Galán de la noche o jazmín de noche: Origen, cuidados y más

En este artículo hablaremos del galán de la noche o jazmín de noche, planta que ofrece un agradable aroma, también hablaremos de sus características, de las enfermedades que sufre, sus cuidados y muchas cosas más.

Galán de la noche Jazmin de noche

Galán de la noche o jazmín de noche

Galán de la noche o jazmín de noche, es una especie de jazmín que florece durante la noche, y produce un aroma encantador, que es capaz de enamorar a las personas que la huelen de cerca, y es por esto que esta planta es preferida por la gente para tener en su casa.

El galán de la noche o dama de noche, también se le conoce como: cestro o zorrillo, es un arbusto de tamaño grande, que puede llegar a medir hasta cinco (5) mt de alto. Su aspecto en realidad no es bonito, todo lo contrario es un poco desordenado, presenta hojas de color verde con forma de ovalo y sus flores son pequeñas de color blanco.

Esta planta es proveniente de las regiones tropicales, el galán de la noche o jazmín de noche no soporta temperaturas muy bajas.

galan de la noche o jazmin de noche

La fragancia de esta planta es muy poderosa que, durante las noches de primavera y de verano, sobresale entre los demás. Es por esta razón, que es muy frecuente que se escoja esta especie cuando se realiza el diseño un jardín aromático o cuando se quiere tener un agradable aroma en el ambiente nocturno sin tener que utilizar necesidad ambientadores. Se debe tener mucho cuidado cuando se elige, porque no a todos le agrada su olor.

El género Cestrum forma parte de la familia de las solanáceas, que resulta ser la misma del tomate y de la papa. Igual que estos alimentos, son nativos de zonas tropicales del continente americano, comenzando desde México hasta llegar a las regiones de América del Sur.

Por esto, no resiste muy bien las temperatura bajas. Deberá estar bajo techo en las zonas que tienen fuertes heladas y temperaturas por debajo de los -2 ºC. A parte, en primavera o en verano deben recibir luz natural, para que se produzca la floración, que nos ofrece su característica fragancia.

galan de la noche jazmin de noche

Origen del galán de noche

La planta del galán de noche o jazmín de noche, es una clase  de arbusto que se caracteriza por el aroma que emite cuando el día llega a su fin.

Es nativo del continente Americano, más específicamente de América central, pero se ha introducido en Asia meridional y en la actualidad se puede encontrar en todo el mundo, forma parte de la familia de las solanaceae y es una planta que se cultiva en ambientes al aire libre.

Características

La planta del galán de la noche o jazmín de noche, es un arbusto leñoso de tamaño grande, que posee  hojas permanentes que puede crecer hasta llegar a los cinco (5) mt de alto; sus hojas son sencillas, estrechas con forma de lanza, y que miden entre 6 y 7 cm de largo, por 4 cm de ancho; y generalmente son de textura lisa y brillantes.

La flor del galán de la noche o jazmín de noche, es de un color blanco verdoso, y presenta una larga corola tubular, que puede medir 2,5 cm de longitud, tiene 5 lóbulos agudos que pueden medir entre 10 y 13 mm de diámetro, y durante la noche cuando se abren se producen inflorescencias cimeras.

Estas flores emiten un fuerte pero agradable fragancia durante las noches, y es de allí de donde viene su nombre popular; la fruta es una baya de 10 cm de largo por 5 cm de diámetro, de color berenjena, o de color blanco marfil.

También se ha reconocido una variedad que presenta flores de color amarillo, pero existe información no confirmada sobre la posible toxicidad de su follaje y de sus frutos.

galan de la noche jazmin de noche

El galán de la noche o jazmín de noche ha llegado a las zonas con climas tropicales y subtropicales de todo el mundo, inclusive en: Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el sur de China y el sur de los Estados Unidos, y es una planta muy difícil de erradicar; por esta causa, en algunos países se le clasifica como maleza. (Ver artículo significado de las gerberas y sus colores)

Por ejemplo en Auckland, Nueva Zelanda, se ha clasificado como maleza invasiva ante el Consejo Regional de Auckland y se encuentra investigación. En algunos países se realiza un inventario de lugares donde el galán de la noche o jazmín de noche crece de manera silvestre, para poder colocar el nombre de esta planta en la lista de las plantas prohibidas.

galan de la noche jazmin de noche

Galán de noche doble

El galán de la noche doble, es una especie del galán de la noche o jazmín de noche, que comparten gran cantidad de sus características, con solo una diferencia: sus flores tienen el doble de pétalos. Estas al igual que las otras especies se abren al final del día; son esbeltas y con forma tubular, y pueden ser de color blanco o amarillo.

Sus flores se encuentran seguidas de bayas redondas de color blanco, que es su fruta, las hojas son igualmente lisas, brillantes, verde oscuro, con forma de óvalo, y con punta puntiaguda; las ramas son usualmente curvas o torcidas, las hojas se encuentran colocadas de forma alterna.

Estas plantas, soportan perfectamente la sombra, tienen una reproducción bastante rápida, esto se debe a que las aves consumen sus frutos y diseminan sus semillas; por esto se transforman en una maleza que invade, porque usualmente crecen en forma de matorrales densos dentro de los bosques húmedos.

galan de la noche jazmin de noche

Enfermedades

A pesar de que generalmente son plantas bastante resistentes, el galán de la noche o jazmín de noche se encuentra expuesto como el resto de las plantas que crecen en el jardín a una cantidad de plagas y de enfermedades, que le puede costar la vida a la planta, si no se consideran las previsiones necesarias a tiempo. (Ver artículo: Significado de la flor de loto).

En la gran mayoría de las ocasiones, el que se enferme esta planta es responsabilidad de su cuidador, porque ellas son dependientes de sus atenciones para crecer y desarrollarse de una manera sana. Por esto los horticultores y los demás especialistas, recomiendan que se utilicen repelentes naturales, o los herbicidas que se pueden comprar en el mercado.

galan de la noche jazmin de noche

Araña roja

Estos se pueden detectar con facilidad, porque estas aranas elaboran pequeñas telarañas en la parte axilar de las hoja, de los tallos, como también en el envés de las hojas. Cuando la planta sufre un ataque de arañas rojas, las hojas pierden el brillo de su color, y en algunos casos, se pueden ver puntos de decoloración en las hojas.

Esta es una plaga que representa peligro para el galán de la noche o jazmín de noche, porque ella le roba la vida a la planta, llegando a matarlas. Para poder evitar que esta clase de plaga ataque, se debe vigilar la planta, realizando revisiones constantes en el envés de las hojas, que es el lugar donde usualmente atacan primero las arañas rojas.

Para llegar a solucionar dicho problema, se deben realizar fumigaciones esporádicas con un insecticida o con un acaricida, cada 8 o 10 días.

galan de la noche jazmin de noche

Cochinilla

Esta es una plagas muy común, y es la más peligrosa, porque se juntan en colonias para consumir la savia de la planta, hasta llegar a debilitarlas. Estas, igualmente que la araña roja, se colocan sobre el nervio central de las hojas. Se pueden combatir a tiempo, porque ellas segregan una especie de melaza algodonosa que se puede visualizar a cierta distancia.

La mejor forma de evitar estas plagas, es realizar de forma continuada vigilancia, para actuar a tiempo, antes que la planta se encuentre demasiado débil. Se puede usar herbicidas naturales, o comerciales que se pueden encontrar en la tiendas especializadas.

galan de la noche jazmin de noche

Caparreta negra

Esta es una clase de cochinilla que tiene un caparazón duro, son de color marrón. También provoca debilitamiento de la planta porque despiden un tipo de melaza que recubre los órganos del galán de la noche o jazmín de noche, llegando a limitar su fotosíntesis.

Esta plaga es verdaderamente agresiva, se debe realizar tratamiento la planta desde que se inicia la primavera, si se han tenido ataques de este tipo de plaga en otras plantas del mismo jardín. Para poder acabar con ellas se necesita usar azufre mezclado con el fungicida acostumbrado.

Pulgones

Los pulgones son insectos mínimos que miden entre 1 y 4 mm, y dependiendo de la especie de la planta, pueden presentar un color amarillo claro, color gris, color verde o color negro, como es el caso de el galán de la noche o jazmín de noche. De la misma manera que la cochinilla, se colocan en grupos, para consumir la savia de la planta. (Ver artículo: Soñar con rosas)

Estos insectos tienen preferencia por las plantas más jóvenes porque éstas son más tiernas, pero usualmente atacan plantas maduras. Esta planta segrega un tipo de melaza que llama a las hormigas, lo que representa un mal adicional para la planta.

La ventaja está en que estos insectos se pueden ver a simple vista, porque las colonias usualmente son muy numerosas, y la presencia de las hormigas consumiendo la melaza, también los descubre.

Para combatir a los pulgones se debe rociar la totalidad de la planta con insecticidas, tratando de que quede bien empapada, para poder exterminar por completo todas las colonias.

galan de la noche jazmin de noche

Galán de noche con hojas amarillas

Las hojas amarillas es un problema que se presenta comúnmente en una gran variedad de plantas, desde las orquídeas phalaenopsis, hasta en el galán de la noche. Esto no es más que un llamado de auxilio que realiza la planta, para que la tomen en consideración.

galan de la noche jazmin de noche

Las hojas amarillas en el jazmín de la noche significa que se encuentra recibiendo mucha cantidad de agua, razón por la que las hojas comienzan a perder su brillo, para comenzar a ponerse de color amarillo, hasta que terminan por caerse.

Este problema se puede solucionar fácilmente, solamente hay que realizar el riego en lapsos más amplios, y esperar que se seque la tierra, para prevenir el encharcamiento de la misma.

Galán de noche sin flores

Si la planta no florece, se debe a dos (2) probables problemas: uno se relaciona con la poda, porque la planta debe recibir la cantidad suficiente de luz solar en todas sus ramas, si no reciben la luz adecuada se comienzan a debilitar, perdiendo de esta manera la energía que requiere para poder florecer.

El problema numero dos: se relaciona con el descuido tanto del riego como del abono del sustrato, que son elementos indispensables para que la planta florezca, si la planta no tiene la cantidad de nutrientes necesarios para su alimentación, todas las energías se usan para mantener viva la planta, y no alcanzan para producir la floración.

En resumen son problemas causados por la ausencia de cuidados, que tienen fácil solución, solamente hay que prestarle más de atención al galán de la noche o jazmín de noche.

galan de la noche jazmin de noche

Cuidados

La planta del galán de la noche jazmín de noche, no es considerado un árbol, a pesar de que puede llegar a medir 5 mt de alto, sino un arbusto, y es una de las plantas preferidas por gran cantidad de horticultores y jardineros, porque el galán de la noche o jazmín de noche es una planta de hojas permanentes.

Esto significa, que tiene hojas verdes durante todo el año, mientras que otras plantas del jardín las pierden, el galán de la noche jazmín de noche puede mantener hojas verdes brillantes, bonitas y saludables. (Ver artículo lirio de paz)

Pero aunque esta planta tiene hojas permanentes, necesita algunos cuidados para que pueda permanecer con sus hojas y sus flores hermosas todo el año.

galan de la noche jazmin de noche

Poda

La planta del galán de la noche o jazmín de noche requiere de la luz del sol para crecer y desarrollarse sanamente, por esto la poda resulta ser uno de los más importantes que debe tener esta planta.

Se deberán podar las ramas que se encuentren entrecruzadas, para de esta manera permitir que le llegue la luz del sol a todas las partes de la planta por igual, y de la misma forma, hay que quitar los brotes que sean más viejos, que finalmente no le aportan nada a la planta.

Lo más recomendable, es que se haga la poda después de que haya terminado la floración, esto es al finalizar el invierno, o al inicio de la primavera, esto garantizará que la planta tendrá tallos y ramas fuertes para sostener a las flores nuevas.

También se deben quitar las ramas que se encuentren secas o rotas, los brotes que estén enfermos, o que no florecieron, las ramas que están sobrecargadas y las ramas que crecen en la dirección incorrecta, o diferente a sus deseos.

Riego

Como ya comentamos anteriormente, el galán de la noche o jazmín de noche, es una planta que necesita de un sustrato que se encuentre muy bien drenado y abonado, para lograr un crecimiento saludable; de esta misma forma, el agua, siendo el líquido vital de los seres vivos, es un elemento indispensable para la vida de las plantas, por lo que debemos prestarle cierta atención en este cuidado.

Esta planta necesita un suelo húmedo, pero que no esté encharcado, por lo que se debe tomar en cuenta la frecuencia del riego, que va ha depender de la velocidad con que se pueda secar el sustrato de la planta. Recordemos, que esta planta puede desarrollarse bajo los rayos directos del sol, o en una semisombra, por ello se recomienda el riego al menos, tres (3) veces a la semana.

Pero en los meses más calurosos del año, el riego deberá ser aumentado para no permitir que el suelo se seque por completo. Por otro lado, en los meses más fríos, el galán de la noche o jazmín de noche, se puede regar con un frecuencia de cada diez (10) o catorce (14) días, dependiendo del clima.

Cuando las plantas se encuentran con flor, es necesario disminuir el riego, como también el abono, para que la planta tenga un tiempo de descanso; cuando se encuentre recién plantada, se debe incrementar el riego, pero siempre tomando en consideración no encharcar la tierra, porque se pueden podrir las raíces de la planta.

Fertilización

El galán de la noche o jazmín de noche puede usar fertilizantes que estén equilibrados, que sean para abonar el sustrato en donde se encuentre cultivada la planta; pero, también se puede abonar de una forma natural, realizando un compost orgánico casero.

Este compost resulta ser bastante económico porque los elementos que se necesitan para hacerlo, son los desechos que salen de la cocina como son: las cáscara de huevo, las conchas de cambur o plátano, los resto de calabacín, de berenjenas, de manzanas, de zanahoria, conchas de papas, de remolacha, y muchas otras frutas o vegetales, como también el cipo del café, todo lo desechamos.

Además también se necesita: tierra, hojas, ramas, tallos, y flores secas que puedes conseguir en el jardín, y un envase lo suficientemente grande para colocar todos los elementos antes mencionados. Para realizar el compost hay que colocar primero una capa de tierra; después colocamos una capa con los  desechos de la cocina, y por ultimo los tapamos con una capa de los desechos del jardín.

galan de la noche jazmin de noche

Y así de manera sucesiva, hasta completar el recipiente o contenedor, y se termina colocando una capa de tierra. Una vez completadas todas las capas de los distintos elementos, procedemos a humedecer con agua, pero sin empapar, entonces tapamos con una bolsa plástica, por espacio de tres (3) días.

Después de los tres días, procedemos a destapar y a mezclar todos los elementos, si fuese necesario humedecemos nuevamente.

Este proceso usualmente dura entre un mes y medio, y dos meses; después de este tiempo, podrá ver que todos los elementos se transformaron tierra abonada, que es ideal para la fertilización de las plantas del jardín.

Cuidados del suelo

Uno de los cuidados primordiales del galán de noche o jazmín de noche se relaciona especialmente con el sustrato. A pesar de que esta es una planta noble y bastante resistente, porque se adapta muy fácilmente a los distintos tipos de suelo; el galán de la noche o jazmín de noche necesita un sustrato que tenga buen drenaje.

Los suelos que presentan excelente permeabilidad y que están bien abonados, son idóneos para el galán de la noche o jazmín de noche, para que tenga un desarrollo normal y un crecimiento saludable.

Cuidados de temperatura

El galán de noche o jazmín de noche es una planta de climas cálidos, razón por la que no soporta el frío, y perece frente a las heladas cuando el clima tiene temperaturas bajo 0; por esto lo más recomendable es sembrarlas en lugares al aire libre, o en lugares con sombra parcial; pero tomando en cuenta que en los meses más calurosos del verano, éste puede causar quemaduras en las hojas y en las flores.

Reproducción del galán de la noche

Hay dos formas de reproducir esta planta, una de las formas es por medio de las semillas (que es bastante complicada), y la otra que es más simple, que es por medio de los esquejes.

Las semillas se pueden conseguir en los viveros y en las tiendas especializadas, si quiere intentar la reproducción mediante semillas. En ese es el caso, conviene hidratar las semillas con una mezcla de té, durante toda la noche, antes de iniciar la germinación.

Después de remojar las semillas, debemos preparar un envase de vidrio, que contenga papel absorbente, y procedemos a colocar las semillas bien distribuidas,se debe humedecer con poca agua, y debemos colocar el germinador en un lugar oscuro por cinco (5) días.

Una vez que las semillas empiezan a germinar, debemos colocar el germinador en un sitio que reciba la luz del sol de manera indirecta, y si lo requiere volvemos a humedecer el papel; posteriormente esperamos a que las raíces de las semillas crezcan un poco.

Cuando las semillas tienen raíces relativamente grandes, es hora de plantar las semillas germinadas, en un semillero preparado adecuadamente tanto con tierra abonada como con turba, donde realizaremos pequeños huecos con un lápiz, para colocar con sumo cuidado la semilla en el interior.

Debemos poner el semillero a la sombra, y debemos humedecer el sustrato antes que se seque totalmente, hasta que las plántulas crezcan alcanzando un tamaño de tres (3) a cinco (5) cm, que es el momento ideal para transplantarlas al suelo o a la maceta. De esta manera habremos reproducido el galán de la noche o jazmín de noche por medio de semillas.

En maceta

En una maceta que tenga orificios bien grandes, procedemos a colocar una cama de piedras de gran tamaño en el fondo, para posteriormente ayudar al drenaje del agua, y llenamos con una mezcla de sustrato abonado y turba, hasta que falten dos (2) cm para la orilla de la maceta. Después con un lápiz hacemos un hueco en la tierra, y colocamos con sumo cuidado el esqueje, para que no se rompan las pequeñas raíces incipientes.

Fijamos el esqueje muy bien, sin apretar mucho, y procedemos a regar la tierra, sin encharcarla; posteriormente cubrimos totalmente la maceta con una bolsa de plástico, y la colocamos en un lugar sombra por tres (3) días.

Cuando las hojas empiecen a brotar, quitamos la bolsa de plástico de la maceta, y la colocamos en un lugar con semi sombra, aportándole el riego y abono necesarios, hasta que la planta se encuentre bien pegada y fuerte.

Posteriormente se puede trasplantar el galán de la noche o jazmín de noche al suelo, o lo deja permanentemente en la maceta.

Una de las ventajas de sembrar al galán de la noche o jazmín de noche en una maceta que no ocupa mucho espacio; solamente necesita los cuidados adecuados.

A continuación enumeramos algunos consejos para mantener al galán de la noche o jazmín de noche, sin problemas:

La lus del sol: la maceta debe estar en un lugar donde reciba luz del sol directa. Si no tienes un lugar así, puedes decidir colocarla en un lugar con semisombra. Pero tienes que tomar en consideración que si el lugar no tiene la luz necesaria, la planta no prosperará nunca. A parte, hay que recordar lo que mencionamos antes, si la temperaturas está por debajo de -2ºC, la planta podría no sobrevivir.

La tierra más adecuada: el sustrato ideal para la planta es la mezcla siguiente: turba negra (60%) + perlita (30%) + vermiculita (20%). Es importante que tenga un drenaje rápido.

El riego: se debe de hacer de manera adicional. A parte, el sustrato que se agrega entre los riegos debe estar totalmente seco para prevenir los hongos.

Un truco es agregar unas gotas de fertilizante para cactus dentro del agua del riego; de esa forma lograremos conseguir que el galán de la noche evolucione como se espera.

Con estos sencillos pasos tienes todo lo necesarios para cultivar el galán de noche o jazmín. Lo que se necesita es tener paciencia.

Por esqueje

La otra manera de reproducir esta planta, solamente hay que cortar un pedazo de tallo preferiblemente que sea joven y por supuesto sano, y se coloca en un vaso de vidrio con agua hasta la mitad, lo colocamos en un sitio que esté cerca de alguna ventana, donde pueda recibir la luz del sol indirectamente.

Después de unos cinco (5) días, se puede observar como del esqueje empiezan a brotar delgados hilos que son las raíces potenciales de la futura planta; cuando esto sucede es el momento de sembrar el esqueje en una maceta, para lograr reproducir la planta.

Floración del galán de noche

Esta es una planta que florece en las estaciones de primavera y verano. Esta planta tiene una peculiaridad, y resulta ser que sus flores solamente se abren en las últimas horas del día, y por esta razón el nombre común: galán o reina de la noche.

Cuando los rayos del sol empiezan a despuntar, las flores del galán de la noche se cierran, para recargar energías en el día, para posteriormente ofrecernos otra noche perfumada, cuando los rayos del sol se oculten al finalizar el día.

Esta es la principal razón de porque esta una de las flores más conocidas y comunes presentes en todos los jardines.

¿Es una planta tóxica?

Hasta el momento el consumo de la planta del galán de la noche o jazmín de noche no está bien estudiada, pero existe una razón pensar que es posible que sea tóxica. Todas las especies que conforman la familia Solanaceae tienen una toxina alcaloide que se conoce como solanina.

A pesar algunos de estos miembros se pueden consumir de manera rutinaria sin presentar efectos malos, los problemas que se han reportado comúnmente que están relacionados a esta planta son ciertas afecciones a nivel respiratorio por inhalar la fragancia, y síntomas de fiebre después de la ingesta.

Ciertas personas, en especial las que presentan cierta sensibilidad respiratoria o asma, han presentado dificultad para poder respirar, irritación a nivel de la nariz y de la garganta, migrañas (dolor de cabeza), náuseas y otros tipo de síntomas cuando se exponen al fuerte aroma de la flor, que puede ser el responsable de este efecto.

Algunas guías de plantas detallan al jazmín de la noche como una planta tóxica y hacen advertencias sobre la ingesta de partes de la plantas, en especial las frutas, puede provocar fiebre, pulsaciones rápidas, exceso de saliva y gastritis.

Algunos investigadores sobre la materia científicos reportan ciertos efectos tóxicos por la ingesta del galán de la noche. La ingestión de la cantidad de siete (7) kg, materia vegetal de esta planta provocó la muerte de una vaca (presentando antes excesiva salivación, abrace sus mandíbulas y desplome).

galan de la noche jazmin de noche

Los estudios realizados después de la muerte mostraron síntomas: de gastroenteritis y de congestión en el hígado, los riñones, el cerebro y la médula espinal. Se sospecha que tanto las bayas como la savia son tóxicas.

La ingesta de las bayas verdes por un niño de 2 años durante algunas semanas, provocó diarrea, vómitos y coágulos de sangre presentes en las heces. También se presentó anemia y decoloración de la piel provocado por un sangrado subcutáneo.

Se ha presentado casos de niños consumieron grandes cantidades de bayas y no presentaron efectos.

Lo más recomendable es no ingerir estos frutos, ni otra parte de ésta planta, ya que sus efectos sobre el cuerpo humano todavía esta en investigación.

(Visited 2.841 times, 1 visits today)

Deja un comentario