Avellano: Características, Cultivo, Cuidados, y más

Te queremos dar a conocer a través de este artículo todo sobre el árbol  Avellano, que además de dar  sombra también da un maravilloso fruto muy apetecido en todo el mundo sobre todo en época decembrina, así que no te pierdas esta lectura que sabemos te gustará.

avellano

Corylus Avellana

Es un Árbol de hojas caducas originario de Europa y Asia, es ornamental y con su sombra nos garantiza seguridad y privacidad en un jardín. Sus hojas se tornan amarillas de un color intenso llamando la atención, para tenerlo debes conocer cómo son los cuidados del avellano.

Descripción

Mide de tres a 8 metros de altura, habrá ocasiones en que puede llegar a los 15 metros, su copa extendida es irregular, y se va ramificando desde su base, la corteza es de color marrón pálido a gris y con estrías. La madera es dura, flexible y resistente.

Las hojas son redondas, de 6 a 12 centímetros, suaves y pubescentes por ambos lados con bordes aserrados, sus flores salen antes que las hojas en la primavera, son monoicas y tienen aumentos diferenciados sexualmente, los masculinos son amarillos y pueden medir hasta 12 centímetros y los femeninos son pequeños y están ocultos en las yemas de las ramas, se reconocen por su color rojo brillante.

Distribución

Se distribuyen en ambientes de clima templado, se encuentra desde el Asia septentrional, Rusia, Alemania, Francia, España e Italia. También se puede encontrar en el norte de África y Armenia. Necesitan de climas aireados con una buena temperatura y humedad para que los frutos sean buenos y se desarrollen las avellanas.

Avellano (corylus avellana)

Taxonomía

Pertenece al Reino de las Plantae, División Magnoliophyta, Clase Magnoliopsida, orden fagales, familia Betulaceae, Género Corylus, Especie Corylus Avellana L., Fue descrito por Carlos Linneo en 1753 en su obra Species Plantarum

Sinonimia

Las variedades de avellano son: Corylus avellana subespecie memorabilis, Corylus memorabilis Sennen, Corylus mirabilis Sennen y Corylus sylvestris Salisb.

Nombre común

Su nombre común es Avellano, pero también se le conoce con los nombres de Avellana, aurán, Avellanal, avellanera, avellano bobo, avellano europeo, avellano silvestre, avillanjo, carrilete, cascaruto, gambote, gárgola, matu, mello y Troncho

¿Qué es el Avellano y cuáles son sus características?

Es un árbol de follaje caducifolio que se destaca por su fruto, las avellanas que son muy apreciadas. El avellano y sus características mas relevantes son:

  • No es un árbol muy grande y presenta una copa irregular que se ramifica desde la base, hacia arriba y los lados.
  • Su corteza cambia de color en la medida que va creciendo de un color rojo cuando brota hasta un color gris cuando es adulto.
  • Sus Hojas son caducas que cambian de color de verde a amarillo hasta que se caen de las ramas en otoño e invierno, son redondeadas con bordes dentados.
  • Las flores salen antes que las hojas, las femeninas se agrupan en ramilletes al final de las ramas y apenas se notan.
  • Su fruto es la avellana, un aquenio de color canela, que envuelve a una sola semilla en una cáscara, madura luego de ocho meses, este se puede comer crudo o tostado.

avellano

El Cultivo del avellano y los cuidados que necesita

Como cualquier planta, el avellano para crecer sano y saludable, requiere de una serie de cuidados y condiciones, estas se refieren al sustrato, suelo, abono riego y poda y cualquier otra que sea necesaria para su crecimiento.

Ubicación del árbol

Es el aspecto de mayor importancia, el sitio donde vamos a plantar el avellano, por eso debemos conocer qué tipo de crecimiento tiene, si es alto debe tener espacio grande en donde no tenga obstáculos en su crecimiento. Debe estar en sol o semisombra, puede soportar temperaturas de hasta -10°centígrados, pero no soporta las de más de 32° centígrados.

El sustrato

Se adapta a cualquier tipo de sustrato, no debe ser muy suelto, se necesita bien comprimido para que sus raíces puedan soportar el peso en su estado adulto, además de tener suficiente materia orgánica. El pH del suelo debe estar entre 5,5 y 7, en terrenos calcáreos ricos en sulfatos de hierro, pero siempre hay que abonarlos para plantas acidófilas.

El Abonado

El avellano es más exigente que cualquier otro árbol, antes de ser plantado en terreno este debe ser tratado con buen abono a través de fertilizantes o abono orgánico, como estiércol, humus de lombriz o compost, colocárselo una vez al mes mientras esté creciendo y en primavera y finales del verano.

Drenaje

La planta no tolera el exceso de agua, así que este debe drenar bien tanto el agua de riego como de lluvias. Antes de hacer su plantación debes asegurarte que el drenaje de la tierra es óptimo para esta planta, evite el encharcamiento del agua, ya que esto daña sus raíces.

Riegos

Su riego dependerán de la situación climática en que se encuentre, se debe ver que no tenga excesos de agua y humedad. Se recomienda riego cada cuatro días, considerando la cantidad de sol que reciba. Se le puede rociar con agua acidificada, colocando medio limón por cada litro de agua y así se evita la clorosis.

Poda

La Poda es la mejor manera de conseguir una buena floración y producción de frutos, esto es con poda de fructificación y debe realizarse dos veces al año. En su primer año de crecimiento debe realizarse la poda del avellano de formación. La poda de mantenimiento se hace para eliminar partes del árbol que están en malas condiciones y para que tenga una mejor entrada de luz y aire en su interior. Los vástagos que salen desde la base también deben ser podados, en otoño y en invierno.

Plantación

El cultivo del avellano  debe realizarse en primavera dos o más ejemplares, femeninos y masculinos, en hileras con cinco metros de separación entre ellos. Si lo compras en un lugar adecuado solo debes plantarlo en el jardín.

Recolección

Las avellanas se recogen una vez que su cáscara cambia de color verde a marrón y cuando se ve que están secándose, esto ocurrirá en la temporada de otoño.

¿Cómo se reproduce?

Se reproducen a través de semillas o vástagos, en cada caso ya te explicamos.

Semillas

Se recolectan en otoño, es bueno tomarlas de la propia planta, pero si las compras en sitios adecuados que garanticen que son 100% cultivables, también puedes hacerlo. Colócalos en un envase pequeño con vermiculita humedecida con un poco de agua a 6-7° en nevera.

Una vez por semana durante por tres meses este envase lo sacaremos, abrimos la tapa y permitimos la entrada de aire para evitar que proliferen hongos. En primavera se pueden sembrar en macetas con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita y dejarlo en semisombra. Luego de esto en dos o tres meses germinará la planta, la tierra debe estar húmeda.

Cómo reproducir avellanos

Vástagos

En primavera se saca varas de avellano con una azada y con delicadeza, lo trasplantamos a una maceta o sembramos directamente en el terreno.

¿Cómo injertar avellanos?
Para un avellano con frutos debes injertarlo cuando tenga por lo menos un tronco de 2 centímetros, en primavera debes cortar una rama semileñosa de una planta que haya dado frutos y sembrarla junto a tu planta, se hace una hendidura simple de corte vertical en una rama o en el tronco y le introduces el esqueje, se ata con cuerda de rafia, cubrir con una bolsa plástica transparente. A los 21 días quitar la bolsa y a los dos meses la cuerda.

Plagas y enfermedades del avellano

Las plagas o enfermedades que pueden dañarla son las siguientes:

Plagas

  • Pulgones: atacan las flores y no permiten su desarrollo se cura con aceite de neem o aceite insecticida.
  • Polillas de las yemas frutales: son lepidópteros de la especie Recurvaria manella, orugas que atacan las yemas florales y se comen las hojas, usa aceite insecticida en invierno.
  • Falena Invernal y los chinches: La primera de ellas producida por la Operophtera brumata, mariposa que se come las hojas enrollándose en ellas, con el uso de Carbaril en la primera floración se combate. La segunda son insectos que se alimentan de savia de las hojas se tratan con aceite de neem.

Enfermedades

  • Oidio: hongo que afecta las hojas haciendo que aparezcan manchas blancas, con cualquier fungicida se puede tratar.
  • La Podredumbre Gris: son hongos que atacan las raíces cuando hay mucha humedad y no tiene un buen drenaje, se trata con fungicidas.
  • Mal del Desgarro: hongo que infecta la planta, lamentablemente una vez que ataca no tiene cura, en cinco años pierde todo su follaje. Se debe evitar el exceso de riego usar abono en primavera y verano.
  • La Gloeosporioides: no deja que se desarrollen las flores, ataca las yemas y hace que se tornen oscuras y se sequen.

Usos del avellano

Se usa por sus frutos y decoraciones de jardín, sus hojas cambian de color rojizo a amarillo en un año antes de caerse de las ramas. La avellana alimento rico y energizante contiene aceite natural y se usa en preparación de turrones, se consumen crudas o tostadas.

También se hacen bebidas y hormiguillos (preparación de avellanas tostadas, trituradas, mezcladas con miel y pan rallado). El aceite de avellanas se usa en la cosmética (cuidado de la piel y del cabello). Su madera es buen combustible y carbón vegetal, y sus ramas se usan en la confección de cestas y toneles para vinos.

Hojas del avellano

Las hojas se usan como antipirético, astringente y antiedematoso. Con ellas se hace una infusión con 25 gramos de hojas en agua, como astringente se colocan 35 gramos de la corteza en un litro de agua por 20 minutos.

Si te ha gustado este artículo te sugerimos los siguientes:

(Visited 1.044 times, 1 visits today)

Deja un comentario