Grelos: Propiedades y beneficios de la verdura

Los grelos son verduras verdes que destacan por su abundante contenido de agua y fibra, la cual representa el 3,2% de su peso total, así como por las vitaminas, minerales y otros nutrientes que ayudan a la absorción o digestión de las comidas. Sigue leyendo para conocer aún más a este delicioso alimento vegetal.

Grelos

Los grelos son un delicioso alimento vegetal que se obtiene del brote floral del nabo. Esta parte vegetal del nabo fue desde tiempos antiguos un alimento de subsistencia en muchos pueblos y regiones de Europa.

En la actualidad los grelos son muy estimados tanto en la cocina gourmet como en la tradicional y algunas veces son confundidos con las nabizas, pero ellas son solo las hojas tiernas de la planta del nabo.

Las nabizas al ser hojas tienen su pedúnculo, que es lo une a la hoja a la cabeza del nabo. Mientras que Los grelos son el brote floral tierno, una especie de falso tallo de donde surgen las flores.

La  cosecha de los grelos se comienza a realizar cuando la planta entra en su fase de floración. Justo en el momento cuando surgen los falsos tallos pero aún no sale la flor.

Estos falsos tallos nacen directamente de la cabeza del nabo y pueden ser del grosor del dedo pulgar o un poco menos y de ellos nacen los pedúnculos de las hojas o nabizas que lo acompañan. El sabor de las nabizas es muy parecido al de los grelos, solo un poco más suave y carecen prácticamente de tallo, que sí es característico del grelo. Conoce aquí el nabicol, planta híbrido que surge de la mezcla de la col y el nabo.

La planta del nabo que es una especie de Brassica rapa  y por lo general se suele sembrar grelos o su planta en verano. Para disfrutarlos durante todo el invierno, cuando se produce la floración. Otros nombres que reciben los grelos son:

  • Broccoli rabe
  • Rapini
  • Broccoli italiano
  • Broccoletti
  • Friarielli

Propiedades

La planta que produce los grelos es una especie vegetal del género Brassica de la familia Brassicaceae de la cual también se obtiene el nabo. La especie correspondiente es la Brassica rapa subespecie rapa, cuya planta tiene muchas hojas clavadas que rodean racimos de brotes verdes. Las flores son comestibles de color amarillo y florecen desde los cogollos o grelos igualmente comestibles.

Se describe el sabor de los grelos como de gusto muy agradable al paladar, suavemente amargo y picante, algunos lo asemejan al de la nuez.

Los grelos poseen propiedades nutricionales al ser una fuente de vitaminas A, C y K, aportando además minerales como el potasio, calcio y hierro. Las hojas jóvenes de la planta Brassica rapa conocidas como nabizas, igual que los grelos son usados en la cocina de muchos países de Europa como verduras.

La Brassica rapa en los últimos tiempos se cultiva en todo el mundo y sus grelos pueden estar disponible todo el año. Pero la temporada alta de grelos en el hemisferio norte es desde el otoño a la primavera.

Ricos en Vitaminas y Minerales

Los grelos aportan vitaminas al organismo a ser consumidos. Entre esas vitaminas se encuentra la A, la cual posee importantes propiedades para el crecimiento y el desarrollo del ser humano, mantenimiento del sistema inmunológico, así como mantener una buena visión. La vitamina A en los grelos puede ser aprovechada por el organismo aun después de cocidos, al consumir 100 gramos de grelos cocidos se está cubriendo el 150 % de la dosis diaria requerida para una persona adulta.

También aportan vitamina C, aunque la cantidad de esta vitamina se reduce a la mitad una vez cocido los grelos. La vitamina C es un excelente antioxidante idóneo para combatir los radicales libres causantes de muchas enfermedades en el organismo.

Otro aporte vitamínico importante de los grelos es la vitamina B9, necesaria para la renovación de los glóbulos rojos y combatir o prevenir la anemia. Consumir 100 gramos de grelos satisface la cuarta parte de la dosis diaria necesaria de vitamina B9. Contiene además otro antioxidante como es la vitamina E de igual forma importante para la piel, 100 gramos de grelos supone un 10% de la cantidad diaria requerida.

En cuanto a los minerales los grelos destacan en manganeso, cobre, potasio, hierro y magnesio. Consumir 100 gramos de esta verdura cumple con el 17% de las necesidades diarias de manganeso y el 13% de las de cobre. Como todas las verduras de hojas verdes, los grelos también aportan calcio, el cual es muy bien asimilado por el organismo.

Usos y Beneficios

Usar o consumir los grelos puede revertirse en beneficios para la salud del organismo. Por su alto valor nutricional los grelos son una verdura que ayuda a tener una buena salud en general con beneficios concretos en la prevención de algunas enfermedades que puedan afectar el organismo.

Posee propiedades principalmente antioxidantes y fortalecedoras del sistema inmunológico, con las que se pueden aumentar o mejorar las defensas del cuerpo. En cuanto al uso, es una verdura comestible ampliamente empleada en varias regiones de España, Italia, Norte de Portugal entre otros países de Europa y del mundo.

Los grelos se parecen mucho a otra verdura que forma parte de la cocina china. Por lo que quizás estas verduras o especie cultivar probablemente descienda de una planta silvestre relacionada con la variedad de nabo cultivado en China y en la región del Mediterráneo.

El grelo es similar en forma a los brotes de la variedad China Brassica oleracea cuyo nombre en chino es kai-lan.

En Caso de Anemia

Los grelos son fuente de vitamina B9 o ácido fólico, vitamina que es necesaria para la maduración de proteínas, producción de hemoglobina y por ende de los glóbulos rojos. El ácido fólico es realmente efectivo en el tratamiento de ciertas anemias, sobre todo aquellas que se derivan de una mala alimentación que pueden indicar un déficit de ciertos nutrientes entre ellos ácido fólico y el hierro.

El ácido fólico contenido en los grelos, junto al hierro y la vitamina C hacen de esta verdura un valioso aliado contra la anemia.

Durante el Embarazo

La insuficiencia de ácido fólico en los seres humanos muy rara vez ocurre. Las principales posibles causas de una carencia de ácido fólico en el organismo pueden ser la mala alimentación y un déficit genético de hidratación del folato.

Esta última causa es asintomático y en la mujer deja de serlo al quedar embarazada. Es por esta razón que los médicos le indican suplementos de hierro y ácido fólico durante la gestación.

Por lo que es altamente recomendable el consumo de grelos en el embarazo, porque son muy ricos en vitamina B9, esencial para el desarrollo correcto del sistema nervioso y para evitar trastornos en el niño como la espina bífida.

Cómo Escoger y Conservar los Grelos

Los grelos se deben cosechar antes que la planta florezca, si se dejan madurar en la planta se volverán duros y difíciles de comer. Al madurar desarrollan mucha fibra volviéndose leñosos y difíciles de ablandar aunque se lleven a cocción por muchas horas.

Si no se tiene como cosecharlos los grelos se pueden adquirir en algunos comercios de víveres. Si este es el caso se debe elegir los que están bastante verdes, desprovistos de hojas, flores y de bordes amarillos.

Puede que algunos paquetes contengan una flor de color mostaza, pero no más de lo contrario casi seguro estarán muy duros para consumir.

La mejor forma de conservación de los grelos es colocarlos dentro de una bolsa con agujeros en el lugar provisto para las verduras en la nevera. Allí pueden permanecer de tres a cuatro días en buenas condiciones. ¿Conoces el Almez? Descubre aquí  sus características, cuidados y más

¿Cómo se Preparan los Grelos?

Antes de cocinar los grelos se deben lavar en abundante agua templada, frotándolos con las manos para quitarles parte de su amargor y aspereza. Luego limpiarlo de cualquier magulladura, algún resto de hoja seca o amarilla, etc.

Una vez realizados estos pasos los grelos ya se encuentran listos para su uso en cualquier preparación culinaria.

En algunas regiones y dependiendo si la variedad del grelo es muy amargos, se le da un escaldado previo en agua hirviendo, luego se escurren. Para después cocerlos en el agua definitiva, ya sea que se vaya hacer una crema o caldo o sopa. Se puede consumir de igual forma como guarnición o en ensaladas.

En España

En el oriente de Cantabria son preparados cocidos con un refrito de ajos y trozos de jamón. Los grelos son muy popular en Galicia, donde se preparan en platos con carne así como en el caldo gallego.

En preparaciones más modernas de la cocina española se pueden encontrar los grelos revueltos con gambas u otros mariscos, o en empanadas.

En Italia

Los grelos se consumen sobre todo en el sur de Italia, en particular en la Campania capital de Nápoles y en Sicilia además de la cocina romana. Se preparan salteados con ajo, como guarnición para la porchetta, parrilla de costillas de cerdo y las salchichas.

En Alemania

En Alemania se consume el grelo tradicionalmente en Renania, en la región del Rin y en Westfalia. Allí los grelos del mes de mayo son cocidos al vapor y servido con platos de carne.

En los Países Bajos

Se preparan como guarnición de los platos de carne, en la gastronomía de los Países Bajos, los grelos se conocen como Raapstelen. Descubre aquí en qué época, cómo y cuándo debes Injertar un Limonero.

Cómo hacer grelos
(Visited 1.067 times, 1 visits today)

Deja un comentario