Violeta de los Alpes: Cultivo, semilla, cuidados y más

La violeta de los Alpes pertenece al grupo de especímenes llamado cyclamen persicum. Siendo así, es parte del género conocido como Ciclamen, el cual consta de 23 especies. Asimismo sus características fundamentales están relacionadas con las plantas de tubérculo. Además su nombre hace referencia a la gran tolerancia que tiene hacia el frío, por esto su nombre está relacionado con las temperaturas que hay en los Alpes.

 Violeta de los alpes: Cultivo, semilla, cuidados y más

Características de la violeta de los Alpes

Entre las características resaltantes de la violeta de los Alpes, es que esta florece cuando inicia la temporada de primavera. Siendo así, aprovecha las mejores condiciones del clima que mejor le favorecen y le ayudan a evolucionar. Esto motivado que en estación la temperatura tiende a elevarse, brindando un clima de mayor calidez. Vale mencionar que esta temperada va desde Enero hasta Abril, donde nacen las violetas de los Alpes.

Además la violeta de los Alpes forma parte del pequeño grupo de plantas que tienen la capacidad de no perder sus flores, a pesar de la llegada del invierno. Es válido mencionar que su coloración puede variar, encontrándose desde el blanco, rosa o un color violeta fuerte. Siendo así, llega a influir en el color de la violeta de los Alpes la altura donde esté ubicada.

Igualmente esta tipo de planta es reconocida por tener unos particulares aromas. Asimismo, por su tamaño se ha concluido que una violeta de los Alpes puede llegar a medir desde 30 cm, con un máximo de 40 cm longitudinal. Así como también vale mencionar que a la violeta de los Alpes se le puede ver un giro mínimo que ronda los 90 grados o hasta los 120 grados.

Siendo así, por las características que tiene esta particular especie, se destacan sus extremidades que son punteadas y están levemente cerradas. Asimismo, se resalta que la violeta de los Alpes muestra sus hojas cuando llega la estación del otoño. En ese sentido, sus hojas tienen una forma redondeada que es similar a un corazón, con bordes alisados. (Te recomendamos conocer sobre el Girasol).

Violeta de los Alpes

Asimismo, entre sus características se encuentra que a la violeta de los Alpes fácilmente se le determina su edad con tan solo verla. Siendo así, según sea su aspecto se podrá definir en cual momento de su vida está situada la planta. En ese sentido, mientras más transcurre el tiempo sus flores tienden empequeñecerse, mostrando así los signos de envejecimiento.

Distribución

La violeta de los Alpes originalmente en sus inicios estaba distribuida hacia la parte oeste del continente asiático. Siendo así, se puede ubicar hacia el oeste del país turco, pudiéndose notar su distribución desde Hatay, logrando cubrir hasta donde inicia Jordania. Asimismo, según estudios realizados para determinar la distribución de la violeta de los Alpes, mencionan que también se puede ubicar en varias islas de Grecia. Como serian, Creta y Karpatos.

Así como también la pueden localizar hacia el norte del continente africano, pudiendo ubicarla tanto en Túnez o Argelia. En ese sentido, por lo que se sabe sobre la distribución de esta planta dentro estos territorios, es utilizada por religiosos que habitan en estos sitios. Siendo así, se le da un uso específico en espacios como monasterios o cementerios

Asimismo, es conocido que la distribución de esta planta en España se registra desde 1940. Esto motivado a que un jardinero austriaco llamado Rudolf Klobuznik se traslado hasta Madrid, y descubrió la violeta de los Alpes. En este sentido, por la necesidad de contar con una especie resistente a un tipo de clima. Siendo así, realizo pruebas con varias especies hasta que dio con la indicada, capaz de tolerar el clima que hay en la Península Ibérica.

Violeta de los Alpes

Tipos de violeta de los Alpes

Como se sabe la violeta de los Alpes es una conocida planta que tiene flores perfumadas, con una estructura delgada. Además se puede que su color varia, llegando a verse colores como el blanco, rosa suave y tonalidades más oscuras en sus flores.

Así como también esta planta llega a florecer durante la primavera. Siendo así, se debe considerar que además existen subespecies y están calificadas por varios tipos. Estas tienen las características básicas de esta planta, pero tienen algunas variantes.

Cyclamen Persicum Var. Autumnalis

La primera subespecie que podemos encontrar se llama Cyclamen Persicum Var. Autumnalis. Siendo así, esta especie la descubrieron en un área de Hebrón. Además presenta las características de la violeta de los Alpes anteriormente nombradas, aunque esta varía en la temporada de florecimiento. La misma florece en el otoño y no en la estación de primavera.

Cyclamen Persicum F. Albidum

Otra de las subespecies que se pueden encontrar es la Cyclamen Persicum F. Albidum. Esta cuenta con las características de una violeta de los Alpes, pero difiere en su color convencional. Siendo así, presente un color totalmente blanco en sus flores, esto es lo que representaría a estas plantas en particular. (Te recomendamos sobre que significa soñar con rosas).

Cyclamen Persicum F. Roseum

Asimismo, entre estos tipos de violeta de los Alpes esta la Cyclamen Persicum F. Roseum. La cual también tiene las características que se le conocen a la violeta de los Alpes. Pero este tipo muestra un rasgo resaltante, este es el color de sus flores. En este sentido, su coloración tiene tonalidades oscuras del color rosa sin degradación. Esto es lo que la diferencia de sus antecesoras.

Tipos de Violeta de los Alpes

Cyclamen Persicum F. Puniceum

Igualmente entre estos tipos esta la planta llamada Cyclamen Persicum F. Puniceum. Esta también cuenta con el mismo aspecto representativo de la violeta de los Alpes. Pero la misma muestra una coloración que la distingue como subespecie, siendo así tiene un color rojo. Notándose, la diferencia que existe con los otros tipos, además es su característica más resaltante.

Cultivo de violeta de los Alpes

En este sentido, la realización del cultivo de la violeta de los Alpes es muy fácil. Siendo así, esta planta se deberá mantener en buena condición y se le tendrán que dar sus cuidados correspondientes. Es válido mencionar que comúnmente esta planta se cultiva en suelos que tengan un clima medio. Ya que estando en este tipo de clima se le puede asegurar una buena evolución a la violeta de los Alpes.

Siendo así, expertos en la materia aconsejan que esta planta se debiera cultivar en invernaderos donde haya un clima frío. Por este motivo a continuación te nombraremos los pasos a seguir que debes conocer para poder cultivar esta planta.

  1. Se deberá comprar una planta de violeta de los Alpes que aun este sin florecer.
  2. Luego de esto tendrás que trasplantarla hasta una maceta angosta. Esta deberá tener sus agujeros que le ayudan a drenar el agua.
  3. El paso siguiente es rellenar la maceta con preparado de turba con tierra de color negro, para así encontrar el sustrato indicado.
  4. Para regar la planta deberá comprobar que la tierra esta seca, debiendo regarla de manera capilar. Siendo así, la maceta tendrá que sumergirla en un envase que tenga agua. Luego se deberá dejar escurrir encima de un plato con arena.

Cultivo de la Violeta de los alpes

  1. La planta tendrá que permanecer en un sitio fresco y donde haya ventilación. En ese sentido, se recomienda colocarle cerca de una ventana, porque así podrá percibir la luz solar. Aunque no deberá poner directamente al sol, ya que tiene posibilidades de quemarse.
  2. De querer cultivarla en la intemperie, se aconseja ubicarla en un sitio donde haya cierta sombra.
  3. Asimismo, 1 vez cada semana se le deberá colocar cubos de hielo a la violeta de los Alpes. Ya que así alcanzara la temperatura indicada y tendrá mayor a floración.
  4. Por último al finalizar su floración se le deberán quitar las hojas que estén secas. Así como también tendrá que remplazarle el sustrato, debiendo incluirle más turba, para así mejorar su ventilación.

Reproducción

En lo que se refiere a cómo funciona la reproducción de la violeta de los Alpes, se debe tener presente que esta sucede por sus semillas. Siendo así, las mismas tienen que estar bajo unas excelente condiciones en general, para así poder evolucionar. Vale mencionar que la temporada más acertada para reproducir estas plantas es en la estación del otoño y también cuando comienza la primavera.

Siendo así, cuando transcurre casi un mes de ser plantada la violeta de los Alpes, se podrán notar las primeras hojas. Asimismo, cuando esta planta muestre buenas condiciones es posible trasplantarla hasta una maceta.

Semillas 

Inicialmente se debe conocer que para conseguir las semillas de esta planta, se debe recurrir al paso inicial de cultivación. En este sentido, sus semillas fácilmente pueden comprarse en tiendas dedicas a la jardinería. Así como también existe la posibilidad de extraerlas de la propia violeta de los Alpes.

Violeta de los Alpes

Siendo así, vale mencionar que los expertos comentan que la mejor temporada para cultivar estas semillas. Además brindarle las mejores condiciones para que evolucione de manera efectiva es el otoño. De esta manera es aconsejable comprarlas y plantarlas durante los meses del otoño. Igualmente la temperatura que se recomienda para las semillas de violeta de los Alpes va desde los 13 ºC y llega alcanzar los 17 ºC.

Asimismo, se deberá tomar en cuenta que para cuidar las semillas de esta planta, hay que tenerlas colocadas en sitios donde haya sombra. Esto para evitar que la luz solar le irradie directamente. Siendo así, al considerar cada uno de estos consejos dado por expertos en el tema. También deberá ubicar las plantas de manera que estén separadas, para que así estas tengan la libertad suficiente de evolucionar sin algún problema.

Tubérculo 

En lo que consta a las características que tiene el tubérculo de la violeta de los Alpes, se aprecia que tiene una forma esférica que esta comprimida. Además comúnmente es aplanado hacia la zona superior. Asimismo, su tamaño llega alcanzar los 5 cm al entrar en la fase de madurez. Se conoce que su color muestra tonalidades claras de color marrón.

Igualmente entre sus aspectos relevantes que tiene el tubérculo de la violeta de los Alpes, son sus delgados pelos que parecen terciopelo. Además de tener raíces que son ciertamente delgadas, llegando a medir un milímetro. Estas raíces nacen del centro que está ubicado en la zona interna del tubérculo de esta planta.

Violeta de los Alpes

Cuidados para la violeta de los Alpes

La violeta de los Alpes es una de las pocas plantas que tiene la capacidad de mantenerse con vitalidad en el invierno, sin dejar caer sus flores. Aunque comúnmente se recomienda esta planta debe permanecer con temperaturas que varíen en los 15ºC o 20ºC. Igualmente es capaz de soportar el frío, sus especies que tienen mayor resistencia pueden brotar algunas flores aunque caiga nieve.

Siendo este el motivo porque se le coloco su nombre, que hace referencia al clima que hay en las montañas de los Alpes. Vale mencionar que esta planta se mantiene durmiendo cuando llegan los climas cálidos y secos. Después de esto la violeta de los Alpes brota en la temporada de frío y lluvia.

En este sentido, al momento de llegar la temporada de calor la maceta donde reposar la planta deberá ser volteada. Esto motivado que la violeta de los Alpes es bulbosa y su vitalidad dependerán si esta oculta mientras transcurre el clima caliente. Siendo así, durante esta temporada no será necesario regarla, solamente se deberá colocar en un sitio que haya sombra, además que este a la intemperie y deberá voltearla.

Siendo estos algunos de los cuidados que se le debe dar a la violeta de los Alpes para preservarla. Asimismo, fácilmente se puede determinar si se tiene una planta nueva, solamente con ver sus flores. En este sentido, mientras más transcurra el tiempo sus flores se empequeñecen. Por otro lado, ya que esta planta está conformada por un bulbo, no se deberá regar de una forma común.

De esa manera la tierra de esta planta evitara mojarse, ya que el agua no deberá tocar el bulbo. Siendo así, se recomienda colocar esta planta sobre una maceta, para así echar el agua en el plato de esta.

La violeta de los Alpes haría uso del agua vertida cada vez que sea necesario. Igualmente es aconsejable ventilar la tierra y además agregarle abono líquido. El cual se deberá aplicar en su agua mientras transcurre la evolución y florecimiento de esta planta.

Iluminación

Igualmente se recomienda que para cuidar las violetas de los Alpes es aconsejable brindarle una efectiva iluminación. Ya que este es uno de los principales agentes de la naturaleza que colaborara en su progreso y evolución. Siendo así vale resaltar que esta planta necesita de mucha iluminación, pero deberá evitarse que esta tenga un contacto directo con la misma.

Esto motivado que al recibirla los rayos del sol directamente terminaran deteriorando sus hojas y flores. Ya que estas se secaran por el intenso calor que transmite el sol. Siendo así, estas situaciones ocurren cuando la violeta de los Alpes se cultiva en casa o en su jardín. Por este motivo esta planta deberá ubicarse en un sitio que haya sombra, pero también llegue la luz del sol.

Riego

Asimismo, se deberá tomar en cuenta los cuidados que se debe tener con el riego de esta planta. Ya que según sean las condiciones su riego podrá variar, esto porque la violeta de los Alpes evolución por medio de bulbos. Por esto hay que considerar mantenerlo bien cuidado, su vitalidad dependerá de la forma en que se riegue la planta.

Siendo así, hay que restringir el conocido riego clásico que convencionalmente es realizado con otras plantas. Este estilo de riego se realiza mojando solamente la tierra que es donde se ubican sus raíces. En ese sentido, deberá evitarse tocar con el agua al bulbo. De esta forma se recomienda colocar esta planta en una maceta, para verter el agua sobre el plato de la maceta. Porque así usara el agua cuando lo requiere.

Además es aconsejable dejar que entre aire en la tierra y también aplicarle abono por medio de un fertilizante que sea líquido. Para así, echarlo al agua mientras transcurre su evolución y nacen sus flores y hojas. Esto es una parte de lo que se debe hacer para mantener la vitalidad de esta planta.

Temperatura

Mantener la violeta de los Alpes a una buena temperatura es uno de los cuidados que también se le debe dar a esta planta. En este sentido, es una de las condiciones que influencian su vitalidad. Siendo así, es conocido que la temperatura recomendable para esta planta crezca varia entre 15 grados centígrados y 20 grados centígrados. Vale mencionar que experto en el tema confirman que esta planta cuenta con la capacidad de tolerar el clima frío.

Además forma parte de las plantas que pueden acoplarse a climas fríos, pudiendo florecer aunque caiga nieve. Siendo así, según lo mencionado con anterioridad el nombre de esta planta, está relacionado con el hábitat donde crece. En ese sentido, tiene que ver con el clima que existe en la montaña de los Alpes.

Poda

En este sentido, además de los cuidados descritos con anterioridad que se le debe dar a la violeta de los Alpes. También debe tomarse en cuenta la poda, este igualmente es un elemento esencial para darle un buen cuidado a la planta. Siendo así, el proceso de poda le dará vida a esta planta en los momentos que lo requiera. Así como también, le garantizaremos su vitalidad con excelente condición. (Te recomendamos conocer sobre el Significado de la flor de loto).

Siendo así, es recomendable retirar de la violeta de los Alpes cada vez que lo necesite, debiendo quitar de esta planta sus flores y hojas marchitas o deterioradas. Para realizar la poda de la planta se deberá realizar de una forma específica, se tendrá que arrancar las partes muertas desde donde nacen. Las mismas nacen en el bulbo de esta planta.

Cuidados del bulbo 

Es necesario primero conocer que el bulbo es donde se almacenan y reservan los nutrientes que requiere esta planta. Siendo así esta estructura se puede ubicar como una base central que permanecerá debajo de su tierra. Ahora bien adentrándonos en el tema del cuidado del bulbo, inicialmente se debe considerar restringir el riego constante de esta área de la planta.

Siendo así, se aconseja es realizar el riego evitando que el agua utilizada se estanque en su suelo. Porque cuando esto ocurra el bulbo de la planta estará directamente perjudicado. En este sentido, por la preservación de esta planta hay que regar su suelo o en tal caso el sustrato que rodea el bulbo. De esta forma no se deberá realizar directamente, en pocas palabras el agua usada no tocara ni el bulbo, ni alguna otra parte de dicha planta.

Asimismo también hay que estar al tanto del bulbo para que no sea contaminado por las plagas. A pesar de que es poco probable que sea víctima de ellas, existe la posibilidad de ser visitado por babosas y además caracoles. Cuando esto ocurra tendrá que utilizar los productos correspondientes para eliminar las plagas que existan en la violeta de los Andes. En ese sentido, estas se adquieren en tiendas que se dedican a la jardinería.

Cuidados en interior

Es muy común que se realice el cultivo de la violeta de los Alpes dentro del hogar, esto por la fama que tiene y que es fácil de cuidar. Siendo así, para poderla mantener en esta hábitat se deben tomar algunas previsiones para cuidarla. En este sentido, esta planta debe mantenerse bajo una temperatura especifica, y dentro de un hogar la temperatura esta por los 25 grados centígrados.

Esta temperatura es considerada como muy caliente para la violeta de los Alpes. Porque esta planta suele mantenerse en unas condiciones de temperatura que varían entre los 13 grados centígrados, y llega en promedio a los 18 grados centígrados. Siendo así, en el interior de una casa se debería ubicar en un sitio donde sea fresco, pero que no llegan fuertes corrientes de viento.

Luego de tomar las previsiones correspondientes con la temperatura, también hay que tomar en cuenta el cuidado que debería tener con la iluminación. En este sentido, la luz del sol en ningún momento debería hacer contacto directo con esta planta. Siendo así, en el interior de una casa la planta hay que colocarla en un espacio donde haya sombra.

Así como también, se debe estar al tanto de la calefacción, ya que esta planta no debería estar expuesta a la misma. Es válido mencionar que para conseguir elevar más su floración se deberá aumentar el riego. Aunque tendrá que estar al tanto de evitar sobrepasarse con el agua que verterá a la planta. Por este motivo, los expertos aconsejan utilizar cubos de hielo para aplicar a esta planta, mientras pasa por su ciclo de floración y evolución.

Al hacer uso de este hielo la violeta de los Alpes se mantendrá con su suelo humedecido, y equilibrado. Además se preservara los niveles de frío que requiere esta planta. Luego de ubicar su planta, también tendrá que considerar la poda de esta cuando lo requiera. En ese sentido, al momento que esta planta comienza a mostrar hojas de color amarillo deben ser retiradas.

Pero esta acción se deberá realizar moviendo en forma giratoria las hojas. Así garantizara podar efectivamente el de la violeta de los Alpes. Para concluir, esta planta debe estar ubicada en sitios que sean frescos, específicamente en donde haya mayor frío. Asimismo, en esta misma área deberá recibir la luz del sol pero no directamente, y también donde no lleguen altas corrientes de viento.

Cuidados en verano 

Durante la temporada de verano la violeta de los Alpes también deberá tener algunos cuidados. Cuando llega esta temporada la planta pasa a estar en hibernación, siendo donde la misma toma un descanso. Esto motivado a las temperaturas que presenta el verano, la planta pasa a dormir. Cuando este clima cambia llega el frío, las lluvias logran que esta planta muestre su florecimiento.

En lo que se refiere a los cuidados que se le debe dar a la violeta de los Alpes mientras transcurre el verano, el riego se tendrá que disminuir. Siendo así, los expertos mencionan que durante esta temporada  la planto requerirá de poco riego. Asimismo, vale resaltar que en cuanto a la iluminación que debe recibir esta planta en el verano hay que proporcionarle con sumo cuidado.

Porque a pesar que esta planta requiere iluminación, en el verano se aconseja ubicarla a la intemperie. Pero esta deberá permanecer en un sitio que tenga sombra, por esto es aconsejable voltear la maceta. Para así prevenir el maltrato que le pueda ocasionar los rayos del sol a la planta. De esta manera podrá percibir la luz solar, pero de una forma más uniforme sin afectar la planta.

Al tomar en cuenta cada una de estas indicaciones para cuidar su violeta de los Alpes, podrá darle mayor vitalidad. Porque además de ser un atractivo adorno para el hogar o su jardín, hay que considerar que se le debe dar sus cuidados correspondientes. Para que de esta manera pueda gozar de su belleza y aroma por una mayor cantidad de tiempo. (Te recomendamos leer sobre el Jazmín).

(Visited 8.830 times, 1 visits today)

Deja un comentario