspecto es columnar, hojas de color verde azuloso, puede alcanzar hasta diez metros de altura, con la excepción de la sub variedad ‘fastigiata de Barabit’. Es muy escasa.
  • Ginkgo biloba ‘Saratoga’. De hojas muy estrechas.
    Ginkgo biloba ‘Tit’. De hojas variables.
  • Ginkgo biloba ‘Troll’. Verdadero enano de los ginkgos, alcanza solo un metro de altura y las ramas se desarrolla casi en el suelo.

Así como también:

  • Ginkgo biloba ‘Atardecer californiano’
  • Ginkgo biloba ‘de David’
  • Ginkgo biloba ‘enano Chris’
  • Ginkgo biloba ‘Everton Broom’
  • Ginkgo biloba ‘Dragón dorado’
  • Ginkgo biloba ‘Globus’
  • Ginkgo biloba ‘Globus dorado’
  • Ginkgo biloba ‘horizontalis’
  • Ginkgo biloba ‘pilar verde’
  • Ginkgo biloba ‘de Leyden’
  • Ginkgo biloba ‘Lakeview’
  • Ginkgo biloba ‘Rey de Dongting’
  • Ginkgo biloba ‘Mariken’
  • Ginkgo biloba ‘Ohazuki’
  • Ginkgo biloba ‘pendula’
  • Ginkgo biloba ‘variegata’
  • Ginkgo biloba ‘Santacruz’
  • Ginkgo biloba ‘Princeton Sentry’
  • Ginkgo biloba ‘Tremonia’
  • Ginkgo biloba ‘Sombrilla’
  • Ginkgo biloba ‘Tubifolia’

Evolución

El ginkgo moderno es un fósil vivo, con fósiles visiblemente relacionados con él que son de la época del Pérmico, de hace 270 millones de años. Se esparcieron y diversificaron por toda Laurasia durante el Jurásico medio y el Cretáceo para empezar a desaparecer a partir de entonces.

Hacia el Paleoceno, el Ginkgo adiantoides era la única especie que había y, al final del Pleistoceno, los fósiles de ginkgo se eliminaron de todos los registros a excepción de una pequeña región de la China central donde pudo sobrevivir la especie del ginkgo moderno.

La clasificación de los fósiles de Ginkgophyta en las familias y géneros, que se presentan a continuación:

  • Ginkgoaceae
  • Arctobaiera
  • Baiera
  • Eretmophyllum
  • Ginkgo
  • Ginkgoites
  • Hojas de Ginkgo
  • Sphenobaiera
  • Windwardia
  • Trichopityaceae
  • Trichopitys

El ginkgo se usa para organizar las plantas que cuentan con más de cuatro nervaduras por segmento, mientras que el Baiera se emplea para las que tienen menos de dos.

El Sphenobaiera se utiliza por lo general para agrupar plantas con hojas en forma de cuña que no poseen pecíolo aparente y el Trichopitys se caracteriza por poseer hojas multi-bifurcadas con separaciones terminales cilíndricas (no planas) hebrosas; es uno de los más antiguos fósiles atribuidas a la clase Ginkgophyta.

Usos

Se ha empleado con fines decorativos desde hace miles de años. Florece en variados climas del mundo; no obstante, se desarrolla particularmente en China y Corea, en el sur y el este de Estados Unidos, el sur de Francia y en París también, en algunas ciudades de España como Barcelona, Sevilla, Toledo, Santiago de Compostela o Madrid y en ciudades de Uruguay, Argentina y Chile.

Propiedades farmacológicas

En el herbolario actual, el Ginkgo biloba se utiliza para tratar afecciones que se relacionan particularmente con el cerebro, para disminuir el cansancio y los dolores musculares o para por ejemplo luchar contra la caída del cabello.

Sus propiedades además de beneficiosas son muchas y diversas. Las hojas y las semillas del ginkgo biloba se pueden consumir en forma de pastilla, cápsulas, líquido o polvo. Es aconsejable su consumo sólo como preparado que presentan normas sanitarias adecuadas, pues un mal consumo puede tener efectos muy dañinos para la salud.

Los beneficios medicinales que ofrece el ginkgo biloba son:

  • Mejora la actividad del cerebro. Sirve para estimular la memoria, mejorar el déficit de atención y es muy favorable para los enfermos de Alzheimer. Además, contribuye con la buena circulación del riego sanguíneo del cerebro, actúa como un neuroprotector y en elevadas dosis puede llegar a ser en un buen sedante.
  • Dolor y pesadez de piernas. El ginkgo biloba mejora la circulación de las piernas, lo que ayuda a disminuir las molestias y el cansancio de las extremidades inferiores. El empleo de los extractos de esta planta puede mejorar la claudicación intermitente. De igual manera, reduce el cansancio y calma los calambres que puedan aparecer en las piernas.
  • Es un potente antioxidante. Sirve para combatir el envejecimiento prematuro, restablecer el organismo, prevenir las enfermedades de la piel y mejorar la visión y el sistema visual.
  • Es un tratamiento natural para los zumbidos de oídos y para la pérdida de audición.
  • El extracto de ginkgo es efectivo en la lucha de la caída del cabello, ya que incrementa el riego sanguíneo en el folículo piloso y frena o retrasa la alopecia.
  • El efecto vasodilatador del extracto de las hojas, reduce el dolor menstrual y puede ser efectivo en el tratamiento de los síntomas ocasionados por la menopausia.
  • El ginkgo presenta una serie de componentes que sirven para inhibir los efectos de los procesos inflamatorios que producen enfermedades como la alergia o el asma.
  • Se utiliza para ayudar a mejorar los problemas del vértigo o los mareos.
  • Alguno de sus componentes ayudan a concentrarse mejor, por lo que su consumo es ideal para los estudiantes.

Los cuidados y requisitos del Ginkgo Biloba

El último sobreviviente también requiere de ciertos cuidados determinados para crecer apropiadamente. Al igual que muchas otras plantas, debe plantarse bajo unas condiciones particulares de riego, clima, terreno o por ejemplo abono.

El haber sobrevivido por millones de años, por lo que se le denomina el árbol milenario, es debido a que de alguna manera y sin haberlo planeado o pensado, se fueron acatando sus exigencias de siembra.

A diferencia de otras muchas plantas, al ginkgo no se le atribuye ninguna enfermedad o plaga habitual que puedan dañar de forma negativa tanto a su crecimiento como a su supervivencia. Incluso se piensa que ha podido inmunizarse frente a todas ellas.

La luz solar y ubicación

El Ginkgo biloba requiere de la exposición a pleno sol para crecer apropiadamente. Aunque puede que se desarrolle en semisombra, pero no es lo más aconsejable.

Resiste el frío intenso, pero lo ideal está entre los 10⁰C y los 20⁰C.

Puede sembrarse en medio del césped de forma aislada pero lo natural es verlo formando masas y decorando las ciudades y los núcleos urbanos. Es capaz de soportar muy bien la contaminación de las grandes poblaciones.

No es recomendable una ubicación cerca de las viviendas.

El riego del Ginkgo Biloba

El riego influye en el desarrollo de este árbol y la cantidad de agua suministrada.

Aunque es una planta que soporta las sequías, se debe regar con normalidad, aumentando las cantidades de agua cuando sea la época de verano.

Durante el primer año de plantación requerirá grandes dosis de agua para ayudar el enraizamiento. Luego, regarlo cuando el sustrato está seco.

El terreno de plantación y el abonado

El ginkgo resiste los suelos calizos, pero los que prefiere son los profundos, frescos, ricos en materia orgánica y bien drenados.

En lo que se refiere al abonado, cabe destacar, que se debe aplicar un fertilizante mineral desde mediados de primavera hasta finales de verano y hacerlo cada 15 días. El abonado orgánico es el que se lleva a cabo una vez al año en el jardín.

Contraindicaciones del consumo de Ginkgo Biloba

Pero, a pesar de todas las propiedades favorables para la salud, mencionadas anteriormente, el uso abusivo del Ginkgo biloba, al igual que el de otras plantas, también tiene contraindicaciones.

Un ejemplo de ello es que no debe consumirse cuando se están tomando fármacos anticoagulantes y no se recomienda en el caso de embarazadas o mujeres en periodo de lactancia. En dosis altas, puede ocasionar diarreas, dolores de cabeza y malestar general.

También es recomendable consultar al especialista y leer con atención las indicaciones que están en el extracto o las pastillas de ginkgo.

Curiosidades del Ginkgo Biloba

El botánico alemán Engelbert Kaempfer (1651-1716) fue quien en 1691 descubre las muestras de ginkgo vivos, mientras trabajaba en Japón, para la compañía de las Indias Orientales. Los mencionó en su obra Amoenitatum exoticarium, publicada en 1712. Más tarde llevó semillas de ginkgo a Holanda y en el jardín botánico de Utrecht se plantó uno de los primeros ginkgos de Europa, que todavía está allí.

Un hecho curioso es cuando a un año del estallido de la bomba de Hiroshima, el cual ocurre en la primavera del año 1946, a menos de un kilómetro de distancia del epicentro de la explosión, un viejo Ginkgo derribado y seco comenzó a retoñar, mientras que un templo construido frente al mismo fue destruido por completo.​

Para Hiroshima se convirtió en símbolo del renacimiento y objeto de veneración, por lo que se le denomina «portador de esperanza». El árbol fue acreditado y fotografiado como el ginkgo de la bomba atómica de Hosenbo en Hiroshima.​ Después de la tragedia se despertó la curiosidad en la ciencia médica por estudiar las propiedades curativas del Ginkgo biloba.

«El fósil viviente», el árbol mitológico que sobrevivió a la bomba de Hiroshima

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

(Visited 890 times, 1 visits today)
Categorías Árboles

Deja un comentario