Mosca Blanca: ¿Qué es?, daños causados y control

Mosca Blanca es el nombre vulgar de los insectos homópteros que son una especie perteneciente a la familia Aleyrodoidea. Estos individuos aleuródicos causan serios daños en plantas de diferentes cultivos, por lo que tanto en la horticultura como en la jardinería es considerada una plaga. Entra aquí para descubrir cómo prevenirla o erradicarla y aún más.

Mosca Blanca

La mosca blanca tiene múltiples predilecciones de plantas huéspedes por lo que ha afectado a través de la historia una amplia gama de cultivos, sobre todo en las regiones cálidas del planeta. Estos insectos cuyo nombre científico es Trialeurodes vaporariorum se ha convertido en una plaga muy temida por los agricultores y expertos de la jardinería, debido a su alto grado de resistencia a diferentes insecticidas y su rápida propagación.

Se le conoce también como mosca blanca de los invernaderos, por la frecuencia de encontrarse en ellos, así como en otros tipos de estructuras de la jardinería o de la agricultura para la protección de cultivos.

La mosca blanca es una de las plagas más habituales, pues ataca tanto a cultivos de plantas ornamentales como a los de hortalizas, frutales y verduras. Los cultivos o plantaciones que más se ven afectados por este tipo de plaga son el tomate, el pimiento, la berenjena, el calabacín, el melón y la sandía, entre otros.

Conoce la mosca blanca – Aspectos generales

Dentro de la familia de mosca blanca se encuentran distinguidas 1556 especies de este tipo de insectos. Los cuales se alimentan de una variedad de géneros de plantas, por lo general las especies distinguidas de mosca blanca son específicas para las plantas que suelen atacar. Solo unas pocas especies son plagas de cultivos importantes. Entre las especies de moscas blancas se encuentran:

  • Trialeurodes vaporariorum: Mosca blanca de los cultivos de vegetales, de muchos frutales, plantas ornamentales y muy común en invernaderos
  • Bemisia tabaci: Mosca blanca tomate y del camote
  • Aleurothrixus floccosus: Mosca blanca algodonosa
  • Bemisia argentifolii: Mosca blanca de la hoja plateada, plaga de muchos cultivos industriales
  • Aleyrodes proletella: Mosca blanca del repollo
  • Aleurocanthus woglumi: Mosca negra que a pesar de su color, es una mosca blanca en cítricos la cual ataca a estos frutales
Plagas del huerto

Todas estas especies atacan una gran variedad de plantas ornamentales, silvestres y cultivos hortícolas o vegetales. Esto ha hecho que el grupo de insectos denominados como mosca blanca se haya transformado desde el año de 1990 en una plaga de relevancia mundial, desde el punto de vista de la agricultura y la jardinería.

Las hembras de la población de mosca blanca viven en promedio más que los especímenes machos. No obstante ese promedio de vida va a depender de la temperatura en que se encuentren, como por ejemplo se ha comprobado

  • Machos que pueden vivir de 6 hasta 34 días en temperaturas entre 12 °C a 26 °C
  • Hembras que pueden vivir de 14 hasta 55 días en temperaturas entre 12 °C a 26 °C

Ciclo de vida

Las hembras son capaces de aparearse pasado solo un día de ser pasar a ser adulta. Se reproducen dejando sus huevos con frecuencia en el envés de las hojas de las plantas. Los huevos pasan de color amarillo pálido hasta alcanzar un tono algo verdoso antes de que eclosione y nazca la larva.

Durante el primer y segundo estado larvario el aspecto de las larvas se asemeja a una cochinilla aplastada. Las larvas son de un amarillo pálido y traslúcido, siendo difícil de distinguir a simple vista.

Al final de la forma inmadura, en el cuarto estadio larvario o ninfas de esta especie se le denomina pupa. En esta etapa se hacen visible los ojos junto con otros tejidos del cuerpo al engrosar y ensanchar la larva. A partir de allí se empieza a destacar algo en las hojas de la planta huésped.

Aunque en este estadio se les denomine pupa no pueden definirse como tal ya que lo hemípteros no exudan en este estado de desarrollo.

Del cuarto estadio larvario o ninfa emerge el adulto a través de una fisura en forma de T. Ocurriendo esta metamorfosis generalmente por la mañana.

Síntomas y Daños

Los daños que causa la mosca blanca pueden ser muy graves, ya que se alimentan chupando la savia de las plantas. Con esta acción debilita la planta hasta causarle la parada en su desarrollo o crecimiento, en los cultivos de frutales puede incluso ocasionar la pérdida de los frutos.

La mosca blanca en su estadio larvario consume una gran cantidad de savia, que contiene una gran cantidad de azúcar. Por lo que las larvas segregan el exceso en un fluido con textura de melaza.

Por lo que los daños y los síntomas causados por la mosca blanca son el resultado de la succión de la savia de las hojas y de la segregación de melaza sobre la superficie de hojas, frutos y tallos de la planta. Pudiendo afectar la planta con las siguientes consecuencias:

  • La fisiología de la planta, debido a lo cual se ralentiza el crecimiento
  • A la luz solar directa, las hojas pueden marchitarse y caer
  • En cultivos frutales, disminución de frutos o pérdida de la cosecha
  • La melaza depositada en el fruto favorece el crecimiento de mohos de hollín o negrilla. Desmejora su calidad e impide su comercialización
  • En casos graves de plaga, el fruto se llega a pudrir
  • Los mohos de hollín causados por la melaza depositada, también se desarrollan en las hojas. Reduciendo la fotosíntesis y la transpiración
  • La especie de mosca blanca, Bemisia tabaci es responsable de la transmisión de virus, como el virus del rizado amarillo del tomate
  • Disminuye el valor estético de los cultivos. Esto es especialmente importante en las plantas ornamentales
  • La larva del insecto inyecta enzimas en la planta alterando sus procesos fisiológicos normales. Esto puede causar daños en diferentes plantas, como por ejemplo: la maduración irregular en tomates y pimientos, el amarilleo de los pecíolos en garbera, amarilleo en las hojas de las judías verdes, etc.
  • Un síntoma también visible es la aparición de manchas cloróticas y amarilleo de las hojas.

¿Cómo Prevenir y Erradicar la Mosca Blanca?

La prevención es el mejor método que se debe llevar a cabo para evitar que la mosca blanca se convierta en una plaga en cualquier cultivo. Sobre todo en los cultivos que se encuentran en las regiones cálidas, así como los que estén bajo condición de invernadero. Algunas de las medidas que pueden ayudar a prevenir la mosca blanca son:

  • Proliferación de depredadores naturales, como por ejemplo las mariquitas
  • Riego continuo y adecuado para cada cultivo
  • Ceñirse a los calendarios de siembra establecidos
  • Desarrollar anualmente una rotación de cultivos
  • Eliminar las malas hierbas y maleza que pueda aparecer alrededor de los cultivos
  • Controlar con algún antihormigas eficaz la aparición de ellas, ya que protegen a la mosca blanca de sus enemigos naturales.

También es importante la vigilancia, cuanto más frecuente se esté observando el estado de salud de las plantas, detallar el envés de las hojas y su vigorosidad, menor será el riesgo de padecer cualquier plaga y más efectiva será la retirada manual.

Tratamientos contra la Mosca Blanca

Si no se llevó a cabo correctamente los métodos de prevención, apareciendo los primeros síntomas de la mosca blanca y las poblaciones pueden estar a punto de descontrolarse. Lo más seguro es que se tenga que recurrir a algún producto ecológico o mosca blanca tratamiento químico, de erradicación de plagas que ayude a combatirla en cualquiera de sus estadios.

Lo mejor es retirar la mosca blanca de forma manual por ser el método más inocuo. Esto se puede hacer si la población de insectos es poca.  A continuación algunos de los tratamientos que se pueden realizar para combatir la mosca blanca

Jabón Potásico y Aceite de Neem

El jabón potásico, éste tiene la propiedad de reblandecer el exoesqueleto de los insectos, estos quedan muy debilitados y acaban muriendo, además es un producto natural e inocuo para la salud.

Aproximadamente una hora después del tratamiento con jabón potásico, se aplicar el aceite de neem, que funciona como un insecticida natural extraído del fruto de este árbol. Este insecticida actúa frente a una amplia gama de plagas como: mosca blanca, minador, araña roja, trips, pulgones, etc.

Limpiador de Melaza
Posterior al tratamiento de jabón potásico y aceite de neem, es conveniente aplicar un limpiador de melaza. Eliminar la melaza es sumamente importante, porque esta es foco de atracción de hongos y bacterias perniciosas para la planta. Los limpiadores de melaza suelen además contener algún producto desinfectante que protegerá la planta de hongos y bacterias.

Tratamiento Natural Casero con Ajo

El ajo es uno de los remedios para la mosca blanca casero que funciona muy bien. Esto se hace machacando unos dientes de ajo, mezclándolo luego con suficiente agua. La solución obtenida y colocada en un recipiente pulverizador se aplica en toda la planta. Siendo una buena defensa contra la mosca blanca, hongos y otros insectos o plagas como la mosca roja.

Para mayor efectividad de este remedio casero se puede aplicar antes jabón potásico. Este producto tiene la propiedad de reblandecer el exoesqueleto de los ácaros, para que queden debilitados y sea más fácil su eliminación.

A continuación se comparte un video de cómo hacer una trampa mosca blanca, como tratamiento adicional a los anteriores.

¿Como hacer trampas para moca?
(Visited 1.046 times, 1 visits today)

Deja un comentario