Cómo y cuándo hacer la poda de rosales efectivamente

Hacer la poda de rosales es una de los trabajos más polémico en la jardinería. Es un tema en el que todo el que tienen conocimientos de jardinería, considera tener la respuesta apropiada y el mejor y adecuado método la poda de rosales.

¿Cómo y Cuándo hay que Podar los Rosales?

La poda de rosales, es un tema que tiene muchas opiniones y casi todos los que tienen conocimientos de la materia, creen tener la verdad absoluta al respecto.

Es bien sabida, la necesidad de hacer una poda anual, ya que con ella se logra estimular el crecimiento de los arbustos, mantener el orden en determinadas variedades, y cortar las ramas que estorbar el buen crecimiento del rosal.

En lo que si parecen estar de acuerdo todos es en que los rosales deben ser podados por lo menos una vez al año, con la finalidad de estimular el crecimiento de los arbustos, conservar el orden en algunas variedades y eliminar aquellas ramas que detienen el buen crecimiento del rosal.

En lo que se refiere a la poda de rosales, hay diversos métodos, para los cuales se debe utilizar la herramienta y los accesorios apropiados, de los cuales hablaremos a continuación.

Herramientas de podar rosales

Las herramientas deben ser adecuadas para la poda de rosales, pues no es lo mismo cortar hortensias o limpiar un limonero que podar un rosal.

Por ejemplo, no se requiere de una motosierra para podar un rosal. Además se debe tomar en cuenta las particularidades propias del rosal “sus peligrosas espinas”, que pueden resultar muy dañinas.

Tijeras para poda de rosales

Hay diferentes tipos de tijeras para la poda de rosales, cada una especial para el tipo de trabajo que se va a realizar. En un jardín normal o para podar uno o dos rosales, no se requiere de unas tijeras especiales, pero sin embargo, si la poda es de rosales trepadores o rosales muy antiguos, se debe usar una tijera apropiada.

El problema de no usar una tijera apropiada, sobre todo cuando se debe hacer fuerza, es que se puede dañar al rosal, con los resultados negativos que puede tener.

Tijeras Bypass

Las tijeras bypass son las que se usan más para cortar rosas y son las que también pueden servir para podar s los arbustos no son muy grandes.  Para podar con estas tijeras se requiere aplicar un poco de fuerza, sino somos capaces de aplicar la fuerza requerida, se deberà usar una tijera yunque.

Tijeras Yunque
Las tijeras para poda de rosales tipo yunque, cuentan con una pieza de la tijera que se queda fija y una hoja que va cortando poco a poco. Son más grandes que las tijeras bypass, pero tienen la gran ventaja de que se pueden cortar ramas muy gruesas con menos esfuerzo.Son las apropiadas para cortar ramas de rosales gruesas, las típicas que por lo general tienen los rosales con varios años de antigüedad. Sin embargo, los cortes son por lo general, menos limpios, que con la tijera bypass.

Guantes para poda de rosales

Los guantes de jardinería por lo general, son livianos, con partes de caucho y nailon. Son los adecuados para hacer un montón de trabajos de jardinería, cómo trabajar con el compost o sembrar plantas de temporada, pero poco no muy buenos para manejarse con los rosales y sus espinas.

Para la poda de rosales hay que usar guantes de cuero, que son más resistentes que los de jardinería, debido a que recoger ramas y hojas de rosas, sin guantes o con guantes de caucho, es poco agradable.

Guantes de piel

Los guantes de piel, son apropiados para proteger de todo tipo de espinas y astillas, debido a que tienen gran resistencia a los pinchazos.

Se pueden usar durante un rato o todo el día, son confortables, resistentes y conservan la sensibilidad suficiente como identificar ramas pequeñas, incluso semillas.

Gafas de protección

Es necesario utilizar gafas de protección, para evitar golpearse con una rama en un ojo. Hay diferentes tipos de gafas, las que se gradúan o de patilla. seleccionar unas u otras es solo asunto de gustos, en lo que no se debe limitar esfuerzos en lo que se  refiere a dinero, para la protección en el jardín.

Gafas de policarbonato
Estas gafas son de bajo costo. Están elaboradas en policarbonato, tienen una goma que se ajusta, cumple con todas las normativas y ofrecen la protección necesaria de cualquier impacto con una rama.

¿Cómo cortar de forma correcta las ramas de los rosales?

Los rosales pueden tener daños en los tejidos de la planta, si no se les hace una buena poda. Hay que hacer cortes limpios, con herramientas bien afiladas y apropiadas. En los rosales, lo más común es que hayan ramas que tengan brotes alternos y si es el caso se deben hacer cortes diagonales, justo por encima de un brote que apunte hacia el exterior del arbusto.

Si por el contrario son brotes opuestos se debe realizar un corte recto, justo por encima de los brotes. Aunque la primera opción, un corte en diagonal, sirve para impedir que el agua de lluvia se estanque en el brote, y pueda producir algún tipo de infección.

Ejemplo de poda incorrecta de los rosales

A continuación podrás observar en una lámina, cómo se debe hacer un corte para que la poda de rosales en macetas sea correcta y cómo no debe hacerse para que la poda no sea incorrecta. Para podar correctamente un rosal y quede como hecho por un profesional, se debe tener el conocimiento adecuado para saber a qué altura se debe cortar el tallo, para tener los resultados deseados.

Como se puede observar, es importante saber el lugar preciso para realizar el corte, en este caso en particular, se ha cortado por encima de una yema que crece hacia el interior, cuando se debió haber cortado por encima de la yema que crecía más abajo y orientada hacia el exterior, o tal vez en otra yema superior.

De esta manera, con esta poda, se logra favorecer el crecimiento de ramas hacia el interior del rosal. Cuando estas ramas están más crecidas, se producirán varios y diferentes problemas:

Como por ejemplo, el roce con otras ramas, lo que genera heridas por las que puede ser agredido por virus u otras enfermedades de los rosales, debilitamiento, entre otros. También se dificulta la circulación del aire por el interior del rosal, lo que ocasiona que la humedad se concentre y como resultado se de la proliferación de hongos.

A simple vista, se puede pensar equivocadamente que la poda de rosales no tiene mucha importancia, pero si la poda se hace mal, los resultados serán fatales.

¿Cuándo se podan los rosales?

Muchos jardineros principiantes, no tienen idea de cuándo se poda un rosal. En principio, el mes más indicado para empezar la poda de rosales en invierno es el de marzo, cuando ya han pasado las heladas, aunque esto es genérico. El problema aparece en áreas expuestas a las heladas.

Si el lugar donde tienes tu rosal es propensa a tener heladas tardías, es mejor atrasar la fecha de la poda, para que no se active el crecimiento de nuevos brotes, que con toda seguridad se van a congelar.

En este caso, lo mejor es esperar a que pase el tiempo de las heladas para iniciar la poda. Sin embargo, en las partes más cálidas, la poda se puede adelantar para el mes de enero, sin ningún problema. De esta manera se obtiene una primera floración, mucho más antes de lo usual.

Algunos aseguran que se deben podar las rosas dos veces al año, la segunda sería al finalizar el verano. Sin embargo, los profesionales piensan que el rosal debe ser podado cada vez que lo necesite, debido a que las hojas o flores secas podrían ser perjudiciales para el rosal.

Por lo tanto, se debe ir eliminando las rosas a medida que se secan en el rosal y no dejar la eliminación de las rosas secas para una época concreta, de esta forma, se consigue estimular el rosal, para que aparezcan nuevas rosas.

Tipos de poda, según la variedad del rosal

Por lo general, cada jardinero tiene su propio método sobre la poda de los rosales, y la verdad es que los rosales responden bien con casi cualquier método.

Se han hecho ensayos para demostrar que hasta la poda más fuerte, puede dar excelentes resultados, aunque es claro que unos rosales dan mejor respuesta tras una poda drástica, mientras que otros prefieren podas más moderadas.

Se pueden distinguir tres tipos de podas, que van a servir para la mayoría de los rosales. Entre esos tipos de poda podemos destacar:

1.- Poda de rosales en vaso, ideal para Híbridos de té, Grandiflora, Floribunda, Rosales de patio y Rosas Miniatura

La poda en de rosales en vaso, lo que busca es facilitar la circulación de mucho aire entre las ramas, para impedir la aparición de hongos. Lo primero que se debe hacer, y es recomendado para todos los rosales, es eliminar las ramas muertas lo más cerca del suelo.

Después, se cortan los tallos enfermos o congelados, los cuales se reconocen por tener un color negro o marrón oscuro, hasta un lugar sano. Se cortan todos los tallos que crecen hacia adentro, para que pase más luz y aire al interior del rosal.

También se cortan los tallos muy finos y débiles, porque es bien sabido que jamás van a llegar a florecer. Si se observa que hay tallos que se entrecruzan, se corta el más débil, tomando la precaución de dejar lugar para que se desarrolle bien.

Se cortan los tallos más viejos y que ya no dan flores. Los cortes se deben realizar en diagonal, como se ha mencionado anteriormente.

2.- Poda moderada de rosales, ideal para poda de Rosales Ingleses y Rosales Arbustivos

Hay pasos que se deben seguir en cualquier tipo de rosales como por ejemplo: cortar las ramas débiles, muertas, dañadas, o que crezcan hacia el interior.

Una vez cortadas, se procede a aplicar los cortes a los tallos más fuertes, que se van a recortar hasta la mitad de su longitud, más o menos. Se deben dejar entre tres y siete ramas fuertes. Se recortan los brotes laterales de las ramas que queden, dejando al menos un par de yemas latentes en cada rama.

3.- Poda de Rosales enredaderas

Las rosas enredaderas maduras, se deben podar cuando termina el verano, una vez que han florecido. En la mayoría de los casos, estas rosas florecen en madera del año anterior, por eso la importancia de podar en esta época, y no al final del invierno-inicio de la primavera, como es común en la mayoría de los rosales.

Se deben cortar las ramas viejas, enfermas o débiles a nivel del suelo. Se deben cortar también los retoños que salen a los lados, hasta dejar tres retoños sanos y fuertes.

Poda de Rosales trepadores

Las rosas trepadoras, hay que dirigirlas de forma regular cuando están en pleno crecimiento y sus tallos aún son flexibles. Se corta la madera muerta, enferma o débil a inicio de la primavera.

Se reducen los tallos de los lados entre 10 y 15 centímetros. En algunos casos, se deben cortar algunos tallos viejos, para mantener la planta bajo control.

Si estos consejos se llevan a cabo para la poda de rosales, es muy probable que se conseguirán buenas floraciones todos los años. Cabe destacar que no se debe olvidar el abonado de los rosales, y sobre la plantación de rosales, tanto en el jardín, como la plantación de rosales en maceta.

La poda en función del tipo de rosal

Los rosales deben podarse por lo menos una vez al año. Aunque como se menciona anteriormente, lo más indicado es hacerlo regularmente, para eliminar rosas, hojas y tallos secos. Esto se debe a que las nuevas rosas florecen sobre los retoños nuevos.

Marzo es el mes apropiado para cortar los rosales, cuando ya se han terminado las heladas. Esta poda se puede terminar en noviembre, para lo que se deberá realizar otra para quitar los restos de madera muerta y las flores marchitas.

Se deben retirar los tallos muertos y los chupones, las ramas débiles y frágiles y los ramos que se desarrollan revueltos. Se deben dejar intactos los ramos sanos que tengan un vigor parecido, para dar cierta armonía. Estos deben estar dirigidos hacia el exterior de la planta.

Es aconsejable podar en bisel a pocos metros de la yema y con inclinación opuesta para impedir que el agua escurra sobre ella.

Rosales tipo matorral y miniatura

Para este tipo de rosal hay que dejar de 3 a 7 ramas principales. Se le dará preferencia a los retoños jóvenes y se cortaran los leñosos. Pasaremos dejando de 3 a 5 yemas, o lo que es lo mismo, a unos 15 o 20 cm. Despejaremos el centro del arbusto.

Rosales trepadores

Para los la poda de rosales trepadores de deben dejar entre 3 y 5 ramas, que serán las que más tarde serán las que forman la armadura. Después se cortaran los retoños de los lados dejando unos 40 cm.

Rosales trepadores de floración anual

Se dejarán entre 6 y 7 ramas principales y se cortaran las ramas de los lados dejando dos yemas.

Rosales viejos

Estos rosales no hay que podarlos de manera metòdica. Lo que hay que hacer es quitar los ramos muertos o que estén enredados en la estructura.

Poda de Rosales arbustivos y rastreros

Estos rosales se tienen que podar a partir del tercer o cuarto año de haberlos sembrado. Se cortarán sus ramas terminales cada 3 años.

Rosal Floribunda y Polyantha

En primer lugar, se deben cortar los retoños muertos, enfermos y débiles. Corte los retoños restantes dejando de 4 a 7 yemas. Deje los retoños más fuertes un poco más largos. Los retoños más débiles se dejan más cortos para incentivar su crecimiento.

Corte todas las ramas de más de cuatro años directamente desde la base. Esto permite que el rosal se mantenga joven y fuerte.

Rosal híbrido de té

En principio, los rosales híbridos de té se podan de la misma forma que los rosales floribundas y polyanthas, con el detalle de que este tipo de rosal se poda algo más, dejando entre 3 y 5 yemas.

Rosal híbrido de té

Rosal arbustivo

Los rosales arbustivos tienen la particularidad de no requerir ninguna poda que los regule. Se debe eliminar solo los retoños muertos o enmarañados. Los retoños viejos se cortan directamente a ras de suelo. Para incentivar una nueva floración, se deben eliminar las inflorescencias de los rosales arbustivos con varias floraciones. En el caso de los rosales arbustivos con una única floración no es necesario.

Poda veraniega de rosales floribundas, polyanthas e híbridos de té

Tanto los rosales floribundas y polyanthas como los híbridos de té requieren de una poda de rosales en verano, la cual consiste en cortar el rosal hasta la segunda hoja fuerte que se encuentra por debajo de la rosa.

Eliminar chupones

Los chupones se pueden reconocer porque son pequeños tallos de color verde claro y con muchas más espinas, que los tallos de las rosas. Crecen de la madera que se encuentra por debajo del punto donde se hizo el injerto. En algunos caso los chupones pueden surgir del portainjerto, es decir, bajo la tierra. Se deben cortar estos chupones.

De no eliminarse los chupones, se corre el riesgo de que el rosal injertado se muera, debido a que los chupones que surgen bajo tierra le quitan los nutrientes y fuerza para crecer.

Para cortarlos o eliminarlos, saque lo más que pueda los chupones y córtelos lo más cerca posible de la inserción.

Información adicional

  • Para que un corte sea limpio y se impida la posibilidad de la aparición de infecciones de la planta, use siempre unas tijeras ademàs de cortantes que sean apropiadas para podar rosales.
  • Corte los brotes sesgados para que pueda fluir el agua. Esto evita que el agua se estanque en la herida y ocasione daños.
  • Esté atento a que el corte se haga, sea siempre por arriba de una yema que esté orientada hacia afuera.

Si quieres saber más sobre el cuidado de flores de sol, te recomendamos leer:

(Visited 278 times, 1 visits today)

Deja un comentario