Conozca el Jazmín Enredadera, planta utilizada para crear vallados

La conocida jazmín enredadera o como también se le llama, el jazmín trepador es una planta común en las latitudes correspondientes a los climas del tipo tropical. Las mismas reciben estos nombres debido que a medida que van desarrollándose cual arbustos, comienzan a trepar las superficies, objetos e incluso otras plantas.

Conozca el Jazmín Enredadera, planta utilizada para crear vallados

Esto lo realizan con la finalidad de adaptar su proceso natural de crecimiento a distintos tipos de estructuras. Estos y otros datos interesantes los conocerás en este artículo sobre la perfumada planta de jazmín.

Jazmín trepador en maceta

El jazmín enredadera es una planta aromática, de una visible hermosura y hasta sedante al ser observada. Posee calificativos totalmente positivos por su diversidad a lo largo del mundo. Sus cualidades se pasean desde la jardinería, la perfumería, hasta la farmacopea. Siendo entonces áreas que bien han aprovechado al jazmín enredadera ubicándole como fundamental protagonista. (Sigue en nuestro blog con este interesante artículo referido a la violeta de los Alpes).

Ahora bien, el jazmín enredadera pertenece al reino plantae, enmarcando entonces su división en el Magnoliophyta y su clase en correspondencia al Magnoliopsida. De tal manera que la subclase en donde se ubica es asteridae, cuyo orden pertenece al lámiales. Es decir que guarda vinculación inmediata con la familia oleácea, de la tribu jasmineae siendo el género de la misma el jasminum L.

En consideración al jazmín trepador en maceta, el recipiente mismo debe ser respectivo a la especie de jazmín enredadera que se desee sembrar, mas aun determinando el espacio que la misma vaya a necesitar. Una vez que se determine la maceta y se estime el jazmín, se debe ubicar la maceta en el lugar propicio para que su crecimiento sea óptimo. Se recomienda además que se coloquen estacas, estas sirven como guía de crecimiento del jazmín enredadera.

Cuidados del jazmín enredadera o jazmín trepador

Para cuidar el jazmín enredadera debe existir tanto conocimiento para tratarle adecuadamente, como las herramientas precisas que no interfieran negativamente en su crecimiento. Siendo esto así, se debe cumplir estrictamente que la planta mantenga su humedad, siempre evitando que se generen los excesos. Además de este cuidado, esta planta requiere suficiente exposición a los rayos del sol, es una necesidad para la vida del jazmín enredadera.

Jazmín Enredadera

Vale destacar que el jazmín enredadera debe coexistir tanto en condiciones totales de radiación solar, como también en ocasiones bajo la sombra parcial. No posee cuidados mayores, en ninguna de sus especies, claro que es esto únicamente valido para su crecimiento.

El mismo será al estilo genérico de flores pequeñas y en formas de arbustos, de allí el nombre trepadora. Este tipo de plantas son de origen global, sin embargo se establece este desde Europa y parte del continente Asiático en su zona media.

Para cuidar de estos al menos 200 tipos de especies, es fundamental que la zona en donde se germinen sea de latitudes cálidas, teniendo cuidado con los extremos de calor. Por poseer una estructura arbórea, es de variable follaje, lo cual puede observarse desde la zona del perenne, el caducifolio hasta el sémica ducifolio. Esto incide en que el jazmín enredadera no pierda sus hojas, sino que sea en algunas ocasiones.

Dentro de su cuidado, es importante reconocer su composición morfológica. Su tallo es de forma cuadrangular, con un color verde, acompañado de pequeñas tonalidades de color gris, dependiendo la época del año. Este tallo del jazmín enredadera es excesivamente tupido, tanto que tiene la capacidad de extenderse mostrando hojas alternadamente. En cuanto al follaje de sus hojas, pueden pasar por varios colores por ejemplo un azul intenso o un blanco hermoso.

Su proceso de reproducción es así mismo, por lo que se consideran hermafroditas cuyos pétalos se componen de 5 de ellos, nacidos desde la zona axilar de cada una de las hojas. Son estas características las que permiten al cultivador poder definir las recomendaciones básicas para su cuidado. Son muy resistentes claro está, y bien pueden adaptarse a vivir en latitudes de climas templados. El momento de plantación adecuado para el jazmín enredadera, se estima entre las estaciones de primavera u otoño.

Jazmín Enredadera

Si el cultivador decide recolectarlas, hay que reconocer la delicadeza que las flores del jazmín enredadera poseen. Se trata con sumo cuidado, pues la mayoría tiende a vivir únicamente uno o máximo dos días. En cuanto a las condiciones en las que deben encontrarse los suelos, el Ph del mismo debe ser muy neutro. Además que el drenaje del mismo posea la suficiente fuerza para mantener el suelo húmedo sin anegarlo, ya que las raíces de la planta necesitan un nivel bajo de humedad con la finalidad de no degradarse.

Asimismo, hay que considerar además de la ubicación preferentemente hacia el sol y en ocasiones a la semi sombra, que su floración comienza en primavera y culmina en verano, con algunas excepciones hasta el otoño del hemisferio. En cuanto a su sistema de riego, durante los meses de temperaturas elevadas debe realizarse al menos una o dos veces durante la semana. Para los meses de bajas temperaturas el sistema de riego debe ser aplicado cada 10 a 15 días.

Ahora bien, se aconseja para el cuidado del jazmín enredadera que, si se piensa sembrar directamente en el suelo se coloquen algunas muchas hojas en estado de descomposición. Puesto que las mismas dan un aporte significativo a la nutrición de las raíces. Es importante señalar que este tipo de plantas no requieren que se les siembre con una fertilización excesiva. (Te recomendamos este interesante artículo relacionado al significado de la flor de loto).

Jazmín Enredadera

Por otra parte, se sugiere que durante la primavera como en el verano se les incorpore abono liquido. Esto con la finalidad de garantizar que la floración sea homogénea así como duradera. Asimismo, este tipo de abono al ser diluido con el agua aportará vitaminas y nutrientes a la tierra tales como potasio, fósforo y nitrógeno. Ya mientras el periodo de invierno, los nutrientes deben ser aportados a través de una fertilización orgánica, es decir, donde se mezcla el estiércol con el suelo.

Para concluir este subtitulo relacionado al cuidado que se debe tener en relación al jazmín enredadera, en cuanto a su propagación se recomienda utilizar la técnica denominada taleaggio. Esta consiste en cortar las ramas leñosas de la planta, a los ocho centímetros de estas, para posteriormente plantarlas en el suelo. Esto permitirá que crezca rápidamente, considerando además el carácter prolífico del jazmín enredadera.

Jazmín rojo enredadera

En consecuente al subtitulo referido al jazmín enredadera de color rojo, esta arbustiva planta integrante al género denominado jasminum, enmarcado dentro de la familia que lleva por nombre oleáceas. Desde el punto de vista en cuanto a su origen, el jazmín rojo nace en la cuenca del Mediterráneo y el Oriente Medio, así como también otros países tales como India y China. Estas plantas puras y femeninas tienen un nombre árabe, cuyo significado se atribuye al Don de Dios.

El jazmín rojo o jazmín de Virginia, cuyo nombre científico es el campsis radicans, posee un tallo leñoso, cuyo crecimiento a medida que avanza su desarrollo, se adapta a cualquier tipo de superficie. El jazmín rojo crece sumamente rápido en comparación a otros tipos de especies, siendo entonces posible que alcance un gran tamaño. La enredadera de trompeta posee flores acampanadas, que de manera grandiosa pueden cubrir toda una pérgola.

Es así como el ya mencionado jazmín enredadera rojo llega a crecer hasta diez metros de altura. Esta planta es enérgica, por lo que apenas se comience a cultivar se observarán los primeros hijos de la misma. Además de ello, por su rápido crecimiento será especialista para embellecer el jardín. Sin embargo, se debe tener especial cuidado durante la poda. Las hojas del jazmín rojo son pinnadas, teniendo unos nueve a once folios, de forma oval, con un margen aserrado.

El comportamiento de la planta durante los tiempos de primavera y otoño serán totalmente diferente. Durante la primavera, sus hojas vestirán a toda la planta, mientras que durante el otoño se quedará totalmente desnuda, hasta el invierno. Ya llegado el verano, sus hojas rojizas aparecerán, exhibiendo con especial descaro su corola. Sus racimos son terminales, aunque sus flores sean poco llamativas, sus brotes te harán sentir en paz cuando las veas vislumbrarse.

Tipos de jazmín trepador

Como se ha mencionado anteriormente el jazmín enredadera o jazmín trepador es una planta para decorar paredes, vallas o hasta muros. Lo más resaltante de esta es que existen más de 200 especies de donde se puede escoger. Por este motivo te daremos a conocer algunas de ellas a continuación.

Jazmín del país    

En primer lugar está el jazmín del país enredadera, la cual es llamada científicamente Jasminum offinale. Entre las características que tiene esta planta se puede mencionar que florece desde el mes de Noviembre, logrando llegar hasta Mayo. Por otro lado este tipo de jazmín enredadera debe ser colocado en un sitio donde reciba los rayos del sol. Es válido mencionar que la misma comúnmente es utilizada para decorar las columnas.

Asimismo, el jazmín del país deberá ser podado cuando pierda sus flores. En ese sentido, a esta se le caen sus flores a partir del mes de Junio y culmina en Septiembre.

Jazmín Azórico

Igualmente se encuentra el jazmín azórico, conocido científicamente como Jaminum azoricum. Este tipo de jazmín enredadera o trepador tiene mucha similitud con la anterior especie. Siendo así, se conoce que esta planta florece también desde el mes de noviembre, logrando alcanzar hasta Mayo. Además también requiere estar expuesta a los rayos del sol, y comúnmente se utiliza en la decoración de cercos del tipo tejido y rejas.

Jazmín de Leche 

Asimismo, está el jazmín de leche que es el más conocido que existe entre los jazmín enredadera. Siendo así, este tipo de planta es llamada científicamente Trachelos permum jasminoides. En este sentido vale mencionar que su proceso de floración transcurre en una menor cantidad de tiempo que los anteriores jazmines. De esta manera florece a partir de Noviembre, logrando llegar hasta el mes de Diciembre.

Además el jazmín de leche normalmente se acopla de forma positiva a espacios donde haya sombra, diferenciando de las otras especies por esto. Siendo así, también deberá exponerse a los rayos del sol, por este motivo se utiliza para decorar las columnas. Igualmente es aconsejable realizar su poda en Septiembre.

Jazmín de Hungría

Por último, también mencionamos otro tipo de jazmín enredadera o trepador, el cual se conoce científicamente con el nombre de Jasminium polyanthum. La diferencia que hay en esta se refiere a su floración, la misma transcurre desde Agosto hasta el mes de Octubre. Siendo así, esta planta avisaría cuando termina el invierno. Por otro lado, es aconsejable colocar la planta en sitios donde se exponga al sol constantemente.

En este sentido, el jazmín de Hungría como es mejor conocida se adapta a la sombra. Pero es más recomendado colocarla en un sitio donde se exponga a los rayos del sol. Por otro lado, la poda de esta especie se realizara solamente cuando la planta ya no florezca.

Poda de jazmín enredadera

El proceso de poda del jazmín enredadera debe ser tomado considerando el conocimiento hacia la planta, especialmente la etapa de floración. Puesto que el mismo debe realizarse justo antes que este comience, es decir, a finales del invierno del hemisferio. Gracias a la poda se incentiva que la planta crezca, por lo que identificar los conceptos de salud, terminaciones y follaje son piezas claves para entender la poda.

Es por ello que en el proceso de poda se deben separar tanto las partes muertas del jazmín enredadera, como también algunos tallos enfermos. Esto con la finalidad de promover una floración sana. Recordando entonces que los periodos secos son ideales para realizar la actividad de poda, mas no durante el invierno, pues promovería que la planta se queme.

Si no se realiza la poda, la planta se enmaraña y así se cundirá de flores pasadas, rebrotes y tocones secos, además que deben podarse una vez culminada la floración.

Siendo así, los materiales con los cuales se recomienda podar un jazmín enredadera son: una escalera o andamio para llegar hasta las alturas máximas de la planta. Además de ello, las tijeras de jardinería correspondiente, como también unas gafas para cubrir los ojos y algunos otros implementos de seguridad personal, como guantes.

El cuidado ante la poda evitará que el jazmín enredadera envejezca mucho antes de su tiempo natural. Aunque parezca sencillo, hay que estar alertas para no cortar los nuevos brotes. De ellos surgirán muchos nuevos brotes más. Además de ello, si la planta es joven la poda debe ser profunda.

En esta actividad se dejan las ramas que permitirán que se dé forma a la planta una vez transcurra el tiempo, cuidando no dañar las ramas principales, podando aquellas que no reciben luz solar, las viejas y las entrecruzadas.

(Visited 5.739 times, 1 visits today)

Deja un comentario