Dionaea muscipula: Cuidados de la venus atrapa moscas

Dionaea muscipula: género de planta carnívora, se puede decir que es la más llamativa dentro de las variedades vegetales de este tipo. Conocida también como la venus atrapamoscas, atrae a sus presas vivas valiéndose del olor que trasmite y del colorido de su aspecto, atrapándolas en sus mandíbulas para luego digerirlas. Ven con nosotros y conoce sobre sus principales cuidados.

Dionaea Muscipula

La Dionaea muscipula es el género de planta carnívora que más se cultiva en los actuales momentos. Pudiéndose conseguir a la venta como planta de interior en tiendas especializadas en el ramo como: floristerías, viveros o en comercios por departamentos como los supermercados.

Su popularidad ha hecho que en las últimas décadas se hayan creado gran variedad de cultivares, a través de mutaciones genéticas en laboratorio. Dionaea muscipula precio, este es un valor que va a depender del sitio de venta y de la variedad o cultivar que se desee adquirir.

Aunque las tiendas ofrezcan a la Dionaea muscipula como una planta de interior, ella se puede cultivar en el exterior. Incluso es más aconsejable mantenerla en sitios de exterior y además de cultivarla de forma estable.

La planta es nativa de Norteamérica, específicamente del Estado de Carolina del Norte, donde tiene gran predilección por parte de su gente.

Características

La Venus atrapamoscas es una planta pequeña, de aspecto llamativo y exótico. La forma de esta extraña planta es una roseta de cuatro u ochos hojas que nacen de un corto tallo bulboso y subterráneo.

El tallo puede presentar alturas entre los tres centímetros y medio hasta los diez centímetros.

Las hojas son de un largo peciolo que termina en una especie de trampa robusta, que se forman por lo general después de la floración. Las trampas en realidad son dos lóbulos unidos por una especie de articulación y bordeados por pequeños cilios.

A estos lóbulos se les da la denominación de trampa, porque en su interior se localizan unos pelos o tricomas sensoriales, que detectan a los insectos cuando se posan sobre ellos. Haciendo que los lóbulos de la hoja se cierren y los insectos queden atrapados en su interior.

Una vez atrapado el insecto en los lóbulos de las hojas, la Dionaea muscipula inicia el proceso de digerir la presa por medio de unas glándulas que liberan enzimas digestivas. Estas enzimas ayudan a degradar a la presa siendo más fácilmente asimilado por la planta.

Los lóbulos terminales de las hojas permanecen cerrado por aproximadamente diez días, tiempo que dura el proceso de digestión. Pasado ese tiempo la trampa volverá a abrirse a la espera de una nueva presa o alimento.

Cuando la presa es pequeña y escapa, en este caso la trampa se abrirá en 12 horas. La velocidad de cierre puede variar, dependiendo de la cantidad de humedad, luz, tamaño de la presa y las condiciones generales de cultivo.

Cuando se cultiva a partir de Dionaea muscipula semillas, la planta puede tardar entre cuatro a cinco años para llegar a su madurez y vivir unos 25 años promedio; si se cultiva en las condiciones y cuidados adecuados.

Planta carnívora: Venus atrapamosca

Dionaea Muscipula Cuidados

El principal cuidado que debe recibir la Dionaea muscipula para su adecuado desarrollo es proveerle de luz solar. La exposición debe ser de forma semi directa para evitar quemaduras de la planta.

Si la planta se encuentra sembrada en un lugar de luz directa, la recomendación es ir habituando progresivamente a dicha exposición, manteniéndola al mismo tiempo con el agua suficiente mientras se aclimatan.

En importante conocer que las trampas de las hojas se abren y cierran entre 3 o 4 veces con capturas efectivas, y entre 7 u 8 veces con presas que escapan o capturas inefectivas.

Después de este número de veces, las trampas se marchitan y mueren. Estas hojas muertas, si bien no afectan a la planta, ellas pueden ser cortadas para mantener un buen aspecto de la planta. Además durante el invierno se aconseja deshacerse de las hojas muertas a fin de evitar que la planta sea infectada por hongos.

Para el control de hongos en estas plantas se puede hacer uso de fungicidas o disminuir la frecuencia de riego, proveerla de mayor ventilación y exposición al sol.

¿Qué Hacer en Caso de Trampas Negras?

Cuando se observen en la Dionaea Muscipula hojas que se están volviendo de color negro es porque sus trampas están a punto de morir. Y esto es algo muy normal en las plantas carnívoras. En el caso de las plantas venus atrapamoscas, las hojas se ponen de color negro porque ya cumplieron con su ciclo de vida útil para la planta, dando paso al nacimiento de nuevas hojas.

Se recomienda eliminar las hojas muertas bien sea por estética o en otoño e invierno para evitar la aparición de hongos perjudiciales a la planta. Estas hojas ennegrecidas y muertas se eliminan con el uso de una tijera pequeña de jardinería, preferiblemente desinfectada.

¿Qué Hacer si Produce un Tallo Floral?

Cuando se cultiva una planta Dionaea Muscipula se aconseja cortar el primer y segundo tallo floral. Esto con la finalidad de optimizar el gasto energético de la planta, evitando la desviación de energía en el desarrollo y producción de tallos florales.

No obstante si la planta está desarrollando otro tallo de manera simultánea es conveniente no cortarlo. A fin de que las flores de ambos tallos se polinicen entre sí y obtener mayor producción de semillas fértiles.

Si bien estas plantas carnívoras se pueden autopolinizar, de esta forma el porcentaje de semillas fértiles resulta muy bajo, así como es muy probable que la planta muera durante la polinización.

Hibernación de la Dionaea Muscipula

En las regiones donde las cuatro estaciones estén muy bien definidas, la Dionaea muscipula entra en un estado de hibernación durante el invierno. Es un periodo donde la planta se encuentra en reposo o inactividad, deteniendo su crecimiento.

Durante la hibernación de la venus atrapamoscas se debe tener mucho cuidado con el riego. Recomendando dejar el sustrato entre medio o casi seco después de regar.

Ya que las condiciones naturales de luz durante el invierno no serán las adecuadas para esta planta carnívora. Se puede inducir o hacer creer a la planta que debe ir a dormir, esto se logra colocando la planta dentro del refrigerador en el invierno, justo en el lugar reservado para las verduras.

Allí la planta se mantendrá a una temperatura entre los 3 y 6 °C, perdiendo varias de sus trampas, siendo absolutamente normal. La planta dentro del refrigerador se refugiará en el bulbo, deteniendo su desarrollo. Volviendo a crecer con mayor fuerza, una vez este fuera del refrigerador al llegar la primavera.

No obstante estando en el refrigerador, se debe estar permanentemente en observación la temperatura de esté. Ya que si la temperatura es muy baja, la planta pudiera estar expuesta a congelación. Estado que podría terminar secando su bulbo y de esta forma será difícil que vuelva a brotar.

La hibernación es absolutamente necesaria en las Venus atrapamoscas. Si no la hacen, se corre el riesgo que al llegar la primavera, las plantas mueran por desgaste de energía.

Cultivo de Dionaea Muscipula

Aunque el aspecto exótico de la Dionaea muscipula de la impresión de ser una planta complicada de cultivar, en realidad no lo es.

La Dionaea muscipula se puede cultivar en interiores y en exteriores. Siendo más aconsejable sembrarla en exteriores de semisombra, y si es posible plantada en una ubicación estable.

En cuanto a la inflorescencia de la planta, esta puede ser causa de debilidad por lo que se recomienda cortarla antes de que la Dionaea muscipula flor se desarrolle.

Si bien es cierto que se deben tener en cuenta estas y otras recomendaciones en cuanto a cuidado, también se deben llevar a cabo ciertos parámetros de cultivo comunes en toda especie vegetal que a continuación se describen.

Descubre aquí como proteger los plantíos de la vid, de enfermedades de la parra

Luz

Para el desarrollo adecuado de la venus atrapamoscas, la planta debe estar expuesta al menos cinco horas a la luz indirecta del sol, y si no se encuentra con mucha intensidad pudiera ser de forma directa, la llegada de los rayos de sol.

Una intensidad grande de luz solar pudiera ocasionar quemaduras en la planta.  Si el sol es directo y el ejemplar no está acostumbrado, se puede solucionar exponiendo la planta poco a poco al sol directo hasta que ella se adapte. Si es así ayudará mantenla con el agua suficiente.

Más el sitio de preferencia es un lugar de semisombra, y dependiendo del clima del lugar también puede aguantar sol de forma directa, entre cuatro a cinco horas al día.

Las mejores horas para recibir la luz solar la planta es entre las 07:00 am y las 11:30 am. Teniendo mucho cuidado con la exposición al sol en las horas del mediodía y primeras de la tarde, pues la radiación solar es muy alta o intensa.

Si la planta se encuentra en algún lugar del interior de la casa, donde no se cuenta con periodos prolongados de sol, una buena opción para suplir la luz solar es proveerse de una ampolla de luz fría del tipo de consumo de ahorro.  La ampolla deberá ser de 20 watts y colocarse a 10 o 15 cm de altura de la planta. Mantener la ampolla encendida entre 13 a 15 horas por día para suplir sus requerimientos de luz.

Temperatura

Preferiblemente mantener a la Dionaea muscipula en el exterior durante todo el año, y estable de ser posible. En el invierno puede tolerar temperaturas frías entre los 10 y -5 °C.

La temperatura adecuada para estas plantas en verano es entre los 18 y 26 °C durante el día. No le afectan los cambios bruscos de temperatura. Si la proveen de temperaturas frías durante la noche, entre los 5 y 10 °C, la planta lo agradecería plenamente.

Se debe tener en cuenta que estas plantas carnívoras hacen su periodo de hibernación durante el invierno generalmente. La hibernación es el tiempo de reposo o descanso de la planta.

Humedad 

La humedad relativa preferida por la planta es entre el 40 % y el 70%, no se recomienda pulverizar más si mantener estos porcentajes de humedad en el ambiente. Y que el hábitat natural de estas especies carnívoras son zonas pantanosas de alta concentración de humedad.

Durante el verano con climas calurosos, es importante mantener la humedad adecuada a fin de evitar que la Dionaea se queme.

Sustrato

El sustrato a usar para plantar o cultivar una venus atrapamoscas debe poseer características muy similares a los suelos de su hábitat natural, principalmente pobre, ácido y suelto. Se recomienda usar la turba rubia previamente bien lavada con agua pura.

También conviene un sustrato combinado de 60 % de esfagno, 20 % de arena silícea y 20% de vermiculita.

Riego

El sustrato de la planta tiene que estar constantemente húmedo. A continuación se muestran dos metodologías de riego:

  • Poner un plato con agua debajo de la maceta, de esta forma la tierra absorberá el agua cuando la necesite. Se deja que la tierra absorba el agua y luego repose unos días hasta que la tierra se encuentre algo seca. Para evitar así que las raíces se pudran.
  • Regar la Dionaea muscipula por inmersión de la maceta si llegar a mojar las hojas. De esta forma se hará con frecuencia de cada 3 días, dejando por una hora la maceta en inmersión.

El riego durante el invierno se realizará solo una vez por semana. No se puede usar de ninguna manera agua del grifo. Usando para el riego solo agua de lluvia o destilada.

Alimentación

No se debe forzar la alimentación de la venus atrapamoscas, para que no gaste energía innecesaria. La alimentación la debe llevar a cabo la planta por sí misma, esperando que ella capture sus presas. Si la planta se encuentra en el exterior, ella sola puede capturar sus presas que es su forma de alimentación natural.

Así como no deben sobrealimentarse tampoco se debe manipular las trampas para cerrarlas, habiendo colocado algún insecto muerto, pues esto puede ocasionar debilidad y muerte de la planta.

El proceso natural de liberación de enzimas digestivas las lleva a cabo la planta tras la estimulación de la presa viva dentro de la trampa ya cerrada. Este proceso que no ocurrirá con un insecto muerto colocado intencionalmente con las manos.

Es importante saber que la planta si no se alimenta, no morirá solo crecerá de forma muy lenta.

Multiplicación

La reproducción o multiplicación de la Dionaea se puede llevar a cabo por semillas, por esquejes de hoja o por siembra de hijuelos.

  • Por semillas: Esparcir las semillas en la superficie del sustrato, cubrir luego la maceta con un plástico a fin de mantener una humedad alta. Colocar posteriormente la maceta en un lugar de abundante luz indirecta. Las semillas germinarán luego de varias semanas.
  • Por esquejes de hoja: la forma más rápida y eficaz, para ello se usan las hojas más viejas. Separándolas de la planta desde la base, evitando romperlas. Una vez cortadas, las hojas se colocan hacia arriba sobre el sustrato con la parte que estaba unida a la planta ligeramente enterrada, para que absorba el agua sin dificultad. Mantener el sustrato húmedo y cubrir la maceta con plástico para mantener la humedad. Colocar la maceta en un lugar luminoso. Las nuevas plantas nacerán de la base de las hojas en pocas semanas.
  • Por hijuelos: Los hijuelos se separan de la planta madre y se trasplantan a macetas individuales. Preferiblemente a finales de invierno o principios de primavera, cuando la planta está despertando de su hibernación.

Trasplante

El trasplante es conveniente realizarlo cada dos años durante la primavera hacia una maceta de mayor capacidad. Si esta en tierra directamente no será necesario de trasplantar la planta.

Plagas

La principal plaga que puede afectar a las plantas carnívoras, son los pulgones. A pesar que son insectos y que la planta se los puede comer, los pulgones se reproducen tan rápido que llegan fácilmente a convertirse en una plaga impidiendo que la Dionaea se desarrolle. Ninguna planta esta exenta de plagas, conoce aquí las plagas de la cebolla.

Curiosidades

La Dionaea muscipula presenta algunas curiosidades muy interesantes, entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • Es una planta que hiberna con temperaturas bajas, detiene su crecimiento para reiniciarlo al llegar la primavera.
  • Nunca se alimenta de los polinizadores que la ayudan a reproducirse, llegando a distinguirlos.
  • Los cilios aumentan la superficie de la trampa pero sin añadirles peso, permitiendo atrapar así presas mayores.
  • Elige a su presa según el color de las trampas, emiten además olores.

Te invitamos a conocer sobre el cultivo de la Caña de Azúcar, aquí

(Visited 935 times, 1 visits today)

Deja un comentario