Dalia enana: Semillas, cómo sembrarla, cuidados y más

En este artículo hablaremos de la dalia enana, planta con flores muy llamativas, hablaremos de sus características, de sus cuidados, de sus variedades y algunas cosas más.

dalia enana

Dalia enana

La dalia enana es una planta cuya especie pertenece a la gran familia de las dahlia imperialis y de la dalia pompon o de la dalia cactus. Aunque es una de las variedades más sencillas, no se puede perder de vista, entre sus pétalos se encuentra condensado el exotismo mexicano que es característico de esta bella planta.

Características

Las dalias enanas son plantas idóneas para el cultivo ornamental y resultan ser una de las plantas favoritas de gran cantidad floricultores. Esto es debido a sus características y los cuidados que requiere la misma. (Ver artículo significado de las gerberas y sus colores)

-La dalia enana es una planta que se desarrolla apicalmente hasta un promedio de cincuenta (50) cm de alto.

-Las dalias enanas pueden soportar los cambios fuertes de temperaturas.

-La dalia enana tiene raíces tuberculosas.

-Se encuentra catalogada, la dalia enana, como una planta herbácea.

-Las dalias enanas presentan una gran variedad de colores, los colores más comunes de sus flores son: el color rojo, el color blanco, el color amarillo, el color rodado y el color anaranjado.

-Las dalias enanas son una de las clases de dalias que no tienen tanta cantidad de pétalos.

dalia enana

Tipos

La principal característica que poseen las dalias enanas es su naturaleza polimorfa, es decir que puede presentar varias formas sin que cambie su naturaleza. Las dalias forman parte del género familiar mexicano, que resulta ser muy numeroso, dentro de esta variedad tenemos algunas especies que detallaremos a continuación:

Dalia enana croco

La dalia enana croco es uno de los ejemplares de mayor tamaño dentro de esta clasificación. Estas pueden llegar a alcanzar hasta los sesenta (60) cm de altura. Esta clase de flores presentan una coloración bastante peculiar, porque tienden a presentar tonalidades entre el amarillo y el naranja. Pero la parte del centro o lo que es la base de los pétalos, muestran un tono rojizo que resalta el capullo de color amarillo intenso.

dalia enana

Dalia enana stella

La dalia stella, es una planta cuyas flores se caracterizan por ser muy simples, son muy parecidas a una margarita. Pero los pétalos de la dalia stella tienen una apariencia aterciopelada y son de color rojizo. Esta variedad puede llegar a crecer más o menos hasta los treinta (30) cm de altura, sin dejar de ser una flores muy llamativas.

Dalia enana Mignon

La dalia enana mignon o dalia mignon es una planta que se caracteriza, dentro de la familia de las asteraceae, por ser la más tradicional y simple. Presenta una gran diversidad de colores en sus flores, siendo la más común la de flores color rojo. Esta planta puede llegar a alcanzar alrededor de treinta (30) cm de altura.

dalia enana

Dalia enana variada

Las dalias enanas variadas, se nombran al grupo de dalias que presentan diferentes colores y que poseen una gama mediana de cantidad de pétalos. La corona de estos se encuentra conformada por tres (3) grupos de pétalos, y es por este motivo que se denomina a las flores de la dalia enana variada como flores semi-dobles.

Significado

En el transcurso de la época Victoriana, se empezó a utilizar el uso del lenguaje de las flores, principalmente entre los jóvenes con edad para casarse. Cada flor simboliza o trasmite mensajes distintos, en lo particular la Dalia posee algunos significados.

En principio simbolizan la impulsividad y la pasión de la juventud. Los caballeros jóvenes regalaban dalias para indicar que se encontraban buscando una aventura amorosa, una infidelidad, o que se dejasen llevar por la pasión del momento.

Por este mismo motivo, para algunas personas la Dalia simboliza de alguna forma la traición. Pero también puede ser una forma delicada de solicitar a una persona que modifique su forma de vivir, que se aventure a iniciar un viaje o a descubrir cosas desconocidas.

La dalia es una flor que te solicita la expansión del pensamiento y de las ideas, simboliza el rompimiento de los lazos o raíces que obligan a mantenerse en un mismo sitio o en el mismo punto de vista.

dalia enana

Estos significados que mencionamos anteriormente se aplican en general para todo tipo de Dalia, pero si deseamos profundizar en el lenguaje de las flores, a continuación detallaremos lo que simbolizan los colores de las dalias de manera más específica:

Las Dalias blancas: generalmente las flores de color blancos simbolizan la pureza y la castidad, pero cuando son dalias blancas estas representan una forma de seducción.

Si una persona obsequia una Dalia de color blanco, significa que busca seducir a la persona que recibe la flor, de manera insistente hasta logre que caiga en su trampa y la persona no tiene muchas probabilidades de resistirse.

Las Dalias rojas: por su lado indican que existe una pasión devota, no es algo pasajero, sino que en realidad está haciendo una una invitación, para a vivir un amor y una pasión eterna, que resultará ser una experiencia apasionante.

Es una manera de decir que con la persona que la regala nunca te sentirás aburrida, y si regala varias Dalias rojas en grupo, por ejemplo en un ramo, esto representa un compromiso a largo plazo. Sin importar que exista algún impedimento, como puede ser que la persona ya se encuentre comprometida.

dalia enana

La Dalia rosada: simboliza la invitación a un crecimiento de forma personal, a atreverse a aprender cosas nuevas, a visitar lugares nuevos o a solicitar un cambio de opinión.

Por lo general, se entregaban las Dalias rosadas a las jóvenes inocentes o que tienen padres sobreprotectores, tratando de abrirle los ojos y para que se convierta en un persona más independiente y que sea capaz de tomar sus decisiones.

La Dalia azul: es la flor que obsequiaban los esposos engañados a sus esposas para demostrarles que se encontraban en conocimiento de su traición o al contrario. También simbolizan el descubrimiento, la frialdad posterior a la pasión. Es una manera de demostrar que va a realizarse un cambio en el futuro.

La Dalia amarilla: simbolizan todo lo contrario representan la fidelidad, son una promesa tácita de un amor eterno y leal, aunque en el pasado la persona no fuese totalmente fiel. Por lo general son las flores que regalan los maridos que se encuentran arrepentidos por su traición. Se debe tener mucho cuidado con las personas que regalan Dalias amarillas, porque a pesar de prometan fidelidad, nunca se sabe si en verdad piensan cumplir, porque si engañaron antes, lo pueden volver a hacer.

dalia enana

La Dalia naranja: usualmente estas flores representan tanto la felicidad como la alegría. Puede ser la felicidad de una petición de mano en matrimonio.

También puede simbolizar una declaración explícita de amor, que se regala con la esperanza de que la persona que recibe cambie la opinión que tiene sobre la persona que regala la flor.

La Dalia violeta: es una flor que simboliza el agradecimiento que sienten los hijos por sus padres por todo lo que han ofrecido durante sus vidas. Esta flor representa la impulsividad e la independencia de los jóvenes. Los hijos la regalan buscando el perdón de los padres por haber abandonado el hogar, ya fuese para casarse, para recorrer el mundo o para iniciar alguna aventura sin tener permiso.

Semillas

Las semillas de la dalia enana se utilizan para sembrar esta clase de planta. A pesar de que también se pueden sembrar por medio de los pequeños tubérculos que se consiguen a partir la planta principal. El desarrollo de las semillas tarda alrededor de unas diez  (10) semanas, es decir la germinación.

Pero, si hablamos del desarrollo a través de tubérculos éste solamente tardará unas seis (6) semanas. Las semillas se pueden conseguir después de que las flores se hayan secado por completo.

Es sumamente importante tomar en consideración que las plantas se desarrollan mucho mejor en temporadas específicas. Por esto se recomienda que la germinación de las semillas de las dalias enanas se realice en época de primavera. (ver artículo galan de la noche o jazmin de noche)

¿Cómo sembrarlas?

El sembrar dalias enanas es muy simple, solamente se necesitan seguir unas recomendaciones para que estas se desarrollen de forma sana, bien sea en una maceta o de forma directa en el suelo del jardín:

Si hablamos de una maceta ésta deberá tener como mínimo unos treinta (3o) cm de alto. Se deben realizar unos huecos de unos veinte (20) cm para colocar el tubérculo, si son semillas basta con cavar huecos de unos 2 o 3 cm para colocarlas.

La tierra que se utilice debe se rica en potasio, porque este es el nutriente que prefieren las dalias enanas. Para lograr esto debemos hacer una mezcla que contenga tres (3) clases de sustratos, que son muy comunes dentro de la jardinería como son: la tierra, la perlita y la turba. La acidez del sustrato debe encontrarse entre los 6,5 a 7 de ph.

-Semilla, se usa para tener cultivares después de realizar la hibridación, que se efectúan en recipientes durante el mes de marzo y también para producir plantas en macizos.

Resulta bastante difícil y es un sistema que solo lo utilizan los floricultores que se encuentran dedicados a obtener variedades nuevas.

Si se plantan en macetas que contengan tierra vegetal con arena lavada, se ubican en un invernadero que tenga una temperatura promedio de 15ºC. Las plantas brotarán a las dos (2) semanas, después se pueden trasplantar a recipientes más grandes, hay que dejar una distancia de cinco (5) cm entre cada semilla, y cuando ya tengan unas cuatro (4) hojas pueden ser trasplantadas por segunda vez.

Después del mes de mayo se pueden trasplantar de manera definitiva en el suelo, conservando una distancia de ochenta (80) cm de separación. Por lo general las dalias enanas florecen el mismo año en que son sembradas. En noviembre, cuando culmina la floración, se deberán arrancar las plantas y se deben guardar los tubérculos en un lugar sin humedad.

-Los esquejes, se separan de los tubérculos principales, son los brotes que se obtienen de la planta original. Estos se pueden conseguir entre los meses de febrero a abril. Primero se deben colocar el cultivo de los tubérculos en lugares como por ejemplo, invernaderos entre los meses de enero-febrero sobre capas a temperaturas de entre 15-20ºC, en una tierra que esté compuesta por partes iguales de turba y arena.

Se pueden sacar los esquejes que midan unos 5 a 10 cm de largo del tubérculo madre, el procedimiento se debe realizar con una navaja que esté previamente desinfectada.

Los esquejes se colocan dentro de los invernaderos, distribuidos en bandejas con una temperatura ambiente promedio de 18ºC, que contengan una mezcla de sustrato rica en nutrientes (lo que se llama una turba enriquecida). El riego se debe realizar de manera periódica en forma de lluvia, esto se hace para mantener húmeda la tierra.

El enraizamiento se debe producir después de dos (2) o tres (3) semanas (logrando producir entre 20-60 esquejes por cada tubérculo en unos 3 meses). Las plantas que se obtienen de esta manera son por lo menos pinzadas una única vez.

-La División de los tubérculos, este método de reproducción es muy sencillo de realizar, se lleva a cabo separando los tubérculos que se encuentran bajo tierra, éste método sirve también para vigorizar la planta de la dalia.

Cuando se realiza la división del tubérculo, debemos verificar que cada porción contenga su yema correspondiente, porque si no es así, la reproducción no sería posible. Cuando se va a realizar la división de los rizomas, ésta se debe hacer en el momento en que se lleve a cabo la plantación.

El cultivo se recomienda realizarlo a finales del mes de marzo, el sustrato a utilizar debe ser ligero y debe estar húmedo.

Particularidades del cultivo en maceta

Para lograr cultivar dalias en maceta se recomienda utilizar la variedad de dalias enanas, que se pueden reproducir partiendo de semillas o si se van a utilizar tubérculos se recomienda que sea de variedades que han sido propagadas vegetativamente, pero reduciendo el tamaño por medio del uso de retardantes del crecimiento.

Cuando vamos a plantar semillas, se necesitan al menos unas ocho (8) a doce (12) semanas desde que se realiza la siembra hasta que se produce la floración. La temporada más recomendada para llevar a cabo este cultivo son los meses de febrero a mayo. La temperatura ambiente para el cultivo debe ser en promedio 19ºC. Estas plantas no soportan temperaturas que estén por debajo de 9ºC.

Cuando vamos a reproducir partiendo de raíces tuberosas se requieren unas seis (6) semanas para que se produzca la floración. Usualmente se usan macetas cuyas mediadas sean entre 20 a 25 cm. Se deberán dar ciertos tratamientos con productos fungicidas, en el momento de la siembra para prevenir las pudrición de las raíces.

El sustrato que se recomienda debe ser una mezcla cuyas proporciones sean 1:1:1 de tierra estéril, de turba y de perlita. Es recomendable que la turba se encuentre enriquecida con potasio, porque las dalia en general consumen mucho este elemento, esto se debe a su enorme capacidad de floración.

También se puede utilizar un abono que sea de lenta liberación o se puede aplicar fertirrigación a razón de 100 ppm sobre un abono que sea equilibrado (proporciones 2:1:2). La luz debe ser alta, se recomienda que se encuentre entre 30.000 y 50.000 lux, tratando de evitando una excesiva subida de la temperatura.

Cuidados

Si lo que deseamos es tener en el jardín unas dalias enanas que nos regalen sus hermoso colores, debemos tomar en consideración una cantidad de factores y de condiciones que necesitan estas plantas para desarrollarse sanamente y de la forma adecuada, que detallaremos a continuación:

Las dalias enana son plantas que exigen luz. Para poder florecer y crecer de una forma adecuada, necesitan de gran cantidad luz solar de manera directa, en especial cuando se encuentran en regiones muy altas, en cambio, en las regiones con clima tropical, pueden llegar a soportar un poco de sombra sin que sea excesiva.

El espacio donde plantemos las dalias enanas es otro factor que debemos tomar en cuenta, porque las dalias en general, necesitan espacio para poder desarrollarse; en especial en lo que se refiere a la profundidad, porque sus raíces son muy extensas.

El riego de las dalias enanas debe ser moderado y se debe hacer tomando en cuenta el clima, debemos evitar los encharcamientos para prevenir la pudrición de las raíces.

La temperatura idónea para el desarrollo de las dalias, varía según la especie, pero pueden llegar a soportar inclusive los 5°C. Lo más recomendable es seleccionar la especie que se adapte mejor a la temperatura del lugar de ubicación.

Si hablamos del terreno este debe tener una altitud media. La gran mayoría de las especies prefieren desarrollarse hasta una altura de 2500 mt, otras especies prefieren tierras bajas. De nuevo recomendamos seleccionar la especie según el ambiente en el que habitamos.

Las dalias enanas requieren de suelos sueltos, preferiblemente frescos y que tengan un buen drenaje. También se recomienda que el suelo contenga cierta cantidad de materia orgánica, con la finalidad de ofrecerle a la planta los nutrientes que necesita.

(Visited 6.796 times, 1 visits today)

Deja un comentario