Jazmín enano o jazmín kimura: En maceta, cuidados, y más

En este artículo hablaremos de el jazmín enano o jazmín kimura, esta es una planta de flores muy pequeñas, hablaremos de sus cuidados, de su floración, de su reproducción y algunas cosas más.

jazmin enano o jazmin kimura

Jazmin enano o jazmin kimura

El jazmín enano o jazmín kimura, es una planta permanente hermosa que llama la atención tanto por sus hojas como por sus pequeñas flores, se pueden ver muy fácil en la mayoría de los jardines, aunque es una planta bastante común se puede confundir con otra clase de jazmines, porque la gran mayoría presentan similitudes en relación a sus descripciones y a sus colores porque resultan ser muy semejantes.

Es por esto que es de suma importancia estar pendiente de algunas de sus cuidados como también ciertas características del jazmín enano o jazmín kimura.

Este bello jazmín es un arbusto muy pequeño, que presenta un tronco bajo cuyas medidas máximas pueden llegar a ser de aproximadamente un (1) mt de altura. Si te gusta esta pequeña planta y quieres tenerlo en tu jardín o incluso dentro de tu casa, tienes que tomar en consideración varios aspectos antes de su propagación, por lo que deberás aprender sobre las necesidades de este pequeñito arbusto.

Primero debes saber que para poder reproducir esta planta hay dos (2) métodos distintos que detallaremos más adelante, para que puedas cultivar esta hermosa planta. De la mismo manera debes considerar las distintas enfermedades que puede llegar a presentar el jazmín enano o jazmín kimura, para que cuando realices la siembra lo hagas correctamente y no cometas errores que posteriormente pueden afectar a tu jazmín enano o jazmín kimura.

Esta clase de planta se puede sembrar tanto en macetas como directamente en el suelo, esto va a depender de los deseos de la persona, para la reproducción del jazmín enano se puede llegar a requerir los dos (2) métodos.

jazmin enano o jazmin kimura

Ficha

El jazmín enano o jazmín kimura es un planta de carácter ornamental por su belleza y por su fragancia, los meses de floración son junio o septiembre; el jazmín enano produce un agradable olor y si le rociamos agua a sus flores el aroma saldrá con mayor intensidad.

Las hojas son permanentes y con brillo, sus flores son blancas y bastante pequeñas y es un arbusto de tamaño pequeño que se puede llegar a reproducir por medio de semillas, y se puede llegar a mantener con facilidad en una maceta.

Su uso es constante como planta ornamental y se le puede observar en distintos eventos como parte de la decoración, esto se puede deber al color de sus flores o su agradable aroma, si se mantienen en espacios interiores es muy importante colocarla en lugares donde pueda recibir el aire y algo de luz solar no directa. (Ver artículo: Soñar con rosas)

Clima: el clima más adecuado para esta planta es el cálido.

Ubicación: lugares con exposición a la luz del sol no directa, pero con lugares con sombra.

Otros nombres: a esta planta se le conoce por otros nombres como: Gardenia Augusta, Jazmín de las cuatro estaciones.

Riego: la frecuencia de riego idónea para esta planta es semanal.

Origen: esta planta es originaria del continente Asiático.

jazmin enano o jazmin kimura

Cuidados del Jazmín enano o jazmín Kimura

Los cuidados de la planta del jazmín enano o jazmín kimura son imprescindibles en todo momento (antes, durante y después de la reproducción), esto significa que antes de sembrar esta planta se deben tomar ciertas precauciones que son importantes en la prevención de posibles enfermedades y al mismo tiempo, evitar que la planta no se reproduzca de manera natural.

Lo primero que se debe verificar es el suelo o la tierra en donde se tiene pensado sembrar el jazmín, esta tierra debe ser semiácida y para lograr una combinación buena se puede incorporar turba, que ayudará a que el suelo contenga la acidez necesaria para la planta.

Cuando ya esté preparado el suelo ácido, se debe vigilar que dicho suelo tenga el drenaje requerido para poder mantener la planta hidratada y evitar que se encharque; es de suma importancia realizar esta clase de cuidados previamente a la siembra, para de esa manera prevenir enfermedades.

Cuando la planta ya se encuentra sembrada el resto de los cuidados son mucho más simples, entre esos cuidados están: el quitar las hojas secas y las flores ya marchitas y vigilar la hidratación de la planta, es recomendable incrementar o reducir el riego dependiendo del tiempo o del clima, de esta forma tendrá la humedad ideal (ni seca ni muy húmeda).

Es importante que la planta se encuentre limpia y vigilar las distintas plagas que la pueden atacar como son: los pulgones, la cochinita algodonesa y los ácaros.

jazmin enano o jazmin kimura

Frecuencia del riego

Las condiciones de riego para este tipo de planta es fundamental para mantener el cuidado de esta clase de jazmines, porque a pesar de que requieren primordialmente un suelo húmedo, que se logra por medio del riego, se debe prevenir el exceso de agua, porque esto puede llegar a ocasionar daños graves en la planta del jazmín enano o jazmín Kimura.

De esta manera tomando en consideración las recomendaciones anteriores, los especialistas aconsejan realizar el riego por lo menos una vez a la semana, puesto que se considera ésta la medida idónea para lograr mantener las condiciones, a parte de tener un drenaje en el suelo donde esté ubicada la planta, que permita que el agua del riego logre humedecer el suelo de la mejor manera sin tener que combatir el agua estancada.

Condiciones del suelo

Otro de los por cuidados del jazmín enano o jazmín Kimura que también resulta ser importante, son las condiciones en relación al suelo necesario para que se puedan desarrollar las raíces de esta planta, como es una necesidad primordial. En ese aspecto debe ser un suelo fresco, y que tenga las mejores condiciones para el drenaje, para que se pueda mantener húmedo la gran mayoría del tiempo. Otra condición se relaciona al pH del suelo, que debe ser ligeramente ácido.

Exposición al sol

Otro de los cuidados que necesita el jazmín enano, como todos los jazmines, es que esta planta requiere estar en un espacio donde se encuentre expuesto a la luz del sol, por lo que es preferible ubicarlos en áreas abiertas o en espacios que se encuentren al aire libre. Debemos considerar la luz del sol como un requerimiento vital, que nos debemos plantear en primer lugar sobre los cuidados que necesitan el cultivo de este tipo de jazmines.

En relación a la exposición de la luz del sol que necesitan los jazmines enanos, se sabe que también se distingue de las otras especies de jazmín porque debe prevenir la exposición de forma directa de la luz, porque la intensidad de los rayos puede provocar quemaduras en las delicadas y pequeñas flores, y en las hojas de dicha especie.

Floración

La floración del jazmín enano o jazmín kimura es bastante expansiva porque se da todo el tiempo, sus ciclos pueden resultar bastante cortos, pero inmediatamente que culmina una etapa de floración se inicia otra, de esta forma el jazmín enano esta prácticamente floreado todo el año, empezando el primer mes del verano y terminado al finalizar la época de otoño.

Cuando las flores se encuentran en la época de vejez, es de suma importancia retirar las flores que ya estén marchitas para que no afecten al resto de las flores. (Ver artículo significados de las gerberas y sus colores)

Reproducción

La reproducción no es complicada, esta planta se puede reproducir por medio de semillas o a través de esquejes, si se hace mediante esquejes se necesita una estaca que tenga un tamaño de 8 a 10 cm aproximadamente de largo.

Se debe realizar en la época apropiada para que de esa manera la planta pueda crecer perfectamente, la época ideal es entre los meses de la primavera y del verano, se puede colocar para que pueda enraizar en macetas pequeñas y después trasplantar a otra más grande, siempre tomando nota que las macetas deben tener un buen drenaje.

En el caso de realizar el cultivo mediante las semillas, lo que se debe realizar primero es un germinados de semillas y cuando la planta tenga las hojas de un tamaño razonable de deben cambiara a macetas más grandes. A continuación un vídeo que muestra como cultivar el jazmín enano o jazmín kimura.

Jazmín enano en maceta

El jazmín enano se puede sembrar en macetas, pero es de suma importancia considerar dos (2) aspectos, uno de esos aspectos es que se puede plantar el jazmín enano en una maceta para que se desarrolle el reto de su vida en ella o de manera temporal, para posteriormente trasplantarla al suelo directamente.

Si se va sembrar en una maceta para siempre debe ser una maceta que sea amplia, y que tenga una profundidad mínima de 10 cm, para a medida de que las raíces vayan creciendo tengan el espacio necesario para su crecimiento. Es importante destacar que si plantamos un jazmín en una maceta, ésta se debe ubicar en un ambiente que sea luminoso para que pueda recibir la luz del sol.

Usualmente es muy común conseguir jazmines enanos sembrados en macetas dentro de espacios interiores, ante esta situación se deben realizar los mismos cuidados que mencionamos con antelación,  para lograr mantener la vitalidad de la planta por mucho más tiempo.

Otras recomendación relacionada con el jazmín enano en maceta, es que se hecha al sustrato una poca cantidad de sulfato de hierro o de hierro líquido, que sirve para aumentar el proceso de floración y para mejorar su apariencia.

Es fundamental tomar en consideración que aunque el jazmín enano esté plantado en una maceta, puede llegar a padecer de las plagas más conocidas que atacan a estas especies, generalmente son: cochinillas o pulgones, por esta razón se debe realizar la fertilización en la época de invierno y si se puede, limpiar las hojas con mucho cuidado, de manera frecuente, con solamente agua.

Enfermedades que puede sufrir la planta

Entre las enfermedades que puede llegar a padecer esta planta, es importante saber que se puede evitar por medio de los cuidados que hemos explicado anteriormente.

Estas plantas son propensas a contraer ciertas enfermedades, probablemente por encontrarse al aire libre o por el descuido de los cuidadores, entre éstas posible enfermedades: la presencia de hojas de color amarillo, lo cual ocurre por exceso de riego y se puede llegar a controlar por medio de la verificación del drenaje del suelo.

Otra de las enfermedades son las machas de color marrón en las hojas, esto puede ocurrir por falta de iluminación; otra enfermedad podría ser la clorosis y las flores se caerán antes de su tiempo, esto puede llegar a ocurrir por la pudrición de la raíz o por un exceso de humedad en el sustrato

Por esto se mencionaba entre los cuidados, que es sumamente importante tratar de prevenir cualquier tipo de enfermedad que puedan presentar otras especies de estas plantas como son: por ejemplo el jazmín silvestre o el jazmín magno.

(Visited 6.740 times, 1 visits today)

Deja un comentario