Moringa: Historia, Origen, Uso, Propiedades y más

La tan aclamada moringa es sin duda una de las plantas del cuyo árbol se obtienen una diversidad de recursos valiosos. Entre estos, se sustentan los valores tanto energéticos como nutricionales, los cuales se destacan gracias a las propiedades que posee la misma desde el punto de vista medicinal.

moringa

De este modo, la moringa permite mitigar afecciones del tipo infecciosas, fatiga, procesos de inflamación e incluso el colesterol alto. Es una planta tropical que favorece totalmente su salud.

Historia de la Moringa

Es importante determinar la historia de la moringa considerando desde un principio que el árbol proviene de la India, específicamente al norte del país. El también conocido árbol tiene la capacidad de crecer en suelos de cualquier tipo. Siendo de tal modo que las condiciones de alta aridez no sea impedimento para que el árbol habite en cualquier lugar. Cabe destacar que en el continente europeo es muy poco conocido el árbol de Moringa.

Sin embargo, pese a tales afirmaciones la moringa es milenaria. Forma parte de la familia bien sea en el campo gastronómico como también en el espacio medicinal. El árbol tiene la peculiar consideración que se caracteriza por poseer un tronco especialmente corto pero grueso, acompañado de unos frutos que se alargan y cuelgan, dando semejanza a las baquetas que se utilizan para tocar instrumentos de percusión.

Generalmente, estas frutas que devenga la moringa se aprovechan tanto como sus hojas para el consumo humano al estilo verduras. Así como también se utilizan las raíces para realizar especias condimentarías de picantes para aderezar platos variopintos. Son las raíces de la moringa de forma similar a los rábanos y además se menciona que con sus semillas se comenzó a realizar aceites como el de behen. (Lee también sobre los Crisantemos).

Es gracias a lo milenario del árbol que se conocen los espacios comestibles de su planta. De tal modo que las hojas y frutos de la moringa se descubrieron históricamente como nutritivas además de ricas. Se detallaron en el recorrido de la civilización por ser un potencial anti oxidante acompañado de minerales, proteínas como de vitaminas. Antiguamente, el aceite era utilizado para realizar cosméticos y además jabones como también lubricantes.

moringa

Origen

La baqueta como también es conocida la moringa o el árbol de los milagros se ha venido utilizando, gracias a los beneficios que aportan a la salud del ser humano. Entre estos se destaca el poder antiviral, y antimicótico, como también lo es un grandioso antidepresivo y un potente anti inflamatorio. El árbol es originario de la India claro está, sin embargo crece en otras latitudes tales como en el continente africano, Asia y el sur de América.

Por otra parte, la planta es una potente fuente de vitaminas, proteínas y minerales. Por lo que se ha visto inmiscuida en la popularidad considerando que el consumo en exceso de la misma trae consigo algunos efectos secundarios, por lo que es recomendado que se utilice bajo seguimiento de algún especialista. Su origen se remonta además de India, a Sudán, Etiopía y además Filipinas. De tal modo que es un árbol de preponderancia tropical.

Tiene además la capacidad de ser cultivada en otros espacios del globo terráqueo sin presentar dificultad alguna. Puesto que el también denominada marango ha llegado a originarse inclusive alrededor del imponente monte del Himalaya. La moringa oliferia tiene una gran importancia en el desarrollo de los países que se encuentran en vías de desarrollo. Puesto que el palo de tambor o rábano picante contribuye a la alimentación de los mismos.

De tal modo que originariamente, en el continente americano se encuentra en latitudes de la talla de Argentina, Cuba, Paraguay como también en República Dominicana. Por su origen tropical y sub tropical tiene la capacidad de crecer en cualquier tipo de suelo. Asimismo, el árbol de origen caducifolio crece de manera rápida, pudiendo llegar entre 3 a 5 metros de altura siempre y cuando las condiciones del clima le sean favorables.

Originalmente, el árbol de moringa posee una altura máxima de 12 metros, acompañado de unas ramas que cuelgan y hojas de color verde. Estas se componen de tripinnadas y foliolos pequeños. Al cabo de su plantación, es decir una vez pasados 7 meses del mismo la misma florece, con un color blanco cremoso.

Los colgantes del árbol son de forma triangular y de color marrón, dentro de las mismas se encuentran las semillas incrustadas, las cuales al igual que los colgantes son de color marrón. Es un árbol rustico pero sumamente fácil de cultivar. (Te recomendamos leer sobre este interesante artículo referido a los claveles enanos o pequeños).

Usos

Hasta la actualidad, la moringa es utilizada de una manera tan amplia gracias a los elementos que le caracterizan, por su capacidad de curar como de prever enfermedades diferentes. Por lo que, entre sus usos se suele tener el empleo en las áreas de gastronomía, como también en la realización de aceites y purificando el agua, además de ello en el campo de la agricultura como en el de la ganadería.

En cuanto a su uso en la gastronomía, por su sabor se incorpora como especia. Es agradable al paladar y además de ello se puede comer directamente, en especial lo que son sus hojas y flores. Estas últimas son de un color crema, las cuales suelen aparecer durante la sequía del hemisferio una vez que el árbol comience a perder sus hojas. También, se cosen para realizar guisos por su potencial en carbohidratos y rico sabor.

moringa

Además de ello, las hojas se utilizan para hacer ricos pero picantes jugos creados a partir de las vainas verdes, con gustos similares al de las judías. También se aprovechan hervidas y con sal para consumirla como si fueran garbanzos e incluso también tostadas tienen un rico sabor, aunque amargo pero con la potencialidad de permanecer por mucho tiempo. Las raíces de la moringa también se aprovechan para ser utilizas en la gastronomía.

Ahora bien, también otro de los usos que se le da a la moringa es el de aceite. Este surge a partir de la extracción de sus semillas para realizar un aceite de la más alta gama, rico en elementos tales como grasas insaturadas. Este tipo de aceites se utiliza bien sea como combustible o para aderezar ensaladas. Además de ello, es un recurso para la fabricación de combustible de biodiesel de grandiosa calidad.

Asimismo, purifica el agua a través de la optimización de sus semillas como de sus vainas. Estas se componen de poli electrolitos, los cuales además de ser aptas para el consumo humano, son eficaces para tratar el agua tras eliminar lo turbio. Los compuestos proteicos permiten que se absorban, además de neutralizar los coloidales que se encuentran en el agua turbia, permitiendo entonces que se decante o filtre de mejor manera y de forma biodegradable.

En este orden de ideas, la moringa se utiliza en los espacios ganaderos y agrícolas tras realizar abonos y fungicidas para combatir a los hongos que tienden atacar a las raíces de la planta. Además de ello, la moringa sirve para hacer heno o pasto de consumo para los distintos tipos de ganados tales como los caprinos, vacunos, ovinos, porcinos e inclusive animales de avícola. (Te recomendamos leer este interesante artículo sobre la madreselva).

moringa

Con la moringa se incrementa tu peso, talla, tamaño y producción. La madera de la moringa se utiliza para realizar leña además de carbón e incluso papel de calidad. Asimismo, las raíces sirven para realizar condimentos picosos. De tal manera que la diversidad de elementos con los cuales se les puede dar uso tanto a las hojas como a las raíces de la moringa no discrimina, es tan amplia como diversa. Por ende, conozcamos ahora sus propiedades.

Propiedades

Todo pero casi todos los elementos que componen a la moringa tienen la capacidad de aportar a la vida de los seres vivos. Es decir que tanto en la medicina como en las comidas. la planta gracias a sus propiedades, el interés de la misma en la población ha ido incrementándose. De tal modo que sus hojas, raíces y tallos son ricos en minerales y proteínas, como también en vitaminas de las tallas A, B y C. Por lo que son recomendados en todo tipo de personas, desde niños, ancianos hasta mujeres embarazadas.

Por lo que los contenidos de sus propiedades se orientan entre hierro y calcio, equivalente a las proporciones que pueda tener las espinacas. Asimismo, posee una cantidad significativa tanto de metonina como de cistina, las cuales son aminoácidos que escasean en el mundo. Las bayas que trae la moringa son totalmente comestibles, con un sabor similar al de los espárragos. Así como también se cocinan tanto vainas como flores para hacer algún tipo de té.

De acuerdo a ello, los derivados de la moringa poseen elementos potenciales del tipo antibiótico, capaces de actuar contra los estados de tensión alta y baja así como también contra el tripanosoma. Asimismo, tiene la capacidad de aliviar los estados inflamatorios, espasmo y úlceras, como también la de reducir los niveles altos de azúcar en la sangre y de colesterol. Son sus semillas como las cortezas las que se utilizan para reducir los problemas en la circulación sanguínea.

moringa

Para concluir, la moringa y sus propiedades son multifuncionales, por lo que se considera una especie asombrosa dentro del reino plantae. Es considerada dentro de los saberes populares como la todopoderosa, capaz de curar así como de prevenir un promedio de 300 patologías, donde se incluyen la diabetes, las jaquecas y hasta el acné. Siendo esto posible, es gracias a su poder curativo que se le otorga el nombre de árbol de la vida.

Digestivas

En cuanto a las propiedades digestivas que posee la moringa, esta se encuentra en la capacidad de aportar positivamente en contra de estados tales como la colitis ulcerosa, el estreñimiento y la terrible gastritis. Gracias a los extractos que posee la planta, así como el poder antibiótico y antibacteriano, permite que el cuerpo se inhiba de agentes patógenos que puedan crecer en el cuerpo. Sumado a ello, el contenido de vitamina B permite que la digestión sea más favorable.

Antioxidantes

Como antioxidante, la moringa se encuentra en la capacidad de accionar ante cualquier daño al corazón; por lo que ha demostrado su capacidad de prevenir daños cardíacos. Dentro de estas capacidades, reduce también los cálculos que se localizan tanto en la vejiga, como en los riñones y en el útero. La moringa posee dos propiedades vitales las cuales son la niaziminina y el isotiacianato, quienes disminuyen los estados de engrosamiento en las arterias.

Es a través de los compuestos que posee la moringa que el cuerpo humano aumenta la cantidad de glóbulos rojos, y además absorbe mayor cantidad de hierro. De tal modo que permite prevenir además de tratar enfermedades como la anemia y aquella referidas a las celular falciformes.

Con tan solo un pequeño porción de moringa se puede aumentar los niveles de antioxidantes sanguíneos. Esto se debe al contenido de ácidos cloro génico como de quercitina, quienes promueven combatir la oxidación y el envejecimiento.

Antidiabética

La moringa es un potente medicamento que permite reducir la cantidad de azúcar en la sangre; como también merma la glucosa y distintas proteínas que se localicen en la orina. Esto permite que los niveles se regulen, especialmente mejora los de la hemoglobina. Disminuye además de esto, la velocidad con la que tanto glucosa como azúcar llega al torrente sanguíneo gracias a los isotiocianatos, que contiene la moringa.

Anti-inflamatoria

En cuanto a su acción anti inflamatoria, la moringa tiene la capacidad de reducir por ejemplo los edemas que se originan una vez que se acumulan los tejidos en el cuerpo. Es aquí cuando la planta permite prevenir el desarrollo de cualquier tipo de desordenes de este origen.

Por lo que gracias a los isotiocianatos la moringa actúa como elemento preventivo en afecciones tales como el cáncer y enfermedades del corazón. Sus propiedades de este tipo han sido comprobadas tras estudios en seres vivos.

Antimicrobiana

Tantos son los beneficios que tiene la moringa tras las propiedades que la misma posea, que además protege a los órganos internos como el hígado de posibles daños que se origen producto de la ingesta reiterativa de fármacos.

Lo que incide en acelerar el proceso de reparación de los tejidos del órgano. La moringa es triple A: antimicrobiana, antimicótica y antibacteriana. Por lo que tiene el poder de combatir y ganar la lucha generada por infecciones como por ejemplo la salmonella, la coli y el rhizopus.

Otras propiedades

Rápidamente se mencionan otras distintas propiedades que posee la moringa:

  • Protege al cabello, manteniéndolo tan limpio como saludable. Esto producto de las proteínas que trae la planta la cual protege a las células de la piel, que son capaces de ayudar a mitigar tanto infecciones como llagas.
  • Asimismo, la niazimicina en la moringa permite que se supriman las células que originan el cáncer.

  • También posee fósforo y calcio, los cuales ayudan a que los huesos se mantengan tanto sanos como fuertes. Por lo que se recomiendan sus propiedades en los casos de artritis.
  • Otro de los elementos con los cuales se considera la magia de la moringa es por su acción combatiente en casos tales como la ansiedad, la depresión y los episodios de fatiga.
  • De este mismo modo, la moringa es un muy importante medicamento para curar heridas y cicatrices.
  • Reduce además los episodios de asma como también las enfermedades de los bronquios. Asimismo, mejora la capacidad de la función de los pulmones, como también de la respiración.
  • Por último, la moringa incide positivamente en prever que se dilaten los vasos de la retina, como también que engrosen las membranas pertenecientes a los poros capilares. De igual manera impide situaciones donde la retina pierda sus funciones.

Efectos secundarios

A pesar de los muchos beneficios que la moringa regala por su naturaleza característica, es recomendable que su uso sea regulado por especialistas en medicina natural. Esto debido a que se han identificado algunos problemas que resultan del uso excesivo de la planta. Asimismo, los riesgos también ahondan cuando se mezcla con otros medicamentos. En especial alerta se menciona la levotiroxina y demás remedios que se utilicen para la tiroides.

Del mismo modo, la moringa debe evitarse si se une con medicina que trate al hígado. Esto motivado a que tiende a disminuir los efectos con los que se trabaja, ocasionando posibles complicaciones. Además de esto, los fármacos que se refieren al cuidado del cuerpo humano con diabetes deben ser combinados con cautela, porque tienen a disminuir el azúcar de la misma. Al igual que puede suceder con los medicamentos para controlar la tensión y presión sanguínea.

Contraindicaciones

En cuanto a las contraindicaciones de la moringa, existen quienes advierten sobre el uso moderado de la planta. Esto se debe a que los efectos secundarios que resultan tras su consumo excesivo son perjudiciales para la salud. Lo cual incluye episodios de insomnio como también un elevadísimo nivel de glóbulos rojos y de acidez. La moringa puede que resulte ser beneficiosa, pero también es peligrosa si es consumida sin atención ni cuidado médico.

Tal es esta afirmación que los tiempos invertidos en determinarlo superan los 50 años de estudios en laboratorios. Además que se ha venido utilizando como paliativo contra el hambre en las naciones sub desarrolladas y más pobre del planeta. En la actualidad las personas han optado por utilizarla de manera indiscriminada, pensando que es una planta que no causa daño alguno. Su consumo debe hacerse con objetividad y claridad en cuanto a qué se requiere de ella.

Variedades

La moringa es una variopinta diversidad de planta que se encuentra en el espacio físico natural. Es un árbol, sí, y tanto sus hojas como raíces de aprovechan para el uso de los seres vivos. El primer año de vida suele llegar a medir un promedio de 3 metros de altura, mientras que una vez llega a la madurez excede los 8 metros de alto.

Su forma varia del resto de los arboles puesto que se abre en forma de sombrilla, produciendo flores con un aroma exquisito durante todo el año, acompañado de un fruto único y largo.

Descripción

La moringa se describe a partir de los elementos que la componen, de los cuales se atribuyen las más de trescientas enfermedades donde coacciona asertivamente. Es por ello que dentro de sus rasgos descriptivos se destaca la presencia de una serie de vitaminas tales como la A, la B o llamada también tiamina, la B2 o riboflayina y la niacina o B3.

De este mismo modo se encuentra una cantidad generosa de ácido fólico y ácido ascórbico, acompañados de zinc, calcio, fósforo, potasio y magnesio. Todos bajos en grasa y sin colesterol.

Preparación y métodos de servir

Como es bien sabido, la moringa es un árbol y del mismo se aprovechan tanto las raíces como las hojas y cortezas. En este caso, las rojas se concentran en una cantidad beneficiosa de vitamina C y además otros antioxidantes, de los cuales resulta un sabor picante que suele ser aprovechado en la gastronomía dentro de guisos como en las ensaladas. Además de ello, se puede triturar, encapsular e inclusive espolvorear dentro de los alimentos, al mejor estilo de los suplementos nutritivos en jugos, batidos, salsas y otras.

Polvo

El polvo de esta magistral y potente moringa permite que los sabores de la misma lleguen a su paladar de una manera plena, saludable, agradable y natural. El olor de la moringa en polvo es similar al de las plantas herbáceas, como por ejemplo al perejil, como también se acompaña de hierbas más fuertes de la talla del laurel, el heno y la yerba mate. Cuando se espolvorea la moringa en los platos, salsas y jugos, el aporte de nutrientes estará sin alterar el sabor principal.

De tal modo que lo único será que brindará un color verde a los alimentos. El polvo de moringa se puede incorporar al día a día gracias a su fácil uso tras esparcirlo en cualquiera de los platos que se encuentren dentro de la dieta diaria. Por ejemplo en los desayunos bastará con incorporar 3 cucharitas a un batido, a una ensalada de frutas, a alguna tostada para balancear el alimento y así aprovechar sus beneficios.

En los almuerzos o platos fuertes también vale la pena espolvorear en las pastas, cocidos, arroz, verduras, legumbres, carnes y pescados. Esto no altera en lo absoluto los sabores originarios de los platos. Lo único que permite es aportar una función extra al alimento, garantizando que el aporte natural y saludable se refleje en los alimentos. De igual modo, las proteínas, grasas, minerales, fibras, carbohidratos que componen a la moringa son un gran equilibrio para la dieta de los seres vivos.

No contiene elementos que resten calidad a los alimentos y bien pueden ser gozados por todo tipo de personas sin discriminar su edad. Los 9 aminoácidos que son esenciales para el cuerpo y organismo humano los posee la moringa.

Es decir que una vez se decide incorporar esta a los alimentos, se estará comenzando a generar un hábito de salud al cuerpo. Fortaleciendo entonces positivamente al sistema inmunológico y además permanece en el individuo de manera tal, que se refleje en la calidad de vida a largo plazo.

Vainas y Hojas

En cuanto a las vainas y hojas de la moringa, de igual manera ambas concentran los elementos nutritivos originarios del árbol. Estas se consumen como si fueran verduras, pero las raíces se llevan a un punto para ser transformado en especia como el picante. Sus frutos o vainas, así como las hojas y semillas son utilizados para crear heno de consumo para los ganados. En ciertos países del continente africano, las semillas se utilizan para sanear las aguas.

De igual manera, las hojas de la moringa se utilizan para crear abono biológico a ser utilizado en los sembradíos. En este orden de ideas, de sus hojas resulta crear el aceite cuyo fin se remite al cuidado por ejemplo de la piel que ha sido dañada, se encuentra seca o ha envejecido. Se usa también como lubricante en las industrias y hasta se puede crear biodiesel.

Recetas

Se recomienda también como ingrediente dentro de algunos platos. A continuación se plantean tres recetas que incluyen a la moringa. La primera de ella es un smoothie, elaborado a base de plátano, agua de coco, maní y hojas de moringa. De estas, todos los ingredientes se colocan en la licuadora hasta obtener una mezcla que sea heterogénea de fácil consumo. (Te recomendamos leer sobre el significado espiritual de la amapola).

Por otra parte pero sin desvincularnos de las recetas, la sopa de pollo oriental también resulta atractiva para combinar con la moringa. Para ello se necesitaran 4 piezas de pollo, acompañadas de tres tazas de agua con dos de caldo de pollo, además de una cebolla grande cortada a lo largo, un poquito de jengibre junto a 4 dientes de ajo ya picados, un par de chayotas y una taza de hojas de moringa. Estos se acompañan con un poco de chile y aceite de oliva.

En cuanto a su preparación, se deja dorar el ajo y se incorpora tanto la cebolla como el jengibre hasta que la cebolla se ablande. Posteriormente se añaden las piezas del ave hasta que se vayan dorando. Luego, se incorpora tanto el caldo de pollo como el agua hasta dejar hervir por un lapso de 40 minutos. Todo esto a fuego medio. Luego de ello, se colocan la chayota y el chile, revolviendo por 5 minutos. Ya para concluir, se coloca la majestuosa moringa y se deja cocinar por un lapso de dos minutos.

Una última receta a recomendar es realizar un guacamole en conjunto a la moringa. Donde se necesitaran 3 aguacates y dos ajíes mas media cebolla, un chile, un poco de limón, cilantro y una cantidad generosa de moringa en polvo. En cuanto a su preparación, se saca todo el contenido de los aguacates, paralelamente se pican la cebolla, el chile, los ajíes y el cilantro.

Todo se ubica en un recipiente para ser mezclado con un tenedor de manera homogénea. Ya mezclado, se agregan las hojas de moringa y se vuelve a mezclar nuevamente. Se debe evitar que el aguacate se oxide, por lo que se agrega entonces el jugo de limón y un poco de sal, tal cual sea el deseo del comensal. Es recomendable que una vez se prepare se ingiera de manera inmediata.

Pros y Contras

En cuanto a los pros y los contras referidos al uso de la moringa para con el organismo de los seres vivos, son muchos los beneficios que devengan del árbol de la vida. Entre los muchos pro se encuentran los nutrientes que acompañan el potencial anti inflamatorio como antioxidante que el mismo posee. Asimismo, la moringa tiene proteínas tal cual fuente animal, así como también incorpora en sus pros los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no produce.

Considerando los anteriores planteamientos, la moringa cumple con brindar vitamina D, hierros y fibras, como también incluye una rica fuente de potasio y los omegas. De igual manera, brinda polifenoles y quercetinas, las cuales acompañan a las vitaminas A, C y el complejo B.

También, es una fuente natural de betacaroteno e isotiocianatos quienes en conjunto al ácido clorogénico y a la zeatina, permiten actuar contra el envejecimiento. Una sola cucharada de 100 gramos suplirá su calcio, hierro y proteínas.

Mientras tanto, el potencial alcalinizante de la moringa es positivo para tratar enfermedades tales como inflamaciones, sida, reumatismo y asma. Así como también sirve de base como paliativo en patologías del tipo cardiovasculares, y aquellas donde la presión sanguínea sea alta. También, contribuye a que el dengue, el reuma, la anemia, la menopausia, la diabetes, el Alzheimer, la obesidad y la depresión disminuyan sus efectos sobre el cuerpo humano.

Pertinente a ello, mejora además la respiración y reduce los niveles altísimos de azúcar, así como también coadyuva al incremento de glóbulos rojos. Dentro de este orden, permite que la circulación sanguínea se incremente gracias a sus bienes como vasodilatadores. Además de estos elementos, es un fuerte luchador contra el colesterol. Es de acotar que la moringa posee más hierro de lo que pueda tener una espinaca, y es más fuerte que el plátano en cuanto al potasio.

moringa

Sin embargo, este magistral árbol debe ser aprovechado con sumo cuidado. Teniendo en cuenta que tanto las raíces como su corteza tienen efectos negativos si una mujer que se encuentra embarazada los consume. Esto, motivado a que los efectos abortivos que produce son inminentes si se consume en dosis muy elevadas. También, por su capacidad hipoglucemiante, su uso excesivo incide en que el individuo pierda el equilibrio, se desmaye o se debilite.

Asimismo, es una planta que ayuda a recuperar tanto la energía como los estímulos naturales. Sin embargo se recomienda evitar ingerirla horas antes de tomar la siesta o de dormir, puesto que incita al insomnio. Por el contrario, si se toma en ayunas genera acidez e irritación en el estomago. Continuando con sus contras, tiene un efecto laxante gracias a las propiedades de depuración que posee, por ende se recomienda habituar al organismo para evitar episodios diarreicos.

Puede que la moringa presente hartos beneficios al cuerpo y organismo humano. Sin embargo las complicaciones que resultan del abuso en cuanto a su consumo, deben ser atendidas con especial ahínco para evitar daños perjudiciales a la salud. Una de los males menos frecuentes pero muy delicados es que la misma tiende aumentar los glóbulos rojos, generando entonces un exceso de ellos en la sangre. Lo cual produce una enfermedad denominada policitemia.

Consumo de Moringa

El árbol de la vida, como también se la llama a la moringa, se puede consumir en cualquier tipo de alimentos como aporte nutritivo. Siempre y cuando se utilicen positivamente sus flores y semillas, hojas, frutos y raíces en platos o jugos por ejemplo. De este modo, en las frutas se le acompaña de manera cocida, mientras que sus semillas se tuestan a manera de convertirlas en un snack saludable recomendado entre comidas, o como aderezo en las ensaladas.

moringa

Asimismo, el beneficio de consumir sus hojas se gana obteniendo de ellas las vitaminas C y hierro. Las hojas se utilizan también para aliñar platos, siendo el favorito para acompañar ensaladas y platos fríos. Es también consumido como infusión por sus hojas. Dentro de este marco de ideas, la moringa en polvo se consume por su versatilidad y propiedades. Es ideal como suplemento en salsas, como también lo suele ser en zumos, cremas y los famosos smoothies.

Ya para cerrar este apartado en cuanto al consumo de la moringa o árbol de la vida, uno de los tipos de consumo y uso más diverso es el de aceite de moringa. Este elemento es tan nutritivo como hidratante gracias a su poder regenerativo, capaz de cuidar y rejuvenecer la piel. Siendo además un optimo fortalecedor del cuero cabelludo, para que así se evite la caída o el quiebre del cabello.

Primer día

Considerar que el consumo de la moringa se realiza sin abusos y reconociendo los beneficios de cada uno de sus componentes naturales y vegetales. El primer día de su consumo se sugiere pelar la semilla con sumo cuidado. Debe estar al tanto de poder observar el interior de la misma, la cual se asemeja a una pelota blanca o amarillenta. Posteriormente, debe triturarla poco hasta así tener una textura fácil de digerir en el cuerpo humano.

Durante el primer día de consumo de moringa, las mismas deben ser acompañadas de abundante agua natural. Por lo que se dice que su ingesta es similar a la que se realiza cuando se consume una capsula de medicamento. Este primer día se recomienda únicamente consumir dos semillas, una debe ser en horas de la mañana y la segunda ya cuando finalice la tarde. (Te recomendamos conocer sobre la planta de anthurium).

moringa

Tercer a quinto día

Una vez transcurrido algunos días, se recomienda utiliza media cucharada de moringa en el desayuno como acompañante de otro alimento. Esto se realiza dentro del tercer al quinto día, evitando abusar de la ingesta de la planta, puesto que se han de manifestar efectos no saludables tras tomar dosis muy grandes de esta.

Sin embargo ya pasados estos días se puede aumentar la cantidad de moringa para el consumo. Tomando en consideración que una cucharada al día es recomendable para la vida saludable del individuo. Una vez que comience de ingerir este ritmo de la planta, su estado de salud comenzará a mejorar. Si la persona se encuentra en recuperación tras algún padecimiento o enfermedad crónica, bastarán dos cucharadas de moringa.

Pero, si la persona padece de alguna patología a nivel del estomago, deberán reducirse los niveles de consumo. Por el contrario, si el estado de salud es optimo y con muy buenas condiciones físicas, tres cucharadas son beneficiosas.

Dos semanas

Al cabo de dos semanas, ya las infusiones e ingredientes complementarios pueden ser incorporadas a la dieta o al plan de nutrición, en donde se concentra a la moringa como acompañante. Para ello, se deberá cortar y lavar hasta escurrir las hojas. Posteriormente, en una olla se coloca aceite y se deja calentar. Ya pasado unos minutos, se incorporan zanahorias, granos, y ajíes picado finamente. Se remueve y enfría por unos 3 minutos.

Luego de esto, se añaden papas, jengibre y las hojas de la moringa. Se remueven los ingredientes sumado a dos tazas de agua caliente. Asimismo, se añade sal y cúrcuma, se revuele nuevamente y se deja cocinar. En este orden se agrega un poco de jugo de limón y sal según considere el comensal. Este guiso es especial en la cocina con moringa, puesto que destaca por la versatilidad con la que el árbol de la vida resulta beneficioso en muchos campos.

moringa

¿Cómo es la Siembra?

Tal como se ha descrito, el árbol de moringa suele llegar a tener una altura bastante considerable. Durante su primer año de vida tiende a ubicarse al menos en unos 5 metros de alto, siendo ya maduro o adulto, llega a 10 metros o más de altura. Se poda una vez al año para establecer un justo tamaño, además de retirar tanto las ramas viejas como aquellas que se encuentren podridas, favoreciendo que aparezcan brotes nuevos. (Te recomendamos conocer sobre el taray).

Cabe destacar, la raíz del árbol de moringa es del tipo pivotante, llegando a medir unos 30 metros en el suelo. Tras haber sido sembrada, al cabo de transcurrido unos 8 meses, la moringa comienza a florecer. Lo hará entre una a dos veces en el año. De este modo los frutos y vainas en tres meses podrán ser cosechados. Los vientos son sumamente perjudiciales durante los primeros días posteriores a su siembra, puesto que dañan tanto el tronco, como las vainas, ramas y frutos.

La moringa tiene la facilidad de poder plantada en cualquier espacio o jardín. De tal manera que su raíz es independiente, por lo que no competirá por tomar los nutrientes de otro cultivos. Bastará con tener una radiación solar proporcionada, sin exagerar, para que pueda crecer sin mayor inconveniente. Si usted no dispone de un jardín, puede sembrar la moringa en una maceta, en el patio o también en la azotea, siempre reciba luz del sol directamente.

En cualquier momento del año la moringa está dispuesta para ser sembrada. Para ello se prepara un hueco de plantación, al cual se le coloca un tanto de agua hasta posteriormente rellenar el mismo con una serie de elementos tales como estiércol, compostaje y tierra mezclada con vegetales. Este procedimiento se realiza mucho antes de colocar las semillas de la planta. Sin embargo, también puede realizarse en un espacio abierto o campo, con un suelo húmedo.

Cultivo de la Moringa

La moringa suele cultivarse mediante semillas o mediante la técnica horticultora de esquejes. Se realiza directamente en los espacios donde se considere cultivar, bien sea en macetas o el suelo. Para realizar el cultivo se deben abrir agujeros u hoyuelos en el suelo no mayor a 5 centímetros, en cuanto a profundidad se refiere. Luego, se procede a regar un poco hasta colocar la semilla. No se debe tapar, se riega con sumo cuidado sin excesos durante 10 días.

Si por el contrario, decide cultivar por esquejes, de ellos se toman únicamente las ramas del árbol ya maduro. Dejando entonces que se enraícen para que posterior a ello se planten en otro lugar, siendo este el definitivo. En cuanto a los sustratos y suelos, el árbol se adapta en su cultivo a suelos netamente ligeros, cuyo drenaje sea bueno y arenoso. La moringa no es un árbol que lleve mucho trabajo, no requiere de materia orgánica en exceso y crece fácilmente en suelos pobres.

Se recomienda durante su cultivo añadir progresivamente capas de compostaje orgánico, como también de humus realizado por lombrices. En cuanto al marco de su siembre, se debe cultivar dejando 40 centímetros de espacio entre cada una de las semillas. Por lo que si se pretende hacer el cultivo el maceta, la misma debe tener 30 centímetros de profundidad.

Ahora bien, en cuanto a la luz de la moringa durante su cultivo, el árbol de la vida crece de una manera más considerable en zonas cuya recepción de luz sea directa. Ya por último, se considera que la temperatura idónea para que la moringa crezca debe concentrarse entre los 22 a 35 grados centígrados. Pudiendo entonces resistir a los extremos de temperaturas.

moringa

Poda

En cuanto a la poda, la moringa tiende alcanzar un alto de planta de 60 centímetros. Se estima cortar las ramas a unos 10 centímetros desde la punta hasta la parte superior. Este tipo de acción se realiza bien sea pellizcando la moringa con los dedos o con una cuchilla. Es muy fácil de realizar por su ya conocido tierno terminal. En cuanto a las ramas secundarias, cuando alcanzan un largo de 20 centímetros deben recortarse hasta los 10 centímetros.

Al cabo de los tres meses de edad comienzan aparecer las flores de la moringa. Por lo que el pellizcado es necesario para que así vayan apareciendo las ramas sucesivamente. La técnica de la posa y el pellizcado fomenta la forma del tipo copa, con el cual se caracteriza el árbol. Además esto facilita que se creen mayor cantidad de vainas y desarrollar un tronco fuerte que maximice su producción. Si no se poda la moringa, su crecimiento se vuelve descontrolado.

Riego

Considerando la resistencia que posee el árbol en su totalidad, el mismo tiene la capacidad de soportar estados de escasas precipitaciones o sequía absoluta. Por el contrario a ello, si recibe exceso de agua tienden sus raíces a podrirse, en caso que el suelo donde ha sido plantada no cuente con un óptimo drenaje.

Fertilizante

Generalmente, la moringa tiende a crecer de manera positiva sin la necesidad de mucho fertilizante. Sin embargo, se puede aplicar un poco de estiércol y compostaje al estilo mezcla en el suelo, para que así se tapen los hoyos posterior a la plantación. Además de esto, se recomienda agregar fósforo a la raíz y en las hojas nitrógeno para incitar que las hojas crezca. Si está bien fertilizado el cultivo de moringa, permitirá que las hojas crezcan de manera excelente y produzcan más semillas.

En algunas latitudes mundiales, se acostumbra a cavar unos 15 centímetros en la época de lluvias para que así las hojas, cenizas así como estiércol natural llenen las zanjas de forma orgánica. Este tipo de enfoque tiende a promover que las vainas de la moringa sean mayores. Es decir que se presentaran mejores resultados tras aplicar además estiércol de granja, amonio y biodinámicas que incrementaran en su totalidad la capacidad del árbol.

Enfermedades

La moringa como árbol y su compleja pero rica diversidad le permiten ser un muy resistente frente, para evitar que la mayoría de las plagas provoquen daño alguno. Si las condiciones en las que se encuentra son de anegación o exceso de humedad, la raíz se pudrirá. Es decir que si las condiciones en las que se encuentra son húmedas, las plántulas deberán ser drenadas.

Cabe destacar que existen animales que bien aprovechan a la moringa para comérsela. Entre esos se destacan las ovejas, las cabras, los cerdos y el ganado vacuno. Sin embargo también son un potencial factor ocasionante de enfermedades en la moringa, por lo que se sugiere cercar los alrededores en donde se ubique la planta. Además de esto, la hormiga arriera y los conocidos gusanos son enemigos acérrimos de la vida de la moringa.

Ante tal realidad, se recomienda que para evitar se propague la placa y que genere enfermedades a la planta, se debe incorporar insecticida para destruir los hormigueros. Sin embargo, es necesario que se realicen pruebas a los insecticidas mucho antes de ser aplicados directamente a la planta. Esto se realiza motivado a que siempre debe preservarse la vida de la moringa, y evitar así que las hojas se quemen o muera la planta.

Cosecha

Para cosechar a la moringa, es importa destacar que son las vainas quienes deben pasar por el procedimiento, para que así estas sean aptas al consumo humano. La misma se realiza siempre que las vainas se encuentren jóvenes y no pasen del centímetro de diámetro, puesto que así tienden a encajar de manera fácil. Si las vainas son mayores a este periodo, su exterior será duro.

Considerando entonces que la cosecha se realiza cuando la producción de semilla se destina bien sea para la plantación, o como también resulta en otros casos para extraer aceites. En ambos casos se ejecutan en el momento que las vainas se encuentren secas con un color marrón, similar al del árbol.

En ocasiones, las ramas pueden ser apuntaladas por la cantidad de vainas que carga consigo y así se evita el quiebre o ruptura de algunos. Las cosechas de vainas se realizan mucho tiempo antes de su apertura o de que las semillas caigan.

Cuidado de la Moringa

Estableciendo que la moringa es una planta resistente y un árbol de gran envergadura, sus cuidados son netamente simples. De ellos depende muchísimo en sitio en el cual se cultiva la planta. Además de esto se considera que la misma sea anual o perenne. Por lo que su cuidado es básico sin obviar que las condiciones climáticas extremas (exceso de calor o exceso de frío), inciden en que la misma no se desarrolle ni mucho menos crezca.

¿Dónde puede crecer?

Para que la moringa crezca, requiere de condiciones geográficas específicas. Es decir que será pertinente el hecho de dónde se ubique, especialmente y las características climáticas, además de la radiación solar. Por ello se recomienda que su localización se realice en espacios donde exista poca sombra, con la finalidad de evitar la pérdida de nutrientes en las hojas. (Te recomendamos conocer sobre cuantas clases de jazmines existen).

A pesar de que la moringa sea resistente a los extremos climáticos, se debe prestar atención a estos particulares. Por consiguiente, la moringa crece en cualquier tipo de ambiente siempre y cuando las temperaturas se ubiquen entre los 21 a 33 grados centígrados. Si existe una abrupta elevación de temperaturas, la planta se seca y posterior a ello moriría. Por otra parte, si las temperaturas son bajas, no crecerá favorablemente la moringa.

Considerando las ya mencionadas condiciones en las que puede crecer la moringa, son las latitudes entre los trópicos en las que el magistral árbol de la vida se desarrollará. Ejemplo de ello son las naciones de África como Camerún, Etiopía, Madagascar, Nigeria, Sierra Leona, Togo, entre otros.

Además de estos se mencionan India, Malasia, Pakistán, Tailandia, Belice, Colombia, Brasil, Costa Rica y Haití. Todas las Antillas holandesas, el Caribe, Centro y Sur América, las Islas Fiji y Palau.

¿Cómo es su reproducción?

Ahora bien, para resumir cómo se reproduce la moringa, se hace mención a la técnica de multiplicación a través de las estacas. Esta técnica consiste en utiliza la madera dura del árbol de moringa. Para ello, se deben realizar cortes cuyo tamaño oscile entre los 45 centímetros al metro y medio de largo, esto correspondiente a unos 10 centímetros de grosor. (Te recomendamos conocer sobre la flor boca de dragón).

Por lo que las estacas se deben plantar de manera directa en el suelo o también en bolsas siendo, el caso de un vivero. Una vez que se decida por plantarse directamente, los esquejes deberán ser ubicados en suelos cuyas condiciones sean húmedas y arenosas. De este modo se planta únicamente el tercio según la longitud del suelo, considerando que los excesos de agua o aridez tendrán a podrir las raíces de la moringa.

En tal sentido, cuando las estacas se ubiquen dentro del vivero para reproducirlas, se debe esperar que el sistema radicular se encuentre desarrollado. Ya sucedido esto, se procede añadir minerales como el fósforo en el suelo, con la finalidad de impulsar que las raíces se desarrollen. Una vez que los esquejes se planten dentro del vivero se pueden colocar fuera de esto, un total de dos a tres meses.

(Visited 672 times, 1 visits today)

Deja un comentario